miércoles, 7 de noviembre de 2012

MARISA DO BRITO BARROTE [8303]



Marisa do Brito Barrote (Buenos Aires, ARGENTINA 1970) Es poeta, narradora y jefa de redacción de la revista BOCADESAPO. Trabaja como editora y divulgadora de ciencias para niños. En los noventa, formó parte de grupo de poesía Abriendo la boca. Su poemario Madamas (Alción, 2006) fue destacado por los Premios Fundación Octubre. Publicó cuentos en varias antologías, entre ellas: Una terraza propia. Nuevas narradoras argentinas (Norma, 2006) y La erótica del relato (Adriana Hidalgo, 2009). Entre sus obras para niños se hallan la Enciclopedia Visual de las Preguntas Santillana (Buenos Aires, 2008; Madrid, 2009) y Con la cabeza en las nubes (pequeño editor, 2010). Pueden visitar sus trabajos en http://marisdobrito.blogspot.com




Virtud

I

El de los dedos de faro
me quita una lagaña
estrella
mis bichos de luz contra la lámpara
me da la sombra
y vuelve.



V

El de la espalda de hielo
reposa
su rama cargada de nieve
sobre mi muslo de mink.
Duerme un silencio
de conejo en trampa.





Angustia

III

Esta vida no es mía
Tengo ganas de quitarme
el corset arrugado del sudor
y derramarme lujosa
como una seda ardiente
por el surco tibio
de las almas.







Madres

I

Definitivamente 
mi cuerpo cursa su ciclo natural,
libera 
una tras otra gota
del dominó inevitable.

Estoy atrapada
en lo más perra laucha 
de mí.
Formo parte de la especie.




VII

Hoy tuvimos nuestro primer encuentro.
Vos llorabas como niña
que acaba de nacer
y yo como madre
que termina de parir.
Con la piel más suave del asombro
se tocaron
mi final y tu principio.




VIII

Niña que chupetea de mí
como una sanguijuela que es igual a mí
más niña y me repite
con mis chinchudeces e hipos

Me quedaría todo el día
alimentándote
hasta que me desaparezcas
y forme parte de vos misma:
–mi lechijuela
mi chiquitruí–
beba que chupa
de la teta de mi ego.






Niñas

I

Si son buenas
las niñas se cortan el pelo
                           las uña-dientes
por amor a la H de sus padres.

Si son malas
son desprolijas
                          y usan
alfiler de gancho en el ojal
para jugar a Juan y Pinchame.




V

A la niña le vino
(como la M)
la historia de verdad
con una tijera
cortó los vástagos
                          de lápiz
las excrecencias
nudos

pero su cuerpo no fue papel.





IV


Para
trocar los desastres
de mi mejor estado
         de reproducción
se puede
Palpar el peso
que infla mi bolsa de mariposas
y me anuncia
con alitaletas
la venida del bienvenido
o
Creer que el olvido
absoluto
de una misma
servirá
         por fin o en principio
para dejar de ser
                          SOLA.

Madamas, Alción, 2006.





                          Filtro

                          Hoy
                          te álamo
enrojeciendo linternas,
murmurio sortijas
de centauria criatura,
    unciono,
      muérdago el búho de tu beso de ruda
    unciono,
                asophielo tu metal hasta romperlo.
          Hoy
grimorio mi canción
de terciopelo y uvas
para mantrarte,
    Magista,
mis alumbres inciesantes.




Filtro para consagrar un viaje al Poniente

Borgo
       tres estragos
  del Oeste     farol del día 
sin ocasión de terribles.
Digo,
Lenguo,
Pronuncio:
Rocas al trono de Atila
Mamaligas de niebla
Labios dacios de frío
Idioma gris del valaco...
Para poniente lugar
estas palabras magiares
negran miradas a lobos.






Filtro que deberá ser pronunciado en ocasión de 
una guerra

Thör,
de la Media Luna deva nada,
fosa mis terrores a estandarte cría.
Gloria un claro
acorralando aceros 
de gemido barrilete.
Selva mi frontera de risa briosa
 para que
m a d r e
mi leyenda urdida
de amamado climaterio
    como una
l u z
que comandante arca.






Filtro para conjurar un rumor desfavorable

 Transhilvana idioma 
 de los cárpatos imaginados
 a otro mundo Pan.
 Moldavia pronto
mi suerte de espantoso
temiendo cadenas
de arrastrado conde.
N i n g ú n
originariamente
libro
extremo de salmos
perezca
en aguas de profundo grito
o
salivados silvos
a t e r r a r á n
sus bucovinas salvajes.






Filtro que alejará mis temores de Road Movie  

Yo te caucho
devoto de la
Santa Siete Leguas,
espejito del camino caluriento
a bocinazos y pegatina de asfalto
¡¡Ruédula!!
Titiritero de yuyo verde y plumerillo
¡Guarda la liebre!
Pinta la ruta
de tu carromato-sol
hasta mis ojos nublados
por las tardes de esta
espera.






Filtro que quebrará el hechizo de un tango dulzón

Arruga,
      bandoneón,
parrales que de raman
la mala sangre al hule
         -ay-
sin tifus,
sin ventosa.

Oruga, 
            corazón,
tus patios de pañales
que tango tiempo roto
         -aids!- 
violetan las victrolas.
     




Filtro que alejará crecientes litorales
                                                                a Laurentina


                                   Ya rará
                                   gauchito
                                   terrojo de andar
                                   descal zo nidos
                                   cuchillas y pinzas
                                   De diente valdío
                                   de galleta roca
                                   que gira son y soles
                                   silbando
                                   del alba h acá
                                   a la orilla blanda
                                   de polen
                                   tá lindo
                                   Qué lindo tá el río. 
                                   




Filtro que ha de ser gritado para despertar marisas

                       Que
                       amanezca 
                                de brisa
                       su acandado dominio.
                       Que
                       píen gorriones
                       su cubrecara de noni,
                       telagaña cancel de la noche.
                       Que tu ronquido
                       y sellado do
                       (pulido hasta el hartazgo
                                de piyamas)
                       sea barrote
                       en bostezados sones de marisa
                       y despuerte,
                       tarareando 
                       dominós y furias
                       para alegría de su nadies.




Diego Alberto que tiene
su nariz con pecas
no tiene más piernas
Y le cuelgan dos alambres de fierro
de los que
NI MI PAPÁ 
pudo volver.

Yo no fui, yo no fui
Se rompió solito

A Dieguitoalberto le saqué los brazos
Quería saber si me quería
Si su corazón de plástico
tenía el nombre que yo le di
escrito
pero no se lo encontré.

Yo no fui, yo no fui
so li to rompió se

Diegoberto
en un tiempo fue mi hijito
mi be bebote
mi cu pupi lamur
Ahora duerme 
en una bolsa de madera
descuartizado y feliz
como siempre.

Yo no fui, yo no fui
te dompió tolito

Ah!
Mi Diegolber tolindo
quera articulado
y me desarmó.

--------------------------------------------------------------
Tengo piel de palimpsesto
en tanto me preguntan por mi herida antigua
pierdo un poema un cuento un ay
una escama un papel un texto.
--------------------------------------------------------------

Apagón
Yo no conozco la noche
sólo una vez la vi con sus negros
flameando como fantasmas
sólo una vez la oí con sus perros
chumbando a las sombras.
Sólo una vez
-noche vientre- 
tu dedo me tocó con tu huella toda 
y supe que eras
del tacto y del sonido
de la muerte.

---------------------------------------------------------------


Chicas
Perdida en los cuentos de su pe
vió caperus
lobos y lobas 
apeninos
personajes armados 
con plumas de colores
y tinta
para ensuciarse las manos
para narrarse un cuento largo en la piel.
Si son buenas,
las niñas se cortan el pelo 
las uña-dientes
por amor a la hache de sus padres.
Si son malas,
son desprolijas
y usan
alfiler de gancho en el ojal 
para jugar a Juan y Pinchame.
Señorita que ama las historias
busca encontrar
(el pan pesado de su pe)
bollo de cuerpo molido
que nutra de dichos de verdad. 
Imaginero,
labio de la caricia de leche,
fraguas la llaga del hornero sin cabeza
barajas
sobre inventitos de lata
carcajadas efímeras de mentiras y siesta.
A la chica le vino
(como la eme)
la historia de verdad
con una tijera
cortó los vástagos 
de lápiz 
las excrecencias
nudos
pero su cuerpo no fue papel.

El de los dedos de faro
Me quita una lagaña
Estrella
mis bichos de luz contra la lámpara
me da la sombra
y vuelve.
La mujer cubrirá 
su estado de no figuración
con una mantis religiosa
tocado
tocada de luto perpetuo
doblará las campanas 
como un pañuelo seco.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada