domingo, 25 de noviembre de 2012

MONTASER ABDEL MAWGOUD [8556]




Montaser Abdel Mawgoud
(Damanhur, Egipto, 1973)
Es profesor de árabe. Su libro Guerras y derrotas (2004) fue elegido para participar en el Festival Internacional de Poesía de Struga (Macedonia). También ha publicado los poemarios Nostalgia, cesta de los perdidos (Fundación Akmal, 2010) y Hay cosas que no probarás (Ediciones de La Otra Escritura, 2012). Sus poemas han aparecido en periódicos y revistas literarias como Akhbar Al adab (El Cairo), Al hayat (Londres), Assáda (EmiratosÁrabes Unidos), Elaf, Kikah, Al kalima, etc. Estos tres poemas son inéditos en español.



Líneas cruzadas

Cada vez que sale de la mezquita lleva líneas cruzadas por todo el cuerpo. Su esposa, airada, le advierte: «¡Las mezquitas son para las oraciones!». Él no se lo puede explicar y ella no le entiende.
Pasó el tiempo y las líneas de su cuerpo eran más gruesas. Dejó de hacer natación. Cuando abrazaba a su hija, ésta se asustaba.
Su esposa le siguió hasta la mezquita, arriesgándose a entrar en el espacio de los hombres. Él se quitó sus zapatos. Como todos los demás, hizo laablución y se incorporó a la fila. Al comienzo de la oración, apareció una criatura etérea entrando y saliendo por las ventanas decoradas de arabescos. 
Aquella noche quiso dormir dejando a su esposa que pasara los dedos por su pecho y sus hombros, siguiendo las líneas que se convirtieron en canales que ella llenó con lágrimas.




خطوط متقاطعة

كلما خرج من المسجد تتقاطع خطوط على جسده طولا و عرضا
حذرته زوجته بعنف: جعلت المساجد للصلاة..
لم يفهم و هي لم تتمكن من التوضيح..
مع الوقت كانت الخطوط تزداد ثباتا حتى توقف عن ممارسة السباحة و كلما ضم طفلته إلى صدره كانت تجفل منه..
راقبته الزوجة حتى المسجد.. مخاطرة بالدخول إلى أماكن الرجال .. وضع نعليه..
توضأ مثل الجميع و دخل في الصف... عند بداية الصلاة غادره كيان أثيري راح يدخل و يخرج عبر النوافذ الموشاة بالأرابيسك...
في تلك الليلة تظاهر بالنوم تاركا أناملها تتحسس صدره و كتفيه مقتفية الخطوط التي صارت قنوات راحت تملؤها بالدموع







Soledad

En el suelo de madera se agolpan el silencio y los pasos imaginados, y la lámpara exagera inclinándose para evocar fantasías que iluminan y molestan al armario, que empuja a la mesa y al vaso, que olvidó el sabor de los últimos labios, a acechar la cama que se desvió, con su existencia, hacia un vehículo que se mete en las estepas del insomnio, y se aleja la silla —con su aspecto que suscita pena— compadeciéndonos a todos por la última mentira de esperanza colgada en la ventana, que está a punto de estallar por la salida del hombre, ya mezclada la voz de sus pasos con gotas de su sangre, velada por los colores que nunca perdonarán que el rayo se retire de tu vista con la brusquedad que hiere el oro del cuadro.



عزلـة

على الأرضية الخشبية يزاحم الصمتَ وقعُ خطوات متخيلة ، فيبالغ المصباح في تدليه لاستحضار خيالات غمرها بنور ٍ ضيق به ذرعا من خزانة ملابس استدرجت المائدة و الكوب الذي نسي طعم أخر شفتين إلى التربص بسرير انحرف بوجوده إلى مركبة موغلة في سهوب الأرق ، فينأى الكرسي ـ بهيئته المثيرة للشجن ـ مشفقا على الجميع من أكذوبة الأمل الأخير المعلق بضلفتي شباك توشكان على الانفجار لمرأى خروج الرجل و قد اختلط صوت خطواته بقطرات من دمه تسترت عليها الألوان التي لن تغفر مطلقا انسحاب شعاع بصرك بفظاظة تجرح ذهب الإطار!!







Samarcanda (Inspirada en Samarcanda, novela de Amin Maalouf)

Al cerrar la última puerta de los paraísos de mi infancia, yo tenía que prepararme y empecé a ahorrar dinero para viajar a Nishapur con la certeza de que Al-Jayyàm (1) se me apareciera extrañamente, de que me impusiese sentarme en silencio mientras él habla de astronomía, vino y mujeres, sin que la condición de la muerte le impusiera el placer de llorar así, sin razón. Y cuando él terminara, me ofrecería su turbante o su burda, o incluso su zapato. Aceptaría de él cualquier cosa salvo aquella copia dorada de Las Rubaiyyat (2), por la que el deseo de propiedad lucha contra el mal agüero y lo abate.
Aquella copia, por la que han expirado Nizam al-Mulk (3), Hassan bin Sabbah (4) y otros cientos, antes de navegar en el laberinto de conjeturas por el desastre bíblico del Titanic.
Del precioso mineral y desafortunado destino de aquella copia se formó mi infancia.

de Guerras y derrotas (2004)


سمرقنـد

بإغلاق الباب الأخير لفراديس طفولتي كان عليٍِِِِ تدبر أمري فرحت أدخر المال للسفر إلى نيسابور بيقين أن الخيام سيتجلى لي بهيئة ذاهلة تلزمني الجلوس صامتا و هو يحكي عن الفلك و الخمر و النساء دون أن يمنعه مقام الموت متعة البكاء الذي يأتي هكذا دون سبب.. و حين ينتهي سيكافئني بعمامته أو بردته أو حتى فردة حذائه... سأقبل منه أي شيء إلا تلك النسخة المذهبة من الرباعيات التي بشأنها تصارع رغبة ُ التملك الشؤم َ فتصرعه.. تلك النسخة التي أزهقت أرواح نظام الملك و حسن الصباح و المئات غيرهم قبل أن تبحر في متاهة الظن على خلفية من الكارثة التوراتية للسفينة تيتانيك... 
تلك النسخة من معدنها النفيس و قدرها المشؤم 
جبلت طفولتي.



     —————

     (1) Omar Al Jayyàm: (1048-1131). Matemático, astrónomo y poeta persa, nacido en Nishapur, la entonces capital selyúcida de Jorasán (actual Irán).
     (2) Las Rubaiyyat: (‘cuartetas’, en persa), un corpus de poesía que, como su nombre indica, son series de cuatro versos escritos por Omar Al Jayyàm en farsi. 
     (3) Nizam al-Mulk: (1018-1092): estadista iraní, visir de los sultanes selyúcidas Alp Arslan y su sucesor Malik Shah. Como muchos otros personajes del ámbito islámico medieval, ha pasado a la historia con un sobrenombre, que en su caso significa “el orden del poder monárquico” en árabe. Fue protector del matemático Omar Al Jayyàm. Escribió un tratado de política. Murió en un atentado a manos de la llamada Secta de los Asesinos.
     (4) Hassan bin Sabbah: (1034-1124), también conocido como “El Viejo de las Montañas”, fue un reformador religioso, autor y precursor de la “nueva” predicación de los ismailitas asesinos, que pretendían reemplazar la “antigua” predicación de los ismailitas fatimíes de El Cairo.




Traducción y nota: Mohamed Ahmed Bennís y Juan de Dios García

 http://www.elcoloquiodelosperros.net/numero31/esp31mo.html


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada