domingo, 17 de febrero de 2013

LINDANTONELLA SOLANO [9242]





Lindantonella Solano Mendoza

Nacida desde el vientre de Süchiimma – Riohacha, COLOMBIA un 7 de enero en el año de Wole Soyinka escribe “La Muerte, el caballero del rey”.  De ascendencia de los Epiayu del Sur de la Guajira.  Destinada a ese viaje de descubrimiento a través del tiempo y de la pütchi-, palabra que trepa, muere y da vueltas, en esta convulsionada breve-edad en esta  ciudad con reseca y clavada en su soledad.  Estudió educación preescolar, psicología y se especializó en planeación educativa con énfasis en desarrollo humano. Labora como Psiorientadora, es docente, crea y coordina una escuela de formación y aproximación a la escritura creativa con infantes y adolecentes llamada Crearte, cuyo grupo piloto es Talaüshi – alegría en esta ciudad.

Miembro de la Fundación Poder Civil y Salvaguarda de Riohacha -  Süchiimma. Ganadora con éste poemario Kashi de 7 eneros desde el viente de Süchiimma – Riohacha del III premio del Encuentro de Poetas Colombianas del Museo Reyo 2005.  Poeta invitada a la Feria del Libro en los 40 años del departamento de la Guajira (2005), la Nación Wayuu; al  XVII Festival Internacional de Poesía de Medellín (2007).

Sus poemas han sido publicados en: el portafolio poético – Connivencia (2004), en la revista – periódico Poesía Viva (2005), la revista poética Azahar del ayuntamiento de Conil España (2006); en el 2007 en la antología poética de Prometeo; del XVII Festival Internacional de Poesía de Medellín en la revista Ranchería y los Hijos del Pez, compilaciones de poetas de la región.  Obras inéditas: Espejos Rotos (investigación de intentos de suicidio en la escuela pública), poemario Acantilados del Tiempo y en la Cuerda del Silencio, 2009.


Jorge Eliécer Pardo y Lindantonella Solano, 2009



KATA'OU

'La cordura depende de esto:
Que debería ser una dicha
Enorme sentir el latigazo del sol sobre la piel,
Que debería ser una dicha,
Enorme poder estar de pie,
Sabiendo que los huesos se mueven con soltura 
Bajo la carne'

Doris Lessing

Fuente que tiembla dentro
De nosotros y refresca 
Al universo,
katao'u es despertar
Para tejer la mochila 
Del tiempo,
Volar como julirü,
En medio del asashii
Con aa'in en busca
Del aliento de los dias,
Y tener cuidado
Con el zamuro
Mendiga por la muerta piyuushi
Kata'ou bañanos,
Kata'ou bañanos
Todo e'iruku
Kata'ou bañanos.

POEMARIO KASHI DE 7 ENEROS DESDE EL VIENTRE DE SUCHIMMA.







CLAVADA

Aqui me tienes,
detras de tus espinas
clavada en el viento.






POLVO

Cuando el tiempo
Utiliza zapatos nuevos
Nos deja descalzos
Y en el polvo 
De su recorrido

Del poemario Acantilados del Tiempo. 







GALOPANDO EN TI

Montaré este animal
del deseo en la selva
virgen de tu piel...
Arrancando las ausencias
y pasiones de antaño
galoparé por el país ágata
de tu cuerpo trepando
todos los rincones
de tu campo sagrado.







REINA DE SOMBRAS

A Alejandra Pizarnik

La reina de sombras
sangra palabras rotas
suda delitos
que fluyen del espejo
delirante y pudoroso,
refleja un tronco
copulando con la muerte,
y pájaros púrpuras
en la jaula del destino
a pleno ocaso.






EL MITO

El amor es un mito.
Raúl Gómez Jattin

Amamos al otro...
Volcánico,
Infinito de incertidumbre
Que se expande en ti
Mito que no se sacia








ACRIBILLANDO LA MAÑANA

El infierno son los otros.
Jean-Paúl Sartre

Acribillaste mi mañana
la bala de tu mirada
perdida en la terraza
de mis ojos,
era el sexto escalón
del alba,
desde la trinchera
del silencio,
venias con las manos
dispuesto a dar final
al despertar de mi sonrisa;
sólo que no advertiste
que ella salió
con chaleco antibalas.









INVENTARIO DE MIEDOS

Los recuerdos son
Habitaciones sin cerrojo.
Henry Batille.

Hay un balance
de miedos
que circulan en la densa
fragancia del tiempo,
trato de apagar
la luz del recuerdo
Y su electricidad
tiene combustible
para la memoria.








ÁNFORA DEL TIEMPO

“Me reconozco en mi infancia en mi madurez
En mi muerte en los términos de mi oficio de espectador a
( quien el muro
Endurece para siempre…
Juan Calzadilla.

Bajo las sobras
de este roble,
respire el blues
del silencio
Y esta apolillada pregunta
de tu ausencia
Despierta...
En la esquirla de la tarde
donde mi orfandad
sigue circulando
como ánfora del tiempo







IDIOTA

“Este comezón del tiempo,
sigue arañando mi espalda”.


El tiempo
Se hace el amor
Y no recuerda;
Segrega sombras
Como gusano,
Desprende migajas
Y es un idiota
Mas de este siglo.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada