sábado, 9 de febrero de 2013

EDGAR ALFARO CHAVERRI [9205]



Edgar Alfaro Chaverri, 
San Salvador  03 de junio de 1958.






Poemas:

Callado Recuerdo

                              Ver una injusticia
                              y no combatirla
                              es cometerla...
                                                      José Martí


Toda injusticia es digna de muerte,
eso rumoraba de puntillas el silencio...

Y a pesar de su herida densidad,
el pesado trajinar de la gente le tapaba más la boca...

Aunque a decir verdad,
los que lo escuchamos
jamás pudimos olvidarlo…






Ven Conmigo

                        Dormirás ta ma gás…
                                                          Pedro Geoffroy Rivas


Mírate en mi rostro, oirás un rugido…
mírate en mi rostro, ven conmigo...
no dejes que otros poros te adormezcan;
mejor sumérgete en mis pecas, en mis lunares,
en mis manchas;
sumérgete y salta a la vida, piel,
pero arañando...
ruge en las veredas por tu llanto,
en las entrañas con tu canto,
junta tu rugir al mío en los breñales
y ven conmigo donde el abuelo por la noche...

De día, salta a la vida, asalta por ella;
mírate en mi rostro, pero rugiendo,
sean tu espejo mis párpados felinos...

Ruge por tu vida, ruge por la nuestra
y edifiquemos en el osario de la raza,
el nuevo templo del colmillo y la garra humana;
llénate la sangre de gargantas, ruge por tus manchas...
ven conmigo y durmamos para siempre a las serpientes...





Ladrón de Todos los Tiempos

Entre la multitud,
—botín en mano—
pasó corriendo frente a mí...

Le miré… me miró...

Yo pude detenerle,
pero no lo hice:
Comprobé que el pueblo,
todavía tiene hambre y desempleo en la mirada…







Ración de Luz

Con convicción (palabra de espinas)
tomo la ración de luz que el sol me otorga cada día

Ya sea por las malas o por las buenas
con razón
con poesía
o con balas…





Con el Pecho Abierto

Entre la humareda industrial
de la explotación agraria que amanece,
el sol —Mamey de fuego,
crisol en flor de la jornada—,
como un disco dorado nos llama la atención...

Los obreros ojos que madrugan
y pasan trashumantes entre el vaho citadino,
no lo ignoran, como nosotros,
hinchan los pulmones con coraje
y se lanzan por la fruta del sudor
con el pecho abierto a la esperanza...





Mi Gente

Tú me enseñaste a decir te quiero
con el más libre de los versos,
tú me enseñaste a decirlo con los ojos…

Me enseñaste también
que no es necesario decirlo si estamos juntos
y que sólo basta suspirar si estamos lejos…

Por cierto, también me enseñaste que afuera,
—tras la cortina—
hay un sol más puro todavía
que este foco próximo a quemarse,
que no importa quedarse nublado
si sabemos que hay un lucero más allá...

Compañera,
tanto me has enseñado a amar,
que hasta mi última sonrisa sangrará por ti,
porque soy tu obra,
el dulce fruto brotado de los campos
remojados por tu savia sudorosa…





Si por Amar Amor

Si por amar amor
nos despojaran de la luz un día
y en una fosa oscura y fría
nuestra piel echaran desnuda y destrozada
sería inútil, bastaría un poro
y yo te encontraría siempre
más allá de la cárcel,
del exilio
y del olvido
erizada bajo la caricia de mi aliento
atraído por tu solidaria voz…





Tú Voz me da Esperanza Compañera

No sé, tu voz, tu aroma,
el color de tu piel es firme compañera,
sólido
como el de una flor escarlata
petrificada en la conciencia milenaria
de mi cráneo,
que espera contigo
blanquearse digno
frente al sol...

No sé,
tu voz me da esperanza compañera,
y aliento,
al saber
que se derrumba el cielo,
el cielo falso de la noche aciaga
y
que ha vuelto,
implacablemente...
a amanecer…

No sé,
tu voz, tu aroma,
el color de tu piel es firme compañera,
como el de una flor escarlata,
que se niega a morir...







A Propósito de Dios

                                  ¿Por qué escondes tu rostro,
                                  olvidado de nuestra persecución
                                  y de nuestra opresión?
                                                               Ernesto Cardenal


¿A qué diablos juega Dios con nosotros
sino a la gallinita ciega?
¿A qué santo y seña obedece su silencio?

Dios, en su aposento de once mil vírgenes,
teje y desteje su melena de astros,
pone en remojo su barba creativa,
se frota los ojos y bosteza; luego afina la mirada
y prosigue viendo a los actores;
(la película—piensa— está por terminar,
claro, él hizo la filmación, y sabe, como es de suponer,
todo al respecto); ocurre que hará correcciones
para la siguiente puesta en escena
y no quiere errores al interpretar la historia...

Pero Dios,
Dios debe tomar en cuenta algunas cosas,
cosas aparentemente tan triviales,
como lo es hablar de las uñas por ejemplo,
pero no de su inoficioso cuido estético,
sino del dolor que provocan los alfileres de la tortura 
debajo de ellas, 
las que se han forjado en manos del obrero que sin tanta paja, 
se sabe el libreto de pe a pa,
y que por no dejarse exprimir,
es víctima del escarnio acomodado...

Dios debe tomar en cuenta algunas cosas,
cosas tan serías, como que el problema no está quizá
del todo necesariamente en él,
sino en Hollywood... etc., etc., etc.






Sentencia Popular

Ante el pueblo sólo hay dos caminos por seguir:
En contra
o a favor…





Metalenguaje

Poesía:
Tu belleza radica en armar
criterios...





Lo Grave

Vendado y tumefacto...
 manos en la nuca y vigilado,
con la descamisada evidencia del dolor del pueblo,
en el cuartel de policía compareció ante el coronel y doctor:
¿Padecés de algo grave?

El reciente reo, manifestante justo y digno contestó:
¡Sí, del corazón.... padezco de amor... de amor popular!






Caído en Combate

a Alfonso Hernández, in memoriam

Contrario a lo que se esperaba la jauría,
el desgraciadamente acribillado no se fue para atrás,
sino hacia adelante:
Sus convicciones lo arrastraron siempre al frente…






Al Mártir

Tu réquiem fue el sordo estruendo de un triste disparo...
Sin embargo, es el tiro que lleno de gracia
eterniza tu trino en las montañas,
el broche de pólvora en las gargantas
que tarareando tu cantata,
por el sendero vamos tras de ti,
como un coro metálico siguiendo tu voz…







Al Verdugo

Bajo la máscara torturadora
podrás convencer a todos
de haberme ejecutado,
menos a ti mismo,
pues aún al acostar los ojos
sufrirás mi causa.





Afiche Imperecedero

¡Sólo el pueblo tiene puños!






Un Maestro Tuve

Agustín es su nombre,
y me enseñó a enfrentar tiranos...
¡y a derribar gigantes!






Consigna Poética

Y porque la lucha del amor
es un verso:
¡A más oscuridad... más poesía!






Si no te amara

Si no te amara
me marcharía a la montaña,
como ermitaño,
con pocos granos
y muchas ganas...

Si no te amara
no sabría de tu pecho,
trinchera que cuando me abraza
me protege y se agiganta…

Si no te amara,
no sabría de madrugadas
envuelto en llamas...

Si no te amara
me marcharía a la montaña,
como ermitaño,
con un buen libro
aun sin balas...





Epigrama

El amor y la amistad
no bajan del cielo como un gorrión...

Ambos deben cultivarse de cara al sol,
pero con plena libertad
para que su fruto sea dulce,
unánime,
universal
e imperecedero...






8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

Desde la serranía laboriosa del amor
con un beso dado con el corazón abierto
con un solidario abrazo de mi hospitalaria sangre
con la bandera del futuro a cuestas
con el lema de la dignidad sobre la frente
con el pensamiento más universal de mi cerebro
con una pretendida flor entre los labios
con la lengua de Babel si se quiere
con un verso fuerte pero humilde
vengo ante ti...
Oh, fruta de cáscara textil,
para aclamarte a plena luz...

Mujer,
reina de la histórica colmena humana
incansable obrera de la patria mundial...
te sonríen entusiastas mi dolor y mi tristeza
te saludan invencibles mi optimismo y mi sudor…






La Lucha Continúa

Porque hablamos con el mismo alfabeto,
aunque solamente susurremos...
amor, no nos engañemos:
¡Lo nuestro todavía no está muerto!





Olvidarte

A partir de ayer,
olvidarte será una larga
y silenciosa caminata,
como de la U hasta la casa

Será buscarte a bordo de un montón de aromas
sin encontrarte más,
o como ver dormirse de cansancio a las horas
y arroparlas tristemente

Será aceptar que el corazón pregunte por ti
a cada paso que palpite en solitario

Será entender que la roja luz que arde en mis ojos 
proviene de una estrella que hace tiempo
se negó a morir

Y porque a ti, como a Minerva,
se te ama o se te deja…
desde ayer,
olvidarte será la batalla
que jamás llegaré a ganar






Yo pecador

Yo pecador confieso que te amo
como loco que no alcanza el fuego
el incendio de tu pelo…

El infierno se cuaja entre las manos
y no hay cielo que sin ti me reconozca…

Brasas brotan de los ojos
y no hay luna que acompañe mi aullido…

La noche quema cirios invisibles
y un ángel con tu nombre
me ha besado…






Si el demonio de tu piel no aparece

Si Lilith fuese tu nombre Luzbel me llamaría
y sería el paraíso de poseerte
el infierno más divino…

Hay momentos en que todo es absurdo
y no hay fuerza que hacia ti no me conduzca…

Veces sobran en que todo se arrodilla
a la luz de aquéllo que no muere
mas sin ti la diferencia es colosal…

¿De qué otro modo puede ser
si eres todo entre mis sienes?

Sin embargo
si hay un Dios y muchos astros para oírme
falta cielo a mi delirio…

Si el demonio de tu piel no aparece
faltará otro perno a mi cordura…






Poema esencial

Esta mujer que acosa el pensamiento 
tiene tigres en los ojos 
fieras que se vuelven dos cabritos 
cuando desvaría entre mis brazos …

Si la viérais sucumbir 
tan altiva y gentil ante mi Fausto
 no vacilaríais en insistir 
que se trata de Roxanne 
—la de Cyrano—…

¿Pero qué os digo 
si en la poesía actual 
hablar así es un pecado? 

Entonces: ¿Qué diré?

¿Que somos el guante y la mano,
que somos acaso la Luna y el Sol 
y que al amar... sobre la Tierra eclipsamos? 

¿Qué debo decir 
si de tanto meditar estoy ya loco 
si la aman igual mi feo y mi hermoso 
si la aman igual mi sabio y mi tonto 
si es lámpara genial donde residen ya mis ojos? 

Ella va y viene como las musas
ella es libre como un verso…

Y por decir un nombre apenas
yo la llamo mi poesía…

y es todo cuanto tengo…






El lirio entre los cardos

"Toda tú eres hermosa, amiga mía,
y en ti no hay mancha"

Cantar de los Cantares 4:7


Dios me perdone 
por tomar estas palabras
pero es cierto:
¡Qué no diera yo
por reposar como un manojito de mirra
entre tus senos!


Porque entre todas las mujeres 
–debo decirlo–
eres como el lirio entre los cardos...







Un verso en tus entrañas

"Su izquierda esté debajo de mi cabeza,
y su derecha me abrace"

Cantar de los Cantares 2:6

Fiel a tu deseo amada mía
con los ojos abismados en la miel de tu mirada
escribo el más profundo verso de amor
en tus entrañas...

Afuera -silenciosos- los rebaños celestiales
marchan lentos a redil seguro
y mientras uno de mis brazos
sostiene el frenesí de tus cabellos
el otro envuelve el torbellino de tu espalda...

Enfermo de amor beso tus ojos
enfermo de amor
deposito un verso en tus entrañas...





Semáforo Bet-el I

Tú querías que cayera sobre ti como la lluvia
mientras yo deseaba permanecer en ti
como el oxígeno en el agua...





Advertencia vital

No os equivoquéis:
La principal piedra de tropiezo
es la piedra...





Ex drogadicto

Mi escalera al cielo
sólo tiene peldaños desechables...





Apocalíptico

a Alfonso Chase y Ales Steger

Y si a pesar de todo
resulta que la mar no existe
que sólo el cielo es verdadero
y que la tierra es ilusión,
¿dependerá de un verso libre
la salvación del universo
o de un beso loco de mi amada
la inmortalidad de mi humilde canción?






Blancas impurezas

No todas las cosas blancas son buenas,
la cocaína, por ejemplo,
no es precisamente un ángel de Dios…






Preguntas

¿Cómo ser colibrí
en el horizonte infinito de tus ojos,
en la balanza perfecta de tus senos?

¿Cómo dilatar el momento del vuelo
para trasegar la miel de mi piel en tu piel?

¿Cómo alcanzar la bendición de los cielos
 en el frágil instante de un beso
y ser eterno?

¿Cómo?






Poco más que un desastre

Te amo a toda luz te sufro a toda sombra
síntoma de ello es nervio y parpadeo 
con que duermo y amanezco 
soñando que he dormido…

En mí todo es recuerdo nunca jamás olvido
todo claroscuro
absurdo pero vivo…

Mis agujas no dan hora
en que a ti yo no mencione 
y son por tanto mis pasiones 
la tortura más ingrata y al cabo la más dulce…

Amarte a cada luz sufrirte a cada sombra 
decir que eres mi diosamor 
no es veleidad ni desatino 
aspirar tu nombre es mi delirio 
respirarte a cada paso mi alimento…

Sin ti me siento imaginario
sin ti soy poco más que un desastre…






Con palabras

No niego que a veces –entre mis manos–
caes como un libro al que el viento
le arrancó algunas hojas…

Justo cuando creo haber hallado 
el hilo de tu trama
de pronto no te entiendo para nada
y me quedo en suspenso
ido
como tonto que no sabe
qué es locura
qué es mañana…

Pero así te amo
porque esas hojas que te faltan
hacen que te invente
con mi gana solitaria
y que saboree lentamente
el beso de tus poros con palabras





Alfiletero


Toma mi corazón llévatelo a casa
ocúpalo para lavar tu vajilla plena de amargura
y sinsabores
para trapear el llanto que derramas por el piso
en tus interminables horas de soledad y tedio
úsalo para limpiar los amplios ventanales
por donde no me ves pasar
o como trapito para que no te quemes en la cocina
cuando las cosas hierven o van del todo mal
utilízalo si quieres para sacarle brillo
a tus prendas de oropel y de verdad
para limpiar tus lámparas de lujo
tus candelas y tus bombillas
pero especialmente
para que alumbre mejor
la de tu mesita de noche
la que es testigo de la lectura furtiva de mis poemas
la que te ve recontar mis caricias en secreto
esa que te ve salir de la ducha sin mis ojos tristes
la que te ve tejer y destejer hasta deshoras
con el hilo de mi sangre entre tus manos
si lo prefieres
puedes usar mi corazón como alfiletero
para que claves en él todos los alfileres de tu angustia
y tu silencio
y por supuesto
las agujas de tu amor incomprendido
los aguijones de tu rabia
por no venirte conmigo
cada vez que se te antoje 
sencillamente 
salir a caminar
sin rumbo sin tiempo
sin compromiso sin final...
                                              




Tu nombre aún es un chiclete interminable…


Diáfana dulzura de Dios, definiendo decidido
deleitarse divinamente, 
depositando dijes, dedales, diademas de diamante, 
dentro de diminutos discursos discretamente declarados deleznables,
disentería del decir, del dramatizar distintas desfachateces depravadas;
derrochando diluvios de dimes, diretes, dichos;
decires del demos, desaires, dudas, discordias, decepciones…
dictando directrices de difícil desarrollo;
deslices divertidísimos, detallando distraídas direcciones 
desconectadas descaradamente,
del día del deseo de dilucidar dilemas delicados:
¿Dónde diablos dormir desnudos?
Dime, dicha:
¿Disfrutas doler?
¿De dónde deviene, dicha, decaer, despedirse, 
desangrarse dilatadamente despiertos,
degustando desgraciados dolores del demonio?
¿Descansemos dices?
¡Debatamos!
Días de dignidad despuntan diligentes, 
deja de dormir, ¡despierta!, 
deja de digerir dentelladas desabridas…
Discúlpame, despojado de duraznos digo,
declaro disgustado:
Duele dejar detrás del dintel del dormitorio distante,
despeinado desastre derramado…
Diáfana dulzura de Dios,
duele deleitarse dignamente desvelado…
Deveras, dueles demasiado,
delirante dejavú… 




51 años

Tengo cincuenta y un años de andar descalza el alma 
medio siglo y pico de abjurar encierros y alpiste

51 junios de soñar mi casa en un árbol
de jugar peregrina con la vida
y no te enojes con la muerte

Cinco décadas y un cacho
de asumir que mi canto no es en vano
que llorar a cuentagotas no hace daño
que ordeñar las nubes con palabras no es pecado

Medio paquete y un cigarro de orfandad y desamparo
de besar la luz como un amante
de colar la noche entera y robarme sus diamantes

Sí, tengo cincuenta y un años
de avanzar entre breñales
sin dejar caer mis ideales





Después de besar la luz


Con todo y el gran detalle que supone
el fascinante y encantador misterio de las constelaciones, 
el amor y el respeto que inspiras cuando miro tus ojos,
igual cautiva
conmueve 
y compromete,
mi convicción y mi afán con gran ahínco,
para contemplar eternamente esas maravillosas joyas, 
cautelosas 
y felinas,
que miran silenciosas y expresivas…

Además, tú sabes, después de besar la luz,
lo demás es predicado…





De magos y milagros


Aplanar las calles del país no es imposible,
prueba de ello es mi diaria marcha voceando mis poemas

En todo caso,
y aunque mis zapatillas parecen queso roquefort,
mis adoloridos pies son tan bellos
como los de Juan, el bautista

Pero en mi país, tan docto en sobresaltos,
abundan los magos y los milagros

La risa de los niños es el prodigio que me encanta

Por tanto,
la próxima vez que vea al Mágico González,
con mi más espléndida sonrisa,
le diré que me gustan mucho sus sandalias…





¿Qué sería de mí?     

                                               
                                                                                a Pati

¿Qué sería de mí sin tus manos?
Tan sólo un harapo apestoso y raído
un guiñapo que roba el mendrugo a los perros
un holocausto hiriente de aquélla simiente
que me ofrendó a la vida
un solitario sol que muriendo lentamente
tras la tormenta se apaga y se olvida
un transeúnte del ser que jamás descubrió
que existía...
y que al menos con la piedra lo olvidaba y reía...

¿Reía?






Leyenda


a Pati


Con tu amor es fácil llegar al cielo
y volver para contarlo…






Inesperado amor

a Pati

Para tanto frío
jamás bastó un abrazo
ni falta hizo el vino
que siempre incendia el verano…

Penitente risa
peregrino llanto
tu inesperado amor
floreció en el sauce de mi canto…

Desde la orilla de mi asombro veo
que sobre el cauce ardiente de mi sangre
camina firme un milagro…











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada