sábado, 17 de agosto de 2013

JULIA ENRÍQUEZ [10.343]


JULIA ENRÍQUEZ 
Santa Fe, ARGENTINA 1991   
Poeta, traductora y editora independiente nacida en la ciudad de Rosario. Realizó clínicas de escritura con Daniel Durand, Damián Ríos y Rosario Bléfari. Sus traducciones de poemas de E.E. Cummings aparecieron en la revista "Unión y Amistad". Desde el 2010 hasta el 2013 editó el fanzine de poesía contemporánea "danke". Actualmente cursa la carrera de Filosofía en la UNR.

Obra Poética

Futuro brutal, Un ninja sin capucha es un poeta, La Plata, 2011
Nuevas pesadillas, Iván Rosado, Rosario , 2012






tengo los costados de la cabeza entumecidos.
voy a dejar que la ventana del colectivo me los golpee.

“bienvenida a la argentina”
me dice papá cuando llego 
después de varios días fuera de casa.

yo solo quiero sacarme el olor de 
la boca y de las manos.
me gustaría hacerte sentir con los dedos 
acá, arriba, de ambos lados
los puntos exactos
no sé si me duelen
pero presionás y lo siento,
el placer de lo entumecido.

ahí está todo acumulado:
mi conformismo masoquista, 
mis ansias de distorsión 
cada semana,
mi enganche con lo peor 
de lo que tuvimos, 
mi vida enajenada 
desde el impulso nervioso.





No lo sabés pero la poesía te va a salvar
Ante todo quisiera mencionar la anécdota de cuando a mi primo Juan y a mí nos preguntaron en un bar –estábamos en una lectura de poesía–: ¿Y ustedes son artistas? Nosotros respondimos no, somos primos.






no sé por qué tengo tantos textos de mierda 
cuando los escribí me parecía que estaban buenos
tenía diecisiete y escribía porque creía estar rayada
no sabía que cuando en verdad estuviera rayada 
no iba a poder escribir más
por el raye
pero en recompensa iba a poder tener buenas conversaciones
y los chicos
ah, los chicos
más todo lo que les di a ellos, de maneras muy extrañas

no iba a escribir textos enteros explicando lo que me pasaba 
como cuando podía desenmarañar la mayoría de mis ideas
pero sí iba a poder llevar cuadernos, que no es poca cosa
llevar en los dos sentidos, es decir, tener encima y escribir periódicamente
es una costumbre, una ventaja y un problema
pero por sobre todo, sirve para anotar frases
propias o de otros, como:

“no, a mí no me pasó, gracias a dios que le pasó a mi hermano”
“las gotas de los ojos me las enseñó a poner anto en la plaza pringles"
“no escribas en la escalera te vas a matar”
“UP ALL NIGHT AND DOWN EVERY DAY”
“vos sos cabezona pero por creer”
“traje locura puesta, nada más que locura puesta”
“soy como el novio que siempre quise tener”
“gente re triste, se pone mal las curitas”

tal vez todas podrían ser nombres de canciones
o películas
o mentiras
o secuencias que le pasaron a cualquiera
–hay quienes les dicen secuencias–
hay cosas que nos estremecen a todos
puedan o no llegar a los cuadernos
tal vez sean diferentes cosas pero en algo se parecen entre sí
como las veces en las que no lo pudiste creer
cuando viste algo 
muy hermoso
o cuando incluso pudiste tocarle la cara y decirle 
“sos increíble”
esas veces estuviste en la cima, creo que no hay nada 
que lo pueda superar
estabas leyendo 
poesía






Mi hermana escondió su clonazepam en gotas
y el chico del bull-ring me dice que no quiere 
nada serio. Así vamos a seguir,
resbalando entre el confort
y el ejercicio miserable de las cosas.
La mala suerte se hunde imprevisible 
en algunas horas de mis días
y donde corría la excitación 
ahora crece la afinidad a través del despecho.
Sin embargo a veces se me concede 
un rato de fantasía prodigiosa
y el chico del bull-ring está
sobre mi espalda y yo vivo
no pienso en vivir
yo vivo 
sin dudas.







quiero renunciar a la introspección
no sirve para nada
adentro del cráneo tengo una nebulosa
y ni hablar de cómo vuelan las determinaciones al carajo
cada vez me pienso más y más
como una persona endeble
adicta, irritable, sesgada
no logro hacer que un día termine sin daños
ni escribir o leer lo necesario
ni operar basándome en un bienestar firme
para redimirme
después de 21 años de pura impaciencia
para así revocar mi educación de ansiedad
y vivir sin el aturdimiento de lo que ya no tengo





SNOB

en un libro de teoría de la traducción:

“uno comienza a notar la espantosa distancia que existe entre las palabras y los objetos, las oraciones y las acciones –o los procesos–, la gramática y los modos –o las actitudes–”.

no solo en la traducción, ¿vieron? 
nótese el uso de "espantosa".

sumá todos los ratitos en los que te trataste mal con alguien y seguro da un millón de años.






mi acontecer alegórico paga el boleto en el bondi
garabatea irresoluciones en mis cuadernos
sueña con escribir poesía consecuente







soy el ente de la movilidad de rosario
estatismo deseoso que va por la ciudad
con la mirada por encima 
de la línea de los ojos

se puede vivir en el ensueño










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada