jueves, 20 de diciembre de 2012

KATHARINE BEEMAN [8872]



KATHARINE BEEMAN. Canadá
Poeta, traductora y trabajadora sindicada, nació en Michigan y vive en Montreal. Sus poemas han sido publicados en diversas revistas y antologías norteamericanas, entre otras; Ruptures, La revista de las 3 Américas e International Poetry Review. Su primer libro, Direct and Devious Ways, fue publicado por la editorial The Muses Company/La Compagnie des Muses. Montreal, Quebec, Canadá, 1998.




PRISIONEROS DEL IMPERIO

Para quienes se aman, separados por las guerras y el terror
Después de 5 días juntos
y todo lo que existe entre nosotros,
cada vez más fuerte,
no hay lugar para la tristeza.
Entonces más fuerte la ola de mi corazón
rompe contra la orilla rocosa de América
por Los Cinco y sus familias,
a causa de la separación por las guerras,
a causa de la parodia triplede los EE.UU. pretendiendo no tener ningún preso político
proclamando la libertad
negando así a las almas misma
de los numerados y sin número
presos que detienen.
Del imperialismo
somos todos prisioneros.
Eso es mi gota en el océano
salado con nuestras lágrimas,
Eso es mi canción de honor
para Los Cinco
como aclara los ojos
la espuma del mar,
Nos rebelamos
pensando con el corazón
amor y resistencia
rompen las barrotes.
Aunque algunos tienen celdas más agradables
tenemos todos los mismos carceleros
somos todos amenazados por los mismos torturadores.
Nuestra libertad es la libertad de Los Cinco.

(Cubaminrex-Embacuba Canadá)





Como la piedra que sueña con el agua

Llegas a mí, en olas,
tu ojo verde
y dulce sonrisa
se prenden en mí.
A través del día
vienes a mí
pequeños estallidos de sueños,
se deslizan por los pétreos intersticios de mis días,
aguas de vertiente cayendo por las cascadas.
Tus manos
en mis caderas
me toman
me llevas
a otro país
a un lugar
donde nunca he estado.
Tierra baja y pantanosa,
el sabor gris salado
de piedra que encuentra el mar,
pájaros blancos de vuelo bajo
se cruzan, se dejan.
Tardes, el húmedo sol tibio
dirige la fusión del  agua.
Marea verde del mar
contra las piedras
cursa los canales
un líquido dorado
fuerza tierra adentro.





Escobar

En las colinas de Holguín
te veo,
a horcajadas
en tu moto azul y metálica
que armoniza con tus ojos –
porque en los poemas hispánicos
siempre hay ojos –
arreglando
una bomba
con música disco
o al ruido estruendoso
de una Formula uno.
No un ron sino una cerveza
fría y cristalina –
porque en los poemas hispánicos
siempre hay cristal –
te espera
en Montreal
si es que hasta allá llegas.

Ven en el mes de mayo
cuando haya desaparecido
la nieve
de mi isla ciudad
y en las calles florezcan
las lilas
y las mujeres lindas -
porque en los poemas hispánicos
siempre hay mujeres lindas –
y participa conmigo en el encantamiento
que solamente
la gente invernal
experimenta
cuando la esperanza –
porque en los poemas hispánicos
siempre hay esperanza –
se recalienta.




Bonsai inmenso
                                  
Escucha, mi amor,                                  
escucha cerca, mi amor                                
escucha mis chispas cuchicheando
                                  
allá sembraron mis semillas y
allá bajaron mis raices,
                                                                     
ahí crecio mi tronco
pero aquí florecen mis ramos y mis hojas.
                                
Y acércate ya, mi amor y oye,                               
oye, aquí crecen mis rocas.

                                    



Great bonsai
                               
Listen, my love,
Listen close, my love,
listen to my whispers sparking

over there, they planted my seeds
over there my roots descended

my trunk grew there
but my branches and leaves flourish here.

come closer yet, my love and hear
here, my rocks grow.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada