martes, 1 de abril de 2014

GABRIEL CISNEROS ABEDRABBO [11.411]


Gabriel Cisneros Abedrabbo

Nació en Latacunga, ECUADOR  en 1972
Escritor y comunicador social, gestor cultural. 
De la generación de los de adentro, de aquellos que fueron signados por la máquina y la globalidad en una estadística y no van a permitir el exilio ...

Dos de diciembre de 1972, habitante de un mundo donde los cuestionamientos transgreden al yo creador y se propagan en versos, en cantos, en ritos donde las sensaciones emigran al lector y se radican en él.

Ha publicado:

"Ceremonias de amor y otros rituales" 1996 (Casa de la Cultura de Chimborazo),
"Ego de piel" y "Cópula panteísta" 2003 (Ed. Pedagógica Freire),
"El otro Dios que soy Yo" y "Ombligo al infierno" 2004 (Ed. Pedagógica Freire), 
"Mujeres para Morir" 2005 (Ed. Pedagógica "Freire),
"Peregrinaje y Raptos" 2006 (Ed. Pedagógica Freire).

Además en antologías, revistas y periódicos dentro como fuera del país.

Actualmente se encuentra trabajando un nuevo poemario.

El creador también ha incursionado en la crítica artística en varios medios de comunicación social como diario “El espectador” (1999 – 2000), la Revista dominical Panorama de Diario Regional los “Andes” (2001 –2002), actualmente colabora con la revista “Vida a Colores” de diario “La Prensa”.





No lo dudes

Si me rompo en los molinos
y las viudas
se reparten mi cuerpo
en un mercado,
si se cae el manicomio
de mis libros
o me idiotizo
en un estadio
Da tus bailes 
a los juglares
pinta tu cuerpo
de aceituna
déjame oscuro
en mi estupidez
y quema la ropa
con la que alguna vez 
fui.

Poeta joven con todo el viento por delante, su palabra fluye como cascada de vidas y de muertes…





Réquiem

Magullo tus labios,
que en el retorno del fuego
nos harán danzar.

Anuncias mi muerte;
esperas que caiga dos
         diez
         cien veces
         rendido a tu dios;
         muriendo en tu cuenco.

Después de resucitar dos
      diez
      cien veces
      tus ojos son la música
      donde coexisten
      nuestros eternos
      y contradictorios silencios.






Resaca de piel

Quiero tu sexo en agua mineral,
placer de tierra en la nostalgia que compartimos.

Quiero tres mujeres desnudas bebiendo mi soledad,
para sentirme por un segundo acompañado.







Suicidio en ti

Para dejar una huella,
            transité tu mar
            me hice alga en tus estaciones
            y maté a mis yo,
                                    sin miedo
                                                sin asco.

Simplemente maté a mis iguales
para no parecerme a quien odiabas.

Los tonos intensos 
de tus pupilas
me borraron definitivamente.






El loco

El loco solamente susurra
en tu cuerpo:
se han suicidado los poetas
de tanto miedo…

El loco solamente escribe
y termina en una amapola de sangre
cantando el viaje.

(De Mi Yo Malo, con ilustraciones de Eddie Crespo, 2012)






ADVERTENCIA

Tú deberías saber
soy un villano mortal
que se hace pasar por Dios
para respirar tu amor.
Un día romperé
tu luz y tu eternidad
con un fantasma que hoy;
hoy no respira, hoy no esta.

Tú deberías saber
soy como todos fugaz
y sin embargo mi amor
tus huellas recorrerá;
de tus campos cosecharé
estrellas que al gritar
fragua en el cielo serán;
vida en la muerte y más...

Tú deberías huir
de mi espacio infernal
y sin embargo aquí estás
y sin embargo no estás.






SIN NOCHE DE BODAS

Sabina ebrio en los pómulos
nos invita un porro
untado con piel  bruja
a quemarropa ,
sin noche de bodas
me desnudo en tus veinte años
de príncipes que no llegaron;
tomo el balón en tu cancha
y me dejó hacer el primer gol.

Sabina sigue cantando
mientras las cenizas
caen en mi remordimiento
al verte cual tentación de Lot
inmutable en tu viaje

Tu sudor salado
mi lengua cansada
y la cama en jaque mate
gruñendo nuestro amor.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada