martes, 18 de diciembre de 2012

LUIS MIZÓN [8854]



Luis Mizón, poeta e historiador, nació en Valparaíso, CHILE en 1942. Vive en Francia desde 1974. Ha publicado una veintena de obras: poesía, novela, ensayo histórico. Caballero de las Artes y las Letras, premio Jean Malrieu al mejor libro de poesía extranjera; miembro de la Academia Mundial de la Poesía, figura en numerosas antologías y libros de estudio. Sobre Historia e Identidad ha publicado la obra Claudio Gay y la formación de la identidad cultural chilena. Luis Mizón es director literario de la revista Confluences poétiques.

Publicaciones (selección):

Le songe du figuier en flamme, traduction de Claude Couffon, éd. Folle Avoine, 1999 
Anthologie de la poésie précolombienne, avec Zéno Bianu, éd. Le Seuil, 2000 
Jacques Lacarrière. Le sacré bricolage de l'esprit. ed. Jean Michel Place, Paris, 2004 
La rumeur des Îles blanches suivi de Grand Erg, La Dragonne, Nancy, 2005 
Le papillon déguisé, Dumerchez, Paris, 2005
Les jambes de l'abîme, Dumerchez, Paris, 2005
l'eSCargot, Æncrages & Co, 2006 
Voyages et retours, Rhubarbe, 2008 
Poème d'eau et de lumière, Al Manar, 2008 
Le Naufragé de Valparaiso, Æncrages & Co, 2008 
Pêcheur de lune, Al Manar, 2009 
Le Comptoir des Papillons Jaunes, Æncrages & Co, 2010 
Poèmes, 1986-1991, traduits de l’espagnol par Claude Couffon, Rhubarbe, 2010 




1.

Leo 
la boca asombrada de las piedras
y te digo
tierna fruta
dulce puerta
gruta escondida
despierta
me recibes
te abres
y sólo entonces hablas
dame tu sed me dices
dame tu boca entera 
aquí está el agua


2.

La lluvia  es tiempo demolido
acércame a tu miedo
regálame el reflejo de tu cielo
y el bosque sumergido de tu lago
el agua sin arrugas
que se cubra de gritos y de besos
de lágrimas y patos
de veleros sin rumbo
y círculos concéntricos


3.

Pedacitos de mica
fragmentos luminosos de tu sueño

pégalos a mi piel
con tu saliva


4.

Una tempestad de mariposas blancas 
llegó para alumbrar mi casa
al alba  
todas murieron
los faroles del río
y la calle vacía 
guardarán el  secreto de su danza
huesos molidos en el vendaval
de las palabras
frágiles reliquias de la noche


5.

En mi huerto de barro endurecido
crece el harapo de la albahaca
oro de nadie
mármol de nada
mi sueño
demolido a martillazos
deja aquí 
la  sombra vacía  que respiro


6.

A salvo yo y tú
siempre a salvo 
detrás de la ventana
tus rodillas estiran la seda  del abismo
y ya es de noche
diminuto incendio celeste
fogata donde se pierde el sol 
en el extremo del campo verde
nuestra casa solitaria
la bomba de bencina
y la autopista


7.

Te siento tan cerca de mi piel
que el agua vibra suavemente 
en la raíz más honda 
de mi cuerpo
bajo tu vestido
protejo con mis manos
tus piernas  
del frío


8.

Como eres tan suave
si no eres de piedra
pules tu cuerpo
con caricias de hombre
o con agua de río
lavaré con leche pura
los brotes que despuntan
y eso que arde lejos
sin quemarse nunca


9.

Eso que dijimos
en medio del camino
sin saber lo que decíamos
eso que arde lejos
sin quemarse nunca
eso que nació
en el agua y la luz
de nuestras lágrimas
es materia de la voz
barco fantasma
dios de amor
y secreto


10.

Hemos perdido el arca de los sueños
y el totem multicolor
se desespera
hemos perdido el árbol dorado 
los caballos floridos de sol
y ahora siento miedo de tu grito inaudible
del olor de tu cuerpo
de tu dolor 
nos queda la justicia del secreto
la sombra que dejamos sobre el agua
este fuego donde quemo mis basuras
cómo puede ser tan bello


11.

¿quién vive en mí?
es una conversación dentro de un muro
de niños que se cuentan secretos
quizás es el alma 
o casi


Poème d'eau et de lumière, Al Manar, 2008 





Desde el extremo de la mesa

Desde el extremo de la mesa
el mar interrumpía nuestras conversaciones
armando y desarmando
la famosa realidad
que nadie conocía,
que nadie sabía conocer.
La tierra próxima
que había que tocar con dedos ciegos
porque habíamos perdido
su contorno de luz
o gastado la trama
de los signos
o quizás
en la perspectiva
habíamos perdido los pasos,
los cuentos y las huellas.




El árbol arde y sueña

El árbol arde y sueña
una estrella oscura respira sobre el agua
y el cielo es más azul que el apocalipsis
donde sudan las estatuas de mármol.

Sus raíces surgen de viejas fotografías
color de tinta
lagos subterráneos
donde el sol sorprendió las arrugas de tu risa.

Sus raíces surgen
del naufragio y de la tumba
de la basura podrida de la fiesta

y como un músico después de una orgía
abre los brazos
y trata de caminar
sobre el agua del alba.






Cerca de mi ciudad desmemoriada

Cerca de mi ciudad desmemoriada
arde un bosque de grandes eucaliptos.
Signos impalpables quedan en mis lbros
viejos trazos que no puedo recordar
aparecen en todos mis papeles.
No borres ese canto esa ceniza
hojas de boldo de litre agujas de pino
poemas escritos en cuadernos escolares
sauces aromos cardos
llueve un canto oscuro sobre el mar
y las playas
el techo de las casas
y el oleaje.
El viento olvida
la palabra apenas dicha
en su trama de brizna.
El viento viene del sol o del cielo
de allá arriba del alba y la memoria.
Aquí olvidamos entre tantos muros
que la luz es un brillo sin palabras
y la palabra polvo iluminado.






La explosión del silencio

La explosión del silencio
regresa lentamente
a su origen arcaico:
la transfigurada piedra del amor
un rostro erosionado por las voces
una memoria visible
en los muros derrumbados del Sur,

Aprendimos que todo viaje
es un viaje de regreso.

Poemas tomados de la edición bilingüe de Gallimard, "Poema del Sur"





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada