domingo, 28 de julio de 2013

JOHN SOSA [10.284]

                                     Escritores Luis Fernando Cuartas y John Sosa

John Sosa
(Medellín, COLOMBIA  1953). Director de la revista Punto Seguido que se ha editado en Medellín durante los últimos 20 años. Creador y director de la publicación Cometa Dorada. Autor de: Cónclave, Goce de adentro, Cataviento, Madame destino, Gong, Boomerang.






Andromeda y Otros Cuentos por John Sosa
Libro de Andrómeda y otros poemas. San José de Costa Rica. 
Ediciones Andrómeda. 2008.



Ella le da como insignias un yelmo
y unas sandalias alados, los que
simbolizan la rapidez del pensamiento
poético, y un saco para que mantenga
las letras bien ocultas.
ROBERT GRAVES, La Diosa Blanca


I

Inconstancia tiene la brújula en tus extremidades
Voltea el surco de mi cuarto
Voladora su cabeza pernocta como barrio lejano
Flota la cáscara de cielo
Se esfuma el pájaro de nube
Persigue al viento
Raya el lomo de animal prehistórico
Velado por el cristal
La lluvia deletrea murales
Tritura piedras
Insomnio






II

Descifro a boca de jarro la luz que ingresa
Tragándome
Quién cremó cañabravas y sauces?
Lata de estaño y circo silenciado
Oficia miedos
Abren con lengua apocalíptica
Inauguran celada






III

Amada
El brazo demolió el frío en los huesos largos
Da acuamarinos al poema comestible
Otorga fuego aéreo
Por la pendiente de tus ojos
La cuerda
Desciende antes del almuerzo






IV

Sobre escombros salamandras
El vino de rueda loca abre
El agua sangra
La fe del ciego ilusiona con sus espectros
Las claves anidan
Camina la canción por la lluvia
Satélites de invierno
Donde los trompetistas apacientan
Nada se excluye de la erosión de soles
Los libretos del braile imaginan desmoronarse
Noche de aciagos
Da órdenes de tempestad
Pecado tu cuello en la soga de la desilusión
Diles del anhelo del pastor de órbitas
Entrégate tras la hija de Lucifer
Lujuria del santo y pozo de ladrón
Cirineo de los tiempos modernos
Apártate al desierto a contar estrellas
Bríllalas en el lomo de animal
Los encantados tatuaron
Caminos de piedra






V

La sala callada
Aventurera humedad de la caricia
Estatura retorcida de grama fugaz
Por mi boca
Sangre de astillas en tu muelle
La ballena devolvió
La armadura de la resistencia
Navegación que hormiguea
Se traza







VI

No impedir la sed
Imaginaria
Su valija y su oído
Repasan el color verde
Colgado de la planta acuática
Inicia la letra endeble y poseída
Avanza el milenario
Desbautiza encantos







VII

La lengua azora
Mano nudosa cierra la flor
Quisiera la redondez de un mediodía
Entre brumas perder
El reducto del cuarto del Marqués







VIII

La ansiedad acrece
Tu garganta
Luna de cárcel derruida
Bosque de coyote
Reyerta en la ponchera de tu sangre
Fogón de tus manos
Una promesa







IX

Inquilino adeudo el tiempo de la fiebre
que domina mis amores
Este sol declina por mi dedo
Acaricia lo abisal
Ampolla del receso








X

Caían los tendones del muerto
Cuando temblaron los orificios
La barca del ángel azotó las cerraduras
Un viento de cuervos abrió portezuelas
Aullidos abordaron palabras
Los cuencos ofrendan siemprevivas
A las aguas cortadas del cielo






XI

Los sombreros del pez agachan las cabezas
El seno bruñe los árboles
La luz dispara ovejas
Una casa perdida bifurca el corazón palmípedo
La droga
Bisonte exótico en tu cama
Edad de visiones agiotistas en la canasta del tumulto
La ganzúa es transversal al paraíso
Saliente brazo que Blake ingenia
La delación de cenizas fustiga
Solo espanto huecos y martirio
Despierta
Te amo
No ves el mar vacío







XVII

Obligada a mirar las estrellas 
Una de tres pasa por la aguja
La otra mano puñal
Brota la alimaña y alimenta 
El ojo extraviado del abismo 
Raíz 
Gota de lo ácido. 







XIX

Colgada entre dos frascos
Desnuda el humo
Recoge la última yerba del brebaje
Como carta debajo de la manga
Desvanecido vestido
En sobrecuerpo de soledad

Anillo cópula sagrada






XXI

Textura de tu risa
Cayado en la mano rugosa del tiempo
Unos palos
Manotean el aire de trapo
El veneno alistado
Transpone el panorama
¿Pianos de lluvia?
¿Manos de pianista y ojos de ahorcado?
Al pie de las barandas
Aquella mujer pasa con el vetusto auto
Mira
Oye caer el muelle
Bebe
Besa el agua de la pared
Aúlla el kyrie







XXII

Ondea la mitra de los pájaros 
Mano de terciopelo
Costra nupcial en la quemada torre 
Caminamos sobre hilo 
Mi bella que espanta moscas 
Nudosa risa de mi domicilio.







XXIV

Cosas sin ser vistas
En el camaleón que duerme a mi lado
Color marrón de monte
Dobla mi espinazo
Color de sol nodriza
Oscura trampa de amor





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada