domingo, 16 de marzo de 2014

MATA-UIROA MANUEL ATAN [11.249]


Mata-Uiroa Manuel Atan 

Chile. Nació en la isla de Pascua en 1956. Pertenece a la etnia Rapa Nui, es poeta y abogado. Ha asistido a encuentros de poesía indígena en Concepción, Temuco y Santiago y a los encuentros internacionales de poesía en Puerto Ayacucho, Venezuela y Medellín, Colombia.

En 1972 constituyó un conjunto de bailes tradicionales. En 1978 ingresó a la fiesta “Tapati Rapa Nui” como coordinador y director, permaneciendo varios años, hasta 1996. Junto a Rodrigo Paoa Atamu coordina la mayoría de competencias culturales que se desarrollan en su lugar natal, eventos de renombre internacional. Desde 1980 hasta la fecha, integra el grupo Rapa Nui “Mata tuu hotu iti”, que lleva a cabo el rescate y preservación de los cantos, danzas, leyendas de la etnia Rapa Nui, habitante del Océano Pacífico.

Ganador de varios concursos de poesía de su pueblo. Invitado a la Tapati Rapa Nui hasta el año 2009, cuando fue censurado por las autoridades organizadoras.
Ha expresado sus poemas en diferentes eventos públicos de la Isla de Pascua. Durante su estadía en la Universidad de Chile creó y dirigió el grupo “Hoko Manu” de danzas y cantos Rapa Nui.






Todos los días
despierto
tú eres mi saludo

Con mi viento
tú respiras
encima de mi tierra
tú flameas

Todos los días
estoy sentado
te veo a ti
me clavas el corazón

Son felices los descendientes de Hotu
si caminan en Hangaroa
y tú no estás en el mástil

Oye pabellón de guerra
de los ancestros extranjeros,
da un paso
déjame respirar

Si enrojece el Reimiro
encima de un pedazo de género
galopa mi corazón
por mis ancestros
cubran mi féretro
con la bandera Reimiro
cuando me lleven al cementerio de Tahai

Paño blanco
Reimiro rojo
tú tienes mi cuerpo
mi vida
mi muerte






Lavando ropa

En la madrugada
persistente la lluvia
ensillan el caballo
con cuero oveja
con rienda
cuero de vacuno

se escondió la luna
entre nubes negras
canta el gallo castellano
calientan
la leche con zapallo
está lleno el saco de yute
de ropas y trapos sucios

ocho pequeños
van a vaiteka
el mayor no tiene bellos en el pubis
el menor todavía mama
los senos de su madre
van caminando despacio
van hacia allá
trotando arriba
del caballo manchado
que corcovea
por el dolor de una herida

con calabaza
sacan agua
llenan
un recipiente de piedra
lo pisan con los pies
friegan
encima de una piedra redonda
tiene mojada la espalda
la madre la meó
el hijo menor

que rico el choclo asado
dentro de la cocina ancestral
con bosta de vaca seca
con higo maduro en su trasero
acompañaron y quedaron satisfechos

oscurece el día
juntan la ropa
para volver a haga kio’e

el viento está soplando fuerte
les cae el romadizo de la nariz
de los pequeños
está muy feliz
va a coquetear a su hombre
está limpio
el vestido de seda
que está roto bajo los brazos






Calzón de saco harinero

Suena la sirena de llegada del buque
corres
arriba abajo
donde la madre
donde la amiga

donde aquellas personas
en el ropero
si no lo encuentras
sufre su corazón

¿Adónde se dirigen esos pies?
mira, busca
si no lo encuentras
su cuerpo se pasará de frío
no tiene un calzón para coquetear

desde lejos
lo ve colgado
en una rama de guayaba
es lo único que desea
un calzón de saco harinero

se caen las lágrimas de emoción
levanta sus manos
al cogerlo
se rompe
qué pena
el barco se fue de la isla




‘Mata-Uiroa Manuel Atan’
Encuentros de poesía

Cada cierto tiempo y en distintos lugares del mundo se realizan encuentros de poesía, uno de los más importante se realiza en Medellín Colombia, donde se destaca el público participante, él es protagonista de esta acción poética que se ha convertido en un ejemplo a seguir a nivel mundial.

Fue así como este año se llevó a cabo el  22 Festival Internacional de Poesía de Medellín, (fines de Junio). En números, el evento contó la participación de 70 poetas de 45 países y de los cinco continentes. Además,  se realizaron 150 eventos de los cuales 128 fueron recitales de poesía y 22 fueron actividades formativas, en el marco de la 16 Escuela de Poesía de Medellín.

Este año se realizó un homenaje al espíritu de los pueblos aborígenes, con lo que se reivindicó su memoria y cultura a través de su expresión poética. La palabra y el pensamiento de aquellos pueblos adquieren validez, verdad y sabiduría, reafirman el amor a lo viviente, mediante los poderes del canto, del rito y del carácter sagrado de la vida y sus seres.

En la misma línea, este Festival se constituyó como la principal acción poética congregacional, celebratoria y formativa del Movimiento Poético Mundial (WPM), realizada hasta la fecha. Dentro de todos los participantes, se encontraba Chile, nuestra representante fue María Teresa Panchillo de la Nación Mapuche y Mata-Uiroa Manuel Atan (Chile, Nación Rapa Nui). A Mata – Uiroa (su nombre significa mirada hacia el futuro), a él lo conocí hace unos años en la isla y las vueltas de la vida….nos hemos vuelto a topar.

La primera vez conversamos en torno a la pintura (tema por el que yo iba a la isla), luego de un tiempo nos reencontramos en Santiago en torno el tema de la música Rapa Nui en el continente y en este último encuentro, hablamos de la poesía y de este poeta Abogado.

Nuestra conversación saltó de la historia de vida de Mata a su poesía de hoy, de su infancia en la isla. Hijo de padres Rapa nui, descendiente de los orejas largas- talladores, hablamos de su gusto por los caballos, de lo importante que fue su abuelo, de lo preocupado que estaba este abuelo porque todos en su familia estuvieran bien preparados para la vida y que para eso costara lo que costara, había que llevar a la familia al continente a estudiar. Años estudiando en el continente, lugar que nunca sintió como su tierra, hasta que terminado el colegio, volvió a la añorada Rapa Nui.

Ese momento llegando a la isla…, el reencuentro con la niebla….,sus paisajes…,su gente…., un momento inolvidable. Se queda en la isla por muchos años, trabajando en distintas actividades, estando siempre unido al tema cultural de la isla, los conjuntos de baile, música, la fiesta Tapati, etc.

Ya adulto, padre de familia, decide que vuelve al continente a la universidad y se titula de Abogado. Con título en mano vuelve a su isla.
Y  la poesía aparece entre medio de todos estos años, repentinamente, un día en Tahiti,  lugar en el que estuvo unos meses trabajando. Allí empezaron a fluir las ideas y las palabras, las anotó todas. De ahí en adelante las palabras vienen a su mente constantemente, es una voz interna que sale.

La define como costumbrista, ya que es “un poeta que escribe las tonteras que le pasan a mi pueblo”. Alguien le sugirió que siguiera siendo el mismo, que no tratara de copiar a ningún otro poeta, que esa era su gran cualidad y diferencia, que no sigue ninguna regla de escritura poética y es en su propia lengua, la Rapa Nui.

La primera vez que dijo una poesía frente a un gran grupo fue dirigida a las mujeres de Rapa Nui, donde hablaba de su labor diaria, de la dureza de sus vidas, ésta causó un gran impacto en las mujeres de la isla, ya que les llegó profundamente. De ahí en adelante, la poesía es una parte muy importante de su vida.

Su participación en estos encuentros de poesía, siempre van en la temática de encuentros de pueblos originarios.

Esta vez en Medellín, le tocó declamar distintas poesías en distintos lugares, entre grandes poetas de distintas partes del mundo, pero lo que fue muy emocionante, fue pararse frente a ese gran público, todos sentados al aire libre, donde él les pide que lo ayuden a llamar al espíritu del primer Rapa Nui para que lo acompañe en ese momento y juntos….Mata-Uiroa y todo el público presente, lo llaman….

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada