domingo, 2 de junio de 2013

EUGENIO POLISKY [9965]


Eugenio Polisky nació en EE. UU. Creció en la Argentina, donde cursó sus estudios universitarios. Entre 2007 y 2009, fue miembro del Grupo de Escritores de los Malos Ayres. En 2011, publicó en coautoría Ángulos de la Locura como miembro fundador del grupo homónimo. Traduce poesía al inglés y al español. Participa activamente en encuentros literarios y emisiones de radio. Desde 2012,  forma parte de Las Puntas del Clavo, un colectivo que integra diferentes disciplinas con la intención de transformar la palabra más allá de lo escrito. En mayo de 2013, se publicó su poemario "Silencio en la nada luz".



I

aunque es tarde, es noche
y tú no puedes.
Alejandra Pizarnik


y ella habla habla
           a pesar de la hora
         a pesar del a veces
habla y no deja de hablar

y ella sigue sigue
         por la tarde
         por la luna
sigue y no deja de seguir

y ella habla y es siempre y ella sigue y es tiempo
ni la noche ni el suelo ni el hambre

sólo queda cantar lo que nunca




II

aunque es tarde, es noche
y tú no puedes.
Alejandra Pizarnik
con flechas la hieren invisible
flechas envueltas en café con leche

palabras que lastiman con ternura de ácido
dardos de bizcochuelo y veneno

una mordaza le aprieta la voz
ya no puede hablar:

canta




III

aunque es tarde, es noche
y tú no puedes.
Alejandra Pizarnik
cantá nomás
claro que podés hacerlo
(qué importa si es)
cantá (aunque nadie)
hay tiempo
la noche es larga
(y tu canto es)

cantá nomás
no es tarde, no
es fácil (aunque)
si ya pasó, tratá

cantá nomás
(aunque no le guste a)
no es difícil
abrí la boca, así
(si nadie te va a)
probá
es sólo voz con aire
tu voz con aire

cantá nomás
probá
así nomás, cantá

DE  "Silencio en la nada luz"






Conversación

             hablan (...) como si ya lo supieran todo
                     Carlos Carioli

Una palabra después de otra:
un edificio cansado sobre el temblor de la gramática
es necesario repetir lo innecesario:
definir la vuelta de hoja de una resma sin papeles
          solo queda la espera
                         inestable
          del no decir:
          la paciencia inminente del derrumbe
con algo hay que llenar la otra muerte.







no ser o ser 
y ahí está la cosa:
esto es lo que soy

y aunque no sea lo que creo ser
voy siendo

(no creo que nadie me lo crea)
(menos mucho menos ése que soy)

totalizarme en toda la totalidad de mi ser
sincerarme sin cercenarme

siendo eso
creyendo lo que voy siendo
y lo que fui
(porque cuando era me lo creía)
(creía que era eso que me parecía estar siendo)
antes de ser esto
que pienso estar siendo hoy

y este deseo
de ser
de serme
de merecerme
no sé si será posible serlo

sencillamente
voy siendo

y me soy








un día de luz

Un día
un cansado día de hielo
sin fuerza para los quejidos
sale desmoronado de la habitación al campo
halla en su ancianidad la valentía de hurtar con su espada el sol
se fortalece desatando los recuerdos de aquellos tiempos de sombra

(despojos de la muerte en este día de luz)

bebe de los arroyos de deshielo
     y entra al tiempo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada