viernes, 21 de diciembre de 2012

DIEGO VELASCO ANDRADE [8912]




Diego Velasco Andrade
Quito, Ecuador, 1958. En los 80 integró el Taller de Literatura dirigido por Miguel Donoso Pareja. Miembro fundador del Taller Matapiojo. Ha publicado en poesía: Poemas antes de la Guerra., Panamá 1980; La poesía no es un libro de poemas, 1988, Derrocamiento del lector, 1989; Safari a Ombligo Equinoccial, 1991, Gato en el sol 1995; Hundimiento de Mu y relación de otros hechos misteriosos ocurridos en el Reino de los Colibríes, 1997, y las compilaciones Alquimias, 2002 y Cordeles 2005. En narrativa ha publicado, En el Jardín de Freud, 1995 ¿El poeta ha muerto? 2002 (personaje con textos) y Tierna Ficción 2006.

Sus textos aparecen en varias antologías ecuatorianas, de España y Latinoamérica. De profesión arquitecto, obtuvo un Master en Ciencias por la Universidad Católica de Lovaina Bélgica en 1994 y el Doctorado en Teoría e Historia de la Arquitectura en 2007, en la misma universidad. Desde los años 80, se desempeña como profesor de Semiótica y Diseño en la Universidad Central del Ecuador.Al decir de Marcelo Chiriboga:…“Su obra inicial, cargada de ironía y tono prosaico, pretende derrocar los mitos del poeta, la literatura y el escritor a través del recurso del cine, la publicidad y la historieta (La poesía no es un libro de poemas / Derrocamiento del Lector).





POEMA DE ODIO

Hoy es el más amoroso día de mi vida
Hoy te escribiré al fin mi poema de odio

Aunque te estremezca :
El durazno que crece en tus labios
también vive de odio...

Odio al bien la razón el amor
Odio a la muchacha que pasa enfrente 
como un fantasma
Odio esta hoja para envolver pan 
que me regaló el tendero
Odio a las algas las golondrinas las libélulas

Camino pensando en el gozo de escribir algo 
dulcemente impregnado de odio.

Me sentaré bajo el sombra de aquel árbol
Junto a esa pareja de bobos que se dan besitos
que a nada saben

Donde esas nubes me miran 
e inician una danza en desbandada.
Odio a las mariposas nocturnas 
que se posan en tu pelo
Odio tu necesidad de ternura
quiero que sepas que desde hoy
cegaré esa palabra de tus labios
Soy un vampiro malo muy malo malísimo
un horripilante hombrecillo
que persigue a las dulces niñas como tú
para devorarles el cuello
Para hacerlas arder como a una paloma
Para aterrizar en su sexo y beber todo el amor
que aún puedan padecer.

Mientras pienso en esto chupo una naranja :
ella suelta un duende amarillento y agrio
Pasan unos niños fabricando risas espantosas 
Odio a los niños : 
ellos viven de una flor
que suelen instalar en sus pulmones
Inflan sus globos y se ponen a volar
como si nadie más que ellos existiese.

( He llegado a este árbol que me aparta del sol
he venido a una cita a la que nadie llega
aquí estoy odiando hasta al aire que respiro).

El cabello de esa muchacha atraviesa la lluvia
Ella cuida su pelo como tu cuidas tus pupilas
Pero no
ya no me interesa leer tu libro de Lewis Carroll
Ni sus liebres de marzo o sus gatos de Cheshyre
Ni sus feliz feliz no cumpleaños

Ahora cultivo mis odios en una flor verde

Te esto diciendo que te odio
Que no me interesan tus poemas en papelitos 
" ni el río, el lecho, el sol, el agua luna renaciendo"
Odio a esos pajarracos 
que andan rondando por tu mente
Odio tus ojos tus manos 
tus ilusiones tus suspiros
Tus miradas perdidas al fondo de la taza.

Cancelaré tus salidas nocturnas
me esconderé en tus zapatos
Me subiré en aquella colina 
y provisto de un telescopio 
vigilaré todos tus movimientos

Ahí estás 
escribiendo colores
rojos verdes negros azules violetas
Haciendo movimientos sospechosos
abriendo cajones guardando tu blusa 
acariciando la falda
Quiero que sepas que hoy es el más odioso 
día de mi amor 
y punto.

...Y que mis ojos te oyen atropelladamente
Y que alguien pasa silbando a Francis Cabrel
y que una manzana marchita me cae en la cabeza.

A mí no me agrada tu claridad 
A mí me gusta la noche
Yo soy solo un búho de tristes plumas negras
de ojos de dinamita de fobia a las maravillas
Que se alimenta de Alicias 
y de conejitos blancos 
Y a veces devora a la luna en pedacitos lentos 
crac crac crac.

Ya no te quiero me oyes 
no quiero que vengas a estorbarme la sombra 
del árbol
no quiero que me compres zanahorias
que me des de comer en tu mano

Mañana encontrarás este poema flotando
en una hoja de envolver pan que me regaló 
el tendero.

Recuerdas esa araña
que venía a tu cuerpo por las noches ?
yo la enredé un día en su propia tela
la encendí con celos 
como a una flecha ardiendo.

Cuarto para las doce las doce menos cuarto :
Una niña de naranja me atormenta
Ella se mueve distraída allá 
en la rama de un árbol
Se columpia de vértigo ante mis ojos.

Me acerco a la niña y ella me dice
en el árbol en el árbol está el enigma de tu odio
Me acerco al farol y ríe jo jo jo
en la casa en la casa 
está la respuesta a tu odio
Me acerco a la casa ella mueve la nariz 
y me dice

La Alicia de tus maravillas 
está al otro lado del espejo.

Voy corriendo al espejo y
te veo huyendo tras de un conejito blanco...

Entonces 
prendo un cigarrillo y
me odio.






EL POETA DEBE MORIR

El poeta ama su poesía
porque ella es manzana personal
que no podemos alcanzar con las manos
pues ella sale de sus altos hornos intacta
como mariposa desnuda o sirena con gotas de rocío
mas su poesía es una ciencia helada y mortal como los átomos
un hermoso naipe de palabras huecas
una flor húmeda encarcelada en sus pulmones
como una alita mezquina.

El poeta llega y se sitúa por encima de nuestras narices
a fotografiar nuestra rutina, nuestros métodos poco líricos
nuestras continuas infecciones callejeras
y si no cabemos en el carruaje de sus transgresiones
en donde solo pueden encaramarse unos cuantos
flota sobre el suelo, con sus aires de medusa
repeliendo el olor que brota de nuestros sobacos...

¿Quién es el poeta?

un payaso devorado por el romanticismo
por su soledad de bailarina geisha
danzando intocable como la libélula
que teme achicharrarse en una lámpara
el duende azul que emergió de una placenta tenue
para deslumbrar con sus maromas a la corte
el sobreviviente de una familia de alta estética
que danza como salamandra en los jardines
recogiendo las monedas lanzadas por el príncipe
y su fina sensibilidad se remece
cuando roza nuestras torpes plumas de avestruz
nuestras ordinarias hilachas de carroña
porque él es el visionario de la especie
el fiel cabrón de las musas de palacio.

Mas, ¿de qué nos sirven sus poemas
sino vienen  a navegar como flores en contracorriente
si no son capaces de alimentar con su savia a los náufragos
si constituyen galerías perfectas
en donde no ingresamos los piojos los sapos y las moscas?

El poeta debe morir
de sus cenizas revoloteará la poesía
como el ave fénix de una belleza “ nueva y convulsiva ".

El poeta debe morir
y la poesía vendrá a engrosar
la tierra de nuestras uñas
vendrá a revolverse en la ollas de los cangrejos
calcinados por la barbarie.

El poeta debe morir
y la poesía salpicará roja de aquellos perros
que murieron apaleados por sus amos
y se alzará roja del excremento de los mendigos
y escapará como un globo
por entre los barrotes de las cárceles.

El poeta debe morir
y la poesía germinará en el cuchillo
con el que la gula pedaceo a los cerdos
y devorará como un ácido el pecho de los tristes.

El poeta debe morir
y la poesía escupirá cariños
desde las grietas de los torturados
y coloreará el agua de las tuberías
con manchas de un veneno purificante.

El poeta debe morir
y la poesía empezará a ser escrita por lo sapos...

Este es el principio de su poder verduzco
descolgando su música ante las orejas
de una ciudad alucinada :

croa croa croa croa croa croa roa croa croa
croa croa croa croa croa croa croa croa croa croa.








SUPERMAN

Superman no es un pájaro
no es un águila
ni es un avión.

Es un superhombre con superpoderes.

Más poderoso que una locomotora
más rápido que una bala
capaz de saltar sobre el edificio
más alto del mundo
por ir a mantener el orden

Pero
bajo su doble personalidad
del tímido reportero Clark Kent
no se atreve a declararse a Luisa Lane
mantiene una extraña amistad con Jaime Olsen
huye cobarde ante el mínimo problema.

Camino a su trabajo
en el Daily Planet
es una hormiga
perdida en la multitud
un transeúnte que resbala en una cáscara
un pequeño burgués común y corriente

que toma el bus equivocado.






BATMAN

!OUCH!

!BLUM!

!SOCK!

Ciudad Gótica:
Banco del multimillonario
Bruno Díaz.

El hombre murciélago se bate a golpes
con cinco malvados de aspecto latinoamericano.

El villano invitado es Acertijo
quien atentamente observa a sus muchachos
desde la ventanilla de pagos.

(Ha tomado a Robin como rehén)

Mientras tanto
enterado de lo que pasa
el jefe O’Hara trata inútilmente
de comunicarse con Bruno Díaz
en su elegante
mansión.

El encapuchado exige al villano
liberar al joven maravilla

El malvado pone condiciones al héroe:
¡Oye!
contéstame dos acertijos

1. ¿Qué suelen hacer Batman y Robin
cuando están a solas en la baticueva?

Esa pregunta no te la puedo contestar

2. ¿Por qué Batman defiende con tanto celo
los negocios de Bruno Díaz?

Fácil, porque los negocios de Bruno Díaz
son mis negocios.

Acertijo y sus muchachos huyen
precipitadamente.

El jefe O’Hara que llega en esos momentos
finje no haber escuchado nada.

No se preocupe jefe O’Hara
la tranquilidad ha vuelto a la Ciudad Gótica.






LA FAMILIA PICAPIEDRA
ES UNA FAMILIA FELIZ

Pedro Picapiedra
su esposa Vilma
su hija Pebbles
y Dino su fiel dinosaurio
viven en un barrio de clase media
en Piedradura.

La familia Picapiedra
es una familia moderna
de la Edad de Piedra

Pablo y Betty Mármol
son sus vecinos

Los domingos
Pedro Picapiedra y Pablo Mármol
suelen ir juntos a jugar bolos.

Pedro trabaja en una cantera
recibe su sueldo mensual en pietrodólares.

Ello le permite
correr con los gastos de su casa
cuidar a Pebbles y a Vilma
y los fines de semana salir de paseo
en su troncomóvil.

Moraleja:
El “american way of life”
existe desde tiempos prehistóricos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada