lunes, 4 de marzo de 2013

JAKOB VAN HODDIS [9.340]



Jakob van Hoddis

Jakob van Hoddis fue el seudónimo del poeta alemán expresionista Davidsohn Hans, del que "Van Hoddis" es un anagrama, nacido el 16 de mayo de 1887 en Berlín y fallecido en 1942 en el Campo de exterminio de Sobibor. Su poema más famoso, Weltende (Fin del mundo),1 publicado el 11 de enero de 1911 en Der Demokrat, es considerado generalmente como el poema expresionista precursor de este movimiento literario en alemán, inspirador de muchos otros poetas y predecesor del surrealismo (que no existía como tendencia en Alemania).

De origen judío, sufrió toda su vida de problemas mentales que le llevaron a estar recluido en varios centros siquiátricos. Con el ascenso de los nazis al poder en Alemania en 1933 procuró emigrar al protectorado británico en Palestina pero no lo consiguió y fue confinado en el Campo de exterminio de Sobibor, donde moriría en 1942.

En vida solo vio publicada la mencionada obra Weltende.



EL FIN DEL MUNDO

Al burgués se le vuela el sombrero de la cabeza aguda.
Por el aire hay como un resonar de gritos.
Se precipitan tejas, se hacen pedazos
y en las costas -se lee- sube incesante y tosca la marea.

Ha llegado la tempestad; los mares saltan ligeros
sobre la tierra hasta romper los diques.
Están ya casi todos resfriados.
Barandas de hierro caen desde los puentes.

Traducción de Antonio Méndez Rubio



WORLD'S END

The hat flies off the burgher's pointed head.
There's an echo of screams and shouts in the air.
Roofers are crashing and breaking in two.
Along the coast, the papers say, the flood is rising.
The storm is here, wild oceans are hopping
ashore to crush big fat embankments.
Most people have a runny nose and sniffle,
and trains are falling off the bridges.



Weltende

Dem Bürger fliegt vom spitzen Kopf der Hut, 
In allen Lüften hallt es wie Geschrei, 
Dachdecker stürzen ab und gehn entzwei 
Und an den Küsten - liest man - steigt die Flut.

Der Sturm ist da, die wilden Meere hupfen 
An Land, um dicke Dämme zu zerdrücken. 
Die meisten Menschen haben einen Schnupfen.
Die Eisenbahnen fallen von den Brücken.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada