miércoles, 12 de diciembre de 2012

CRISTIAN ANTILLANCA [8776]





CRISTIAN ANTILLANCA 

Cristian Aurelio Antillanca Antillanca nació en Huiro, Corral, CHILE  en 1974, comunidad mapuche lafkenche de la provincia de Valdivia.Es titulado de técnico en construcción, y trabaja como dibujante y maquetista de arquitectura. Ha publicado poesía en la antologías: Magia de luz y sombra (Osorno, junio 2005), La Memoria Iluminada (Málaga-España, 2007), Antología Riesgo País (Valdivia, 2007) y un poemario Pu Anünka Ñi Tapülmu Inüfnarkülerpüy Narantü " La tarde Cae en las Hojas de los Árboles" (Ediciones Nolmen, Fútawillimapu 2006) Trabajo financiado por el fondo regional de cultura y universidades (F.N.D.R). Texto que ha sido reconocido por el departamento de educación como apto para la educación en Chile. POETA MAPUCHE




Al despedirme
pensé en mis hijos
Dónde andarán _ hijos míos
en qué tarde
buscando ya sin fuerza un vientre en que habitar

Nunca tendré una casa en esta tierra
nunca una ventana
en la que ella se siente al atardecer
a mirar dulcemente
como si buscara a sus hijos

Todos los lugares de esa tierra
tienen un nombre
y de ellos sólo recuerdo
los pies que los caminaban
Me iba diciendo
antes aquí había una casa
una ventana
donde nos sentábamos a mirar la tierra

Aquí no seré más vacío
en que anden
las ánimas de los árboles talados
Ay, si te pudiera pedir
si te pudiera decir
envíame una carta
dime cómo está esa flor que da tan bellos frutos
si este año es el mismo color de la lluvia
que trae a los caballos que combatieron
en las praderas cansadas
dímelo
cuando las estrellas traigan a dormir
al gran monstruo de la noche bajo los manzanos
o cuando desde la ventana abierta al invierno
los cerros digan
el mar el mar el mar.

(inédito)







A los descendientes del longko Paulo Nauco

Corro por la playa
con un caballo y cuatro perros ajenos
ebrio.
En las dunas duermen los antepasados
y en la orilla las corvinas son tesoro
que la mar entierra.
Corro
La noche va cerrando sus mil ojos
Los árboles me buscan a tientas
Julia Nauco se está muriendo
Su hermano está en un asilo
soñando
que corre por la playa
con su caballo y sus cuatro perros
que se trae a Colún a la rubia que lo cuida.
Los abuelos siguen durmiendo
Los gringos se están riendo
Y yo estoy borracho
tendido
soñando
que corro por la playa.


Escribir en la muralla. Poesía política mapuche. Ediciones del IMPC y Ediciones Centro Cultural de la Cooperación, 2010. Buenos Aires.







CUANDO LLEGABAS

El sol cae sobre el chuponal
El viento sur llega a los huesos
Los caballos que pastaban quietos
se asustan
corren
En el mar el marullage ha florecido.

Recuerdo cuando en la orilla
los perros y yo te esperábamos.
Cuando llegabas a puerto
ellos saltaban sobre ti
te lamían la cara
tú reías
Yo los envidiaba
Pero no te culpo
lo nuestro era el silencio
Para mí tú eras la lanza que descansaba
en un lugar preciso de la casa
Ahora que no estás escribo
para que el silencio venga
como cuando de la mar llegabas.

En: La tarde cae en las hojas de los árboles. 
Ediciones Nolmén, 2006.






Ya sabíamos que andaba rondando
Al comienzo por las noches
Perdiendo todo sentido del recato
aparecía mañana y tarde
Cuando te creímos habituado
a su tonada falaz
En una noche de calma
te tronchaste
como alerce
y ni siquiera te estribaste

En La tarde cae en las hojas de los árboles , 2006






Juan Pallante me dijeron que te llamas
cuando yo andaba triste
'Juan Pallante i latúe
la planta con nombre y apellido'
me dijeron
desde ese día te busco Juan por la orilla del río
para bailarte, para pedirte
como lo hacían los antiguos
Que venga el Kallfürapa del otro lado del Chahuin
como toro embravecido
a plantar bandera
bandera mapuche
para que retoñen tus hijos Juan 
y los nuestros puedan bailar pedir
que se levante que se despierte
de la tierra
el coligüe.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada