lunes, 17 de junio de 2013

VIVIANE DE SANTANA PAULO - LUISA NEGRA - [10.098]


VIVIANE DE SANTANA PAULO
[Escribe bajo el pseudónimo Luisa Negra]
Nació en 1966 en Sao Paulo, BRASIL. Estudió para traductora e intérprete del alemán en la Faculdad Iberoamericana de Letras y Ciencias Humanas en Sao Paulo. En 1988 emigró a Alemania. Estudió filología germánica y románica en la Universidad de Friedrich Wilhelm en Bonn, donde vivió 12 años. Escribe novela, poesía y cuento. Publicó artículos sobre política y poemas en periódicos literarios alemanes y brasileños. Fundó en 1988 la UEBRA (Unión de escritores brasileños residentes en Alemania). Actualmente vive y trabaja en Berlín. La UEBRA es una institución informal, tiene como objetivo divulgar la literatura creada por escritores brasileños que viven en aquel país. Con esta finalidad, la UEBRA realiza un encuentro anual, en diferentes ciudades alemanas, donde las obras de estos autores son llevadas directamente al público a través de lecturas. El primer encuentro de escritores brasileños residentes en Alemania fue llevado a cabo en la Universidad de Colonia en noviembre de 1988 y contó con el apoyo del Centro do Mundo Lusófono. El segundo encuentro se realizó en Bonn en la renombrada institución literaria Haus der Sprache und Literatur, en noviembre de 1999. Bajo el fomento del Departamento Cultural de la ciudad de Bonn, apoyado por la Embajada de Brasil y la Sociedad Brasileño-Alemana.




Versión de Hilda Figueroa



Acantilados 

Más allá de mí mismo 
en algún lado aguardo mi llegada
Octavio Paz

En mi recordar encontré un azul 
de mar y pisé con pies sedientos 
en la arena rosada de Búzios. 
Veo en la transparencia su fondo, 
reflejos de olas serpentean el agua 
tibia, el sol dora y el viento musiziert, 
crecen los peñascos y sus fulcros. 
De aquí encima veo el suelo azul líquido, 
una mantarraya vuela en esta inmensidad salada, 
cardúmenes escapan de las redes 
tiradas por barcos pesqueros esparcidos. 
Peñascos alcanzan su cúspide y paseo 
en sus pensamientos. ¿Qué será lo 
que los riscos piensan? Paseo sobre 
pensamientos montañosos y veo a lo lejos 
las islas distantes, engastadas en el horizonte.

¿Qué puedo hacer para que 
el viento del olvido no pase 
y deshaga como castillo de arena 
esta reminiscencia? 
Queriendo evaporarme 
para después solidificarme en roca 
para quedar perpetuamente 
oteando al mar y a las islas bañadas 
en claridad 
Y sentir las olas 
ininterrumpidamente transformándome… 







Falésias 

Más allá de mí mismo 
en algún lado aguardo mi llegada
Octavio Paz

No meu lembrar encontrei um azul 
de mar e pisei com pés sedentos 
na areia rosada de Búzios. 
Vejo na transparência seu fundo, 
reflexos de ondas serpenteiam a água 
morna, o sol doura e o vento musiziert, 
crescem os penhascos e seus fulcros. 
Daqui de cima vejo o solo azul e líquido 
e uma raia voa nesta imensidão salgada, 
cardumes de peixes escapam das redes 
jogadas pelos barcos pescadores espalhados. 
Rochedos atingem seu fastígio e passeio 
em seus pensamentos. O que será que os 
rochedos pensam? Passeio sobre 
pensamentos montanhosos e vejo ao longe 
as ilhas afastadas, encostadas no horizonte.

O que posso fazer para quê 
o vento do esquecimento não passe 
e desmanche como castelo de areia 
esta reminiscência? 
Eu querendo me evaporar 
para depois me solidificar em rocha 
encosta, para ficar perpetuamente 
olhando o mar e as ilhas banhadas 
em claridade 
e sentir as ondas 
ininterruptamente me transformando




Traducciones de Eduardo Langagne

Letras

Es una ramificación
de calles de tierra, de senderos
que persigo y  me pierdo
 y  me inspiro,
descubro claros,
digo verdades y  mentiras
 y   sigo en este laberinto
recogiendo los racimos
verdes y   tintos de Ias uvas,
embriagándome de significados,
bebiendo el néctar de los símbolos.

Denme este puñado de letras,
mi boca es de carne,
pero también de certezas.






Rocas

En mi recordar encontré un azul
de mar y pisé con pies sedientos
la arena rosada de Buzios.
Veo en la transparencia su fondo,
reflejos de olas serpentean el agua
tibia, el sol dora y el viento ofrece un concierto,
crecen los peñascos y sus salientes.
Desde aquí arriba veo el suelo azul y líquido
y una raya vuela en esta inmensidad salada,
cardúmenes de peces escapan de las redes
lanzadas por los barcos pescadores dispersos.
Las rocas alcanzan su cumbre y paseo
en sus pensamientos. ¿Qué será que piensan
las rocas? Paseo sobre
pensamientos montañosos y veo a lo lejos
las islas apartadas, recostadas en el horizonte.

¿Qué puedo hacer para que
el viento del olvido no pase
y  derrumbe como castillo de arena
esta reminiscencia?
Me quiero evaporar
para después solidificarme en roca
y recostarme, para quedar perpetuamente
mirando el mar y las islas bañadas
en claridad
y sentir las olas
ininterrumpidamente transformándome. 

Extraídos de ALFORJA – REVISTA DE POESÍA, 
XIX invierno 2001, México.







Qualquer leveza da queda

Qualquer peso que caia
É um peso caído
Qualquer pena que flutue
É uma pena flutuada
Qualquer papel que se amasse
È um papel amassado
Qualquer lenço que se dobre
É um lenço dobrado

Qualquer pensamento que se busque
É um lugar encontrado
Qualquer gesto que se componha
é um gesto aliviado
Qualquer palavra que se diga
É um sentimento revelado
Qualquer lágrima que caia
É uma lágrima regressiva
Qualquer riso que se dê
É um riso devido
Qualquer caminho que se tome
É um caminho predestinado

Qualquer dobra de um lenço
É uma dobra marcada
Qualquer amassar de papel
É uma mão fechada
Qualquer flutuar de pena
É uma queda esperada
Qualquer cair de pedra
É uma viagem demarcada






Poça d’água

de sanduíches e instantes
lágrimas e cervejas
felicidade e férias
tristezas e atrasos
funerais e despesas
paixões e multas
solidão e acasos
ofertas e certezas
dívidas e lutas

se vai indo

como uma gota d’água
naufragando no espelho
de uma poça

não na água
não na poça

mas é no espelho
que tudo reflete e dilui-se

e continua refletindo







Longe daqui

luzes de neon
reclamam ainda mais
reflexos no asfalto
letreiros gritam
desconexos
e em formas maiúsculas
chamam a atenção
para as suas chantagens

a noite entrega-se
às luzes acesas
iluminando a celeuma
as cores e agitações

na falta de escuridão
e alguma coisa autêntica
o silêncio passa
muito longe daqui
solitário
voltando para casa

Poemas extraídos da revista POESIA SEMPRE (Biblioteca Nacional 
do Rio de Janeiro), Número 26, Ano 14, 2007.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada