sábado, 21 de septiembre de 2013

ALINA DIACONÚ [10.545]


Alina Diaconú 

Alina Diaconú nació en Bucarest, Rumania, el 1 de enero de 1946 y a sus 14 años -en 1959- se exilió con sus padres en Buenos Aires, donde obtuvo la ciudadanía argentina. Este exilio se dio como consecuencia de una crítica al stalinismo en un diario de arte por parte de su padre.1 Entre 1968 y 1970 vivió en París, Francia. Otra de sus actividades fue la de ser columnista de la revista Cultura y colaboradora de los principales diarios del país como: Clarín, La Nación, La Prensa y La Gaceta. Ha recibido numerosos premios, entre los cuales se encuentran la beca Fulbright de la Universidad de Iowa que la llevó a vivir en Estados Unidos en 1985, y el premio 1994 de la American Romanian Academy of Arts And Sciences de Estados Unidos.

Alina se define a sí misma como una «devoradora de libros»:
Soy y seré una devoradora de todo tipo de libros: desde las biografías hasta los de poesía, desde los ensayos hasta los de aforismos, desde los libros de filosofías orientales hasta los de autoayuda. A estas alturas, creo que no hay reglas para escribir bien, sino para mejorar lo que ya se trae como legado, apuntalando una buena idea, algo interesante para compartir.
Su segunda novela, Buenas noches, profesor, apareció en 1979 y fue censurada por la dictadura militar. Su novela El penúltimo viaje trata el tema político de la represión en el Europa del Este, el comunismo y su caída.
Varios de sus libros han sido traducidos en el extranjero y entre sus textos figuran en antologías argentinas y extranjeras, también algunas de sus obras fueron motivo de tesis doctorales en los Estados Unidos. En 1993 apareció un libro de crítica sobre su narración titulada Utopías, ojos azules y bocas suicidas: la narrativa de Alina Diaconú, compilado por Ester Gimbernat González y Cynthia Tompkins.

Obras

La Señora. Rodolfo Alonso Editor, Buenos Aires 1975.
Buenas Noches, Profesor. Editorial Corregidor 1978.
Enamorada del muro. Editorial Corregidor, Buenos Aires 1981.
Cama de Ángeles. Emecé Editores, Buenos Aires 1983, ISBN 950-04-0241-6.
Los Ojos Azules. Editorial Fraterna 1986.
El penúltimo viaje. Javier Vergara Editor 1989.
Los devorados. Editorial Atlántida , Buenos Aires 1992, ISBN 950-08-1075-1.
¿Qué nos pasa, Nicolás?. Editorial Atlántida, 1995.
Penultima calatorie. Roman. Editor Univers, Bukarest 1994, ISBN 973-34-0306-7.
Preguntas con respuestas: Entrevistas a Borges, Cioran, Girri, Ionesco y Sarduy. Editorial Vicinguerra 1998.
Una mujer secreta. Fundación Internacional JLB, Buenos Aires 2002, ISBN 987-98703-3-6.
Intimidades del ser. Veintisiete poemas y algunos aforismos. Vinciguerra, Buenos Aires 2005, ISBN 950-843-614-X.
Poemas del silencio. Lumiere, Buenos Aires 2007, ISBN 978-987-603-028-1.
Avatar. Ediciones B, Buenos Aires 2009, ISBN 978-987-627-106-6.





Poemas del Silencio
del libro “Poemas del silencio”


Aceptación

¿Cómo aceptarlo todo
sin resistir?
¿Cómo fluir con la corriente
sin usar lo que creemos es
nuestra preciada voluntad?
¿Cómo dejar que las cosas sean
no como nosotros las queremos?
¿Cómo sustituir
terquedad por flexibilidad,
imposición por aceptación,
sin que eso sea renuncia?
¿Cómo existir sin esfuerzo?
¿Cómo abandonar la lucha
que nos posibilita
una vana sensación de triunfo?
¿Cómo soltar
la idea de cambiarlo todo
a nuestro antojo
e intentar cambiarnos nosotros
a nosotros mismos,
olvidando la propuesta
de cambiar el afuera?

Acaso la respuesta 
a tanto interrogante
sea entender que esas son
las causas de la ira
y que su supresión es suprimir
a ese arremolinado enemigo.







Mañana

Entreveo mi ocaso
en este mundo,
haciendo
vida
contemplativa.
Podría ser
frente al mar,
o a un lago
o a un cerro nevado.
La elección estaría
en Quien elige.
El Universo
sabe lo que hace,
pero también escucha
los deseos.
No tengo miedo ya,
confío.
Intentaré explorar
la anteúltima
instancia.







Jardines secretos

Todo es vibración
de elixires, 
néctar
de dicha, 
por desdicha
no dicha, 
ya que la palabra 
naufraga.






Acompañamiento 

¿Quién dijo
que estamos solos?
¿Y las nubes,
el sol, 
y las palomas?
¿Qué son?
¿Y los árboles, 
y la lluvia, 
y el viento?

¿Quién dijo
que estamos solos?
¿Y las mariposas,
y los ángeles, 
y los dioses, 
y las diosas?
¿Y el silencio
colmado
de presencias?

¿Quién dijo
que estamos solos?









Dibujo infantil

En alguna de mis infancias
debí de tener una casa pequeña,
en la ladera de una montaña,
con árboles y ovejas alrededor,
y una chimenea echando humo
hasta en los días de verano.


Casi siempre
cuando cierro los ojos,
la veo
como si la volviera a ver.

Intimidades del ser (Colección Summa - Editorial Vinciguerra, 2005)







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada