domingo, 25 de agosto de 2013

BETTINA BALLARINI [10.368]



Bettina Ballarini
(Mendoza, ARGENTINA  1960) 
Ha publicado, entre otros títulos, "La cantina del alba", “Espacios que los pájaros pierden” y "Sin fundación mítica". Fue directora de la Escuela de Cine de Mendoza y de la Editorial de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNCuyo. Actualmente dirige la Editorial Jagüel.





Te escribo
                 A Bill Gates y Stephen Jobs

Escribo sobre miles
de cristales líquidos y sólidos
hago señales  
con  la huella digital
de mi dedo que se borra
y no deja
el delicado olor a rosas
de la caligrafía.

Escribo sobre cristales
cambiantes como el agua.

Solo un trazo eléctrico
nos reúne un momento

y no soy nadie, ni yo, 
más que este espacio sin espacio.
Y no eres quien responde
en hojas de lavanda.
Ni el otro.
Más espacio sin espacio.

Efímeros diagnósticos
del alma.

Quizá 
el problema del amor
ya no tenga problema.







Huir con un circo

Huir con un circo
o los gitanos
irme por los caminos
remontar la línea
del color y los anzuelos,
todos los barcos , el perfume
girando entre asechanzas
de la palabra
y de la vida
que a la par que mueren
renacen
en vahos de aliento
o en espasmo
de los pies
siempre desnudos.

¿Descubrirás ahora
la clave de mi silencio
cuando te miro?






ESTA MUJER
no comerá en la mesa de los dioses
ni lucirá el collar de algún rito.
Bajo su diaria ramada de chañar
decidirá
luces, sombras, tatuajes
para la lana áspera
que da el desierto.

Sus dedos van a repetir
la danza sigilosa
de siglos de colores
saltando al sol.

Urdimbre. Vertiente.

El telar crece por los ojos.

Hace lo necesario
su esperanza.






desayuno

Encendió temprano
la notebook
sobre su cama
edulcoró
el café con leche
lo revolvió
con la cucharita
abrió los mails
eliminó varios
bebió algo
de café con leche
y apoyó la taza
sobre el plato
mordió la medialuna
cliqueó
responder
y bebió otro sorbo
sonó su teléfono
inteligente
identificó el llamado
no respondió
solo el contestador
automático
adjuntó un archivo
y cliqueó
enviar
entró
a la red social
desconectado
revisó
su perfil
en la red profesional
actualizó
unos datos
cerró
el café con leche
y la medialuna
extrañó un cigarrillo
afuera hacía calor
no llovería
sonó un tuít
y fue
a cepillarse los dientes
con pasta blanqueadora
y me quedé esperando







avatar

Buscaría el silencio     aún
pero ahora soy toda
la selva
donde redobla el eco
de diásporas electrónicas del sol.

Si la sangre no fuera el secreto
más celoso de la historia.

Si ante las tropas del hambre
las almenas no se desplomaran de niños

Si no tuviera miedo y rabia
del miedo.

Si el amor no fuera el salto ileso
de la rebeldía.

Si el agua no escaseara.
Y el mundo dejara un espacio sin gritar. 










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada