martes, 25 de diciembre de 2012

CHRISTOPH JANACS [8935]





Christoph Janacs nació en Linz, Alta Austria, en 1955, estudió literatura alemana y teología en Innsbruck y Salzburgo y vive en la calle Dorfstr. 125, A-5081 Niederalm, Salzburgo, Austria. Poeta y narrador, ha publicado una novela (Schweigen über Guernica - Silencio sobre Guernica, 1989), dos libros de cuentos (Das Verschwinden des Blicks - La desaparición de la mirada, 1991; Stazione Termini, 1992) y cinco libros de poesía (Nichtung, 1993; Der abwesende Blick - La mirada ausente, 1995; Templo Mayor, 1998; Brunnennacht - Noche de pozo, 1999; Sumava, 2000). Tradujo los Poemas Austriacos de Marco Antonio Campos que se publicaron en las Ediciones El Tucán de Virginia, México D.F., en 1999.

Los cinco poemas forman parte de su libro Der Asche entgegen / Tras la ceniza que reune una selección de sus poemas publicados e inéditos, publicado en las Ediciones El Tucán de Virginia en el año 2000.

Las versiones españolas son de Javier García-Galiano de Rivas, proporcionadas por el propio autor.



Comala

para Juan Rulfo

¿quién arrastró mi pueblo hasta mi cuarto? pues aquí está, polvoriento, empollando al mediodía, aquí y allá una contraventana tablatea, un quicio se queja, en otras ocasiones, silencio. en la sombra los carniceros dormitan, el sacristán trae cubetas llenas de sangre de la iglesia, la salpica, dejando tras de sí manchas oscuras



¿qué hago en mi cuarto con estos jacales, las callejuelas empedradas, el polvo? ¿qué me importa el sueño de los carniceros? el sacristán con sus cubetas, debe tañer las campanas, si ésto le sirve




en su lugar las paredes se retiran, el cuarto se abre, mi madre me lleva escaleras arriba, me muestra el corazón con las gotas, la espada, le oigo decir: mira, mira bien lo que has hecho





la paloma

para Víctor Sandoval

mano ojeante

entre las líneas
los dedos encuentran
letras olorosas

la palabra aletea


café Córdoba
para Francisco Hernández

de los despeñaderos de sus poemas
ruedan las palabras
                                brincan
saltan dan mar
                        o mas
siguen rodando
                         quedan tendidas
astillas espinosas
que nosotros aquí abajo recogemos







Montebello

a la memoria de Jaime Sabines

abismo nocturno se divide en
cielo y cielo
estrella
refleja
lámpara
lámpara
astro
una palabra es la mariposa
en el cono nocturno





Templo Mayor

a Marco Antonio Campos

la mano, prensada a
la pared. y la voz:
                            mira,
así se palpa el tiempo

de los sillares negros azulados
escapaba el latido de la piedra






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada