miércoles, 13 de febrero de 2013

JOYCE ASHUNTANTANG [9215]


Fotografía de Natalia Rendón



Joyce Ashuntantang  Nació en Kumba Town, CAMERÚN en 1966. Poeta, actriz, guionista y productora de cine. Obtuvo licenciatura en Inglés de la Universidad de Yaundé, Maestría en Bibliotecología en la Universidad de Gales, y Doctorado en Inglés en la Universidad de Nueva York.

Entre sus libros de poesía publicados se encuentran Basket of Flaming Ashes y Wings of Words. Fundadora de Edu-ART INC, organización que promueve el arte como medio para el cambio social, su largometraje, Potent Secrets (2001), es un hito indiscutible en la industria cinematográfica de su país.

Actualmente es profesora de inglés y literatura en la Universidad de Hartford. Joyce “teje palabras en un bello y fuerte entramado que acaricia y calma, invocando y apelando a todos los sentidos”. Su agudo sentido cinematográfico, la fineza de su ojo y oído le permiten representar vívidamente colores, olores, sonidos y el flujo de la vida no sólo de su Camerún natal, sino también de sus patrias adoptivas.

Advierte: “¿Globalización? ¿En el globo de quién? Globalización es la creación de autopistas contaminadas en los mercados de África. Se está despojando al África desnuda, colocándola sobre otro Berlín para ojos ávidos de mejores postores. La poesía debe cantar las canciones de su desnudez y vestirla de nuevo con la verdad ancestral. Tal es el poder de la poesía, una rapsodia de las esferas. Cuando viene de las mujeres, está ungida, conjuro de la matriz con poderes curativos, llameantes cenizas no sólo para noches de deseos desenfrenados, sino también para días de fiesta comunal. La poesía tiene el poder de humanizar nuestros impulsos, el poder de romper las barreras que se interponen en el camino de una auténtica aldea global.”






Paredes de la prisión de fruta

Querido Dios,

    Sólo unas breves palabras
   Antes de abandonar tu vista.

    Me sentí atrapada
   En tu Jardín del Edén

    Me diste palabras
   Luego reclamaste mi lengua

    Me diste canciones
   Luego guardaste mi voz

    Me diste ojos
   Luego tomaste mi vista

    Abriste tus oídos
   Pero sellaste mi boca

    Aprendí a caminar
   Pero hacia ningún lado

    Me diste hombre
   luego te guardaste su hombría

    A la única persona a quien le importaba
   La maldijiste para siempre.  

    Así que no me arrepiento de dejar
   Esta prisión de paredes de fruta  

Atentamente,

Eva




Tu poema


Trato de capturarte en este poema
Apoyada en el fregadero
Volteando páginas de la cosecha de Meer
Las páginas 339 y 391 cantan el amor de Mandela
Suena el teléfono.
Tu toalla resbala
He aquí el poema






La sonrisa


Sonrío y mi nariz me ve
Incluso mi tumultuoso pecho es testigo
Amado, ¿cómo enviarte tu parte?






Entre aeropuertos


Mis despedidas son mis piezas rotas lanzadas hacia atrás
Mis bienvenidas, una colcha de mi ser fragmentado
En medio están los fardos de recuerdos
Envueltos en papeles
Sellados en bolsas
Etiquetados de dudas
Empacados en miedo
Límite: 50 libras por maleta






Háblame

Comprendo el lenguaje de tu cuerpo
El verbo de tus dedos
Los sustantivos de tu mirada
Pero háblame esta noche

Disfrázame en capitales
Hazme minúscula en la canción
Ensarta tus letras como abalorios
Adorna mi pecho con palabras

Lengüetea tus vocales en mi pecho
Cosquillea mi cerebro con consonantes
Enfría tu calor en sílabas
Grita mi nombre esta noche


     Traducciones de León Blanco

FESTIVAL DE POESÍA DE MEDELLÍN
REVISTA PROMETEO
http://www.festivaldepoesiademedellin.org/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada