martes, 18 de junio de 2013

NIKI LADAKI-FILIPPOU [10.113]

Niki Ladaki-Filippou
                                            Fotografía | Evanguelos Filippou 

Niki Ladaki-Filippou | Nicosia, Chipre, 1937-Atenas, Grecia, 2003| Participó directamente en la reconstrucción de su país y en honrar así el papel de la mujer trabajadora en Chipre. Fue vicepresidenta y secretaria de la Sociedad Nacional de Escritores de Chipre; fue miembro del Pen Club de Chipre, de la Sociedad de Estudios Chipriotas, de la Asociación de Filólogos Griegos de Chipre “Stasinos”, de la Hermandad de Griegas de Chipre, del Comité para la Protección de la Herencia Cultural de Chipre, de la Sociedad D.H. Lawrence de Londres y de la Sociedad de Mujeres Escritoras de Australia. Recibió, entre otras, las siguientes distinciones: Primer Premio Pierideiou de Poesía (1964), Premio de la Sociedad Nacional de Escritores Griegos de Chipre (1971 y 1994), Premio Europeo Italia-Grecia (2001), Premio Literario Internacional “Jean Monnet”, por su libro Hacia Kerini (2003). Sus principales libros publicados son: Caminos del amor (1960), Señora de la Guía (1967), Confesión (1969), Desahogo (1972), Madrecita chipriota (1988), La canción del Pentadáctilos (1986), Odas-Laureles-Esperanzas (1971), Hacia Kerini (2001).


APENAS UN VISTAZO 
y después me iré

¡sólo para recordar
los rasos celestes
de mi ventana en Lápido!

¡Sólo para oler
el jazmín
a la entrada
de la casa paterna!



PRIMAVERA DE 1974

Estabas tan hermosa
como si supieras
que te conducirían al matadero

Fuiste la más dulce
primavera,
y también la última.



DESPUÉS DE LA INVASIÓN

Hija mia,
esta bala
que encontramos
hundida en la ventana
no se atrevió a entrar
en la casa
te repito que no se atrevió.

Traducción: Guadalupe Flores Liera



Convencionalmente

Le gustaba mucho la geografía.

Dijo que iba a sacudir la tierra de sus zapatos
y a cambiar de vida
a cambiar de costumbres
a cambiar de maneras.

También dijo que se iba a marchar
a lugares extraños
allá donde los hombres se multiplican
en el corazón
y disminuyen en el amor.

Dijo que iba a seguir el rumbo
que trazan la ola y los delfines.

Dijo que iba a navegar como otro Ulises
o a lanzarse como otro Robinson Crusoe
o como don Quijote
para que la historia hablara de él
y para que los niños supieran de él
por los cuentos.

Y contrató albañiles
cegó su puerta
abrió una nueva entrada a su casa
desde la calle contigua

y también se mandó hacer un nuevo
traje rojo...

De: Episodios, 1964
Dentro de: Hacia Kerini y otros poemas, Traducción y selección: 
Guadalupe Flores Liera, alforja, 2006 méxico





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada