miércoles, 14 de noviembre de 2012

CELESTE DIÉGUEZ [8373]



Celeste Diéguez (1979, Chascomús, Provincia de Buenos Aires, Argentina. Reside en la ciudad de Buenos Aires)
Material editado: La enfermedad de las niñas,  Pajarosló Editora . Participó en las antologías Poesía Manuscrita 2 y  Mangueras rojas y azules y  en Color Pastel.
www.celestedieguez.blogspot.com



Los fragmentos en cursiva pertenecen al Manifiesto Comunista, texto compuesto por Carlos Marx  y Federico Engels en 1848


un espectro
se cierne sobre europa
contra este
han conjurado en santa jauria todas
las potencias el papa y el zar
los radicales y polizontes

contra este y su oeste han cernido conjurado estos
aquellos
santa jauria despendejada belfast
dentella destellos chapas vacias
pinzas inmobiliarias
todas las potencias
amontonada montonera
bigote falso radio operador
espia.

los horizontes se han redistribuido
los bordes
camarada herr profesor
no es tan facil hoy mensurar
de donde esta viniendo la santa
la jauria
el tropel del oropel
de estancia y papua los radicales
zalema ¿ azar? la ultraderecha
 y la policia federal
de espolon y  boca abierta.



y el espectro de diente
cariacontecido de epilepte baba
de paco engendrado en pestilente prole patria
pus de la poderida infeccionante patria
patre que escalpe escinde descuaja
persigue
en patota nocturna a las zarandeadas esquirlas de su radiante bomba
latino liberal.

todas las potencias mediaticas medeas
todos los tubos fluorestaticos de alta tension tiritantes
babean de esponsores multiplicarios arghhh
empujan sonrientes la ficha del borde
 caemonos arrastrando el integro mantel
desintegrados.

y los medios las vedettes
los conductores la ultraderecha los social democratas
los comerciantes la policia el ejercito
 los represores las modelos los secuestradores
los dueños de casas de fin de semana los veraneantes
los jueces los dueños de casas los intelectuales los colectiveros
 los docentes los cantantes de rock las vecinas los bienpensantes
los politicos los gobernantes
 los periodistas serios
los porteños
los dueños de casa.


pala

la pala hundo en el humus humano el metal brilla fluido amalgama es hermoso pensar en materiales interviniendo dialectos explotando por fin en insultos delictivos deleites la fuerza pala la intelectualidad pala ardiendo al rojo hervor de los cánticos que tejen rápido entrelazando la urdimbre los hilos de acero de teoría el dibujo acuarela de la praxis empala la idea por el sexo de la idea por el testuz el torso la idea muestra al fin su liquido vital el palo que sujeta su carne sobre el fuego cociéndola.
cada palabra mide el tiempo lineal de su utilidad
un concepto se solidifica al caer como se enfría de rápido la cera hace moldes también se rearma con nuevo pabilo adentro quemar lo que solo ha sido causa de servicio.











besalabios de crealina dormida plomerea de mañana sabores desalienta destapa la espalda suave flambeada llanura de sudores todo el mismo color de acaramelhada princesa varón un chico es mi princesa es un trauma? soy fuerte me gusta lo débil eres débil te cueces en  la opresión¿ y que ?hay que ser fuerte para dejarse amar por una muñeca severa verás yo necesito profunda convicción de que al  tiempo sabrás conducirme aprehender un poco de fuerza para mi algo de peso sobre estos papeles que tienden a volarse sostén mi  globo de ello, psicoactívame con frotes y turbaciones modula la voz con la que podemos cantar juntos ¡ah lindo! virgen de impacto intacto clavas hendes manipulas enlutas por el uso el jergón allí donde apoya tu cabeza documento a dormir sobre el muslo entre veras entre sueños el fino pelaje de la angora ahogada una oración enraro idioma lo que suena del agua la gota que permeable permanece cayendo hasta agujerear lo que duro duele duró mas de lo pensado imaginable el prolijo rayado  de todos esos días ¡ah perdida! has encontrado tu palabra ,es ven.








trans


ah santito entrampado de los criminales y las nalgas y los desamparados!
ay rojo ojo!!
ay virgen travesti unge
en aceite de avión, en lubrica rubrica de pastas buenas y inductoras del sueño ave maria al spiedo inspírate y aspira dulce señiora de la profunda boca sin dientes el tubo conducto el intestinal borboritmo de las mamas inyectables en tu pecho de justo varón, y en tu enorme regazo de verga y clítoris majestuoso en tu rutilar pagano embárgame con susurros de plegaria y exaltado acabe en el gozo de tu turbación el todo. vía y Láctea ¡!ajenjo espasmo! río que descansa en poza profunda de perfume aliento de ajos y goma de mascar rosada y pestaña guaranga carbónico que sella dichos y flexionar de gamba en ángulo ah un pelambre se hace avispero junto a labios que no perdonan la lagrima furiosa ensoñación almíbar de piel que chorrea cera y acordes sobre el asiento automatriz


ay!señora
emblema esquirla burla madrea vereda garchada en cuchillas y cuclillas parejas de taco, diosa esculpida en escarchados escrachados encajes y encastres vertedero de metales fundidos de paletas separadas y ras de afeitadito tatuaje afectado en botox salino corteja barco inflable salvavidas del latex englobado en piba crestita roja mordida tu uña esculpida saliva amígdala forzada tirón de pelos bosque de fuego acumulación del proyectil en silencio de avenida revoque estoque  toque lengua peina pintadedo hiere rosas y deforma el sino el destino la parábola el arco liquido locuaz amplísimo del deseo.







Monos!
primates de colores anaranjado verde clorofila masticando frutos ácidos picantes lianas gritos -aja aja-aves forradas en pedrería y satenes y lienzos y sedas histéricas plumas exuberantes tierra fértil humus larvas en la penumbra fresca renacuajos libélulas en dorados charcos verdelima *1

Monos!
de pelajes negros amarillos moteadas gomaespumas garras zarpas acolchadas ojos de cuentas de vidrio trozos de vitreaux espejeante burbuja fucsia atardeciente ramas rayas eléctricas apartándose quebradas liberando O dos poseyéndose reproduciendo secretas melodías genéticas sol oh! sol evaporando*2

Monos!
jugando agua oleando en vapores y moscas mosquitos cosas regalos se pudren bajo la foresta pequeñas ardillas inquisitivas roedores punkis festejan una nuez una semilla salada un fruto cae revienta stencil hormigas de azulejo parten y limpian la melaza escriben el texto móvil al segundo

*1 peces anguilas flambeados en oro y cocodrilos de jade y esmeralda ceñida aprovechando   el ultimo sol de la charca
*2 flamencos rosas como sexos sumergen su cuello y brotan con plata viva y escamas en el pico de la tarde.








diz que vendrá el tiempo de los hombres sensibles
borlas que empapen nuestro corazón como una fruta
seca que se yergue nueva ante el calor del liquido semántico de sol

diz que llegará un arrullo de hombres nuevos atravesando la promiscua turba de clamidias y ciclámenes partenaires nudosos del estertor ajeno.

diz que habitaremos en celdas sedosas con calmado aroma de madreselvas
y movimientos leves de  animales bebés

diz que seremos señoras de nuestra fauna y amantes esposas de fabulosos glandes que señalaran las trompetas del porvenir en nuestra boca liberada.

diz que reduciremos la miel en la ollita para asar las carnes doradas de nuestras mejores hijas.

diz que emprenderemos las flamantes cacerías bien armadas de sentido para montar las bases de una turgente  nación unicornea.

diz que tocaran las puertas de la ciudad y llegaran los viajeros que otrora hayan partido hambrientos de pezones y pueriles zalemas.

diz que esperaremos en los albores con flores de leche en los pelos y vestidas de plumas de guacamayos para ser reverenciadas como antiguas deidades parlantes.

diz que se acabara la patraña de la envidia entre los sexos y las mutilaciones y todo será procrear y reproducir  enhebrar e hilar narrar y cantar.







ser  un poco de carne golpeada  para milanesas y decirlo y si esa carne camina y piensa y si ese rebozador me dio el rebozo necesario para cubrirme de las inclemencias y claro también esa carne machucada ha digamos parlamentado un poco con la vida para que le permita digamos una modesta felicidad o forma parecida de paz aunque la felicidad no es justo eso para esta carne que ha sido martillada hasta achatar hasta confundir digo su textura su forma original digamos con un martillo que  camina y ha tratado de pactar con la vida una paz que aunque no la haga feliz al menos una milanesa y un suave velo de rebozador que ha tapado las marcas digamos de la machucación y uno parece que camina y habla y martilla digo aplasta de algún modo los nervios que puedan haber quedado un poco levantados y si uno después del estado carne después del estadío milanesa y martillo uno ya camina digo aunque se le escape un poco de rebozador que en un momento cubrió la superficie las marcas pero que ahora por ahí esta un poco marcando otra vez la carne que machuca en la paz machuca pidiendo pactando un poco si ese es el costo de la felicidad y la paz no parece tan tentadora  que aunque sea la machuquen la golpeen de nuevo uno inflinge a la carne la marca en la propia marca del golpe otro golpe digo si uno martilla y golpea la paz hasta hacerla marca milanesa y esparce suavemente rebozador por todas sus acciones asi casi como arena para borrarlas para borrar las marcas para que no puedan perseguirla a ella pobre carne ya mancillada y golpeada un poco negra ya del uso pero uno sabe que sigue que va a volver a permitirlo de nuevo a penas pueda martillar y uno empieza a golpearse por anticipado y se ve la  carne en el espejo y ve las marcas aunque no se vean aunque parezca paz pan rallado rebozada ya por el tiempo uno se mira y están allí el costo el pacto por haber parlamentado en algún momento antes y después del golpe con la felicidad a costa de marcas y martilleos uno que es terco golpea y golpea su carne la milanesa rebozando allí los errores y caminando con esa carne encima con el alma negra machucada pero tapando con el rebozador lo que está incrustado sequitas y crujientes milanesas .








Profundo perfumado en el liquido suspenso un clon que sabe a sal y orines un germen de antiguos pensares idearios precipitados de pasiones horadadas solapado celular in tacto embiste categorías y plumosas bránqueas en mí globulos espinas ultramarinas trazan
grafías  de fluorescente polvo ochentoso en  fondo oceánico de raro  oxígeno habitado por medusas y carpas ululantes ahí la que fuí bailará por siempre aquellos ritmos olvidados enjoyada en metales mohosos vacía de cuencas nudosa cabellera  resplandeciendo en  algas y coral mordido. Allí junto a un cofre terrible púbico y pánico con la lengua cortada rota he cantado; todavía hay ecos en las burbujas aún mi leyenda circula en el Palacio de las aguas corrientes






toda la historia
de la sociedad
humana hasta nuestros dias
es una historia de luchas de clases
es decir
hablando en terminos precisos toda la historia escrita


hablando en terminos precisos
es preciso hablar en terminos hablar comenzar
hacerlo en terminos que principien
dar termino de una vez terminarlo nombrar denunciarlo que termine
comenzar
principiar un termino un principio
un fin

terminar con todas estas pestes  clase alta  clase baja  oligarquia
la maldecida
y maldita sea
burguesia
a la que uno pobre pobre raso
latinoamericano adscribe sin
ser mas que un burgues latinoamericano
reducido
a comportarse tan burguesmente como se lo indiquen
los gobiernos
y aunque uno descrea la clasificante no funcione definiendo
sino borrando
rasgos expropiados terminos de otras latitudes y aplicados
con descuido terminan
no principiando mas que inutiles blasones y bambollas
irritantes militancias
patriciadas

(Fragmentos de La Capital, Editorial Vox)






Viajes I

Y ahí, bajo mi lengua,
el gusto a hormigas del café
de ciertas estaciones de servicio
gasolineras en la ruta desvencijada
Y en la pared de los baños tu nombre 
escrito a las apuradas con el lápiz de ojos
Vamos a curtir sin fin las carreteras punteadas de postes
Polvorientos atajos empañan el retrovisor.
Hay una botella en la guantera 
y cada tanto
un pequeño trago nos desliza
hacia la conciencia vidriosa de la tarde. 
La casetera deja escapar 
interminables solos de guitarra.
Y una armónica
empuja velozmente hacia los costados la nada.
El chevy hace ruidos al enfriarse y 
los asientos contra mi cara huelen a caballos y a nafta.
Vos sudoroso y de algún modo ausente
reproducís la mueca de la combustión
Nos acomodamos la ropa. El pelo.
Das vuelta el casette , enciendo un cigarro.
Un alambrado, un cartel que dice Ranchos.
Vamos con los ojos cerrados.
Vamos hacia el sol, con la capota baja.






Viajes II

Liberata / Monte Brown/ Dakota / Texas/La alameda /Auto/ Flamingos
Vamos a ver a tu mamacita.
Oh si! vamos!
Ella esperará en el porche , rubia teñida, por supuesto.
Tomando el martíni mas seco, si, como su lengua
Y su bata ,una bata de seda lila 
rauda de palmeras copacabanas , se agitará levemente por detrás .
Esperará digo, fumando interminables cigarrillos 
por la punta de su blanca nariz sureña
El humo hará señales de bienvenida, mi amor
Oh mama! venimos
desde otras tierras a traerte regalos
Oh madre!
Traemos botellas y arándanos
Venimos con el viento atrapado en una capelina
para soltarlo en torno a los columpios
Madre habrá glicinas?
hay glicinas en Texas?¿ hay té helado?
vestidos acampanados ?discos de música country ?
hay la posibilidad de ver 
una doma?







Viajes III

El motel 
bosteza su aburrimiento fuera de temporada
Reposeras junto a una piscina
ya cubierta de algas y hojas
El viento empuja papeles y nylon hacia los rincones de la galería
-Hay habitaciones-dice un llavero de madera terciada
Abrimos
La ultima luz de la tarde
chorrea las persianas.
Envueltos en la vieja colcha
Comemos emparedados de salami.
Un lavabo herido musicaliza el fin.
Cansados de pelear, nos dormimos.
El, antes que yo.





Olaf

Se dice 
cuando termina sin la abertura súbita 
de las consonantes explosivas

Se quiebra como un rifle 
como un conejo de chocolate o de madera automática
sus brazos como dínamos
como motores fuera de borda
como una mascara eslava
Crac crac crac
con sus esquíes 
sus esqueletos árticos
de navajas suizas
de pinches anti deslizantes
¡Explota Estocolmo!
Luces boreales
en la carne ardida 
amputada
Plegaria nórdica
de elástica resonancia 
le pide más fosforescencia
para éste
hambre de centolla de curtiembre
para ésta lámpara de grasa de foca
que alumbra apenas el campamento
Hola! Olaf saluda desde Estocolmo o Noruega
Desde algún blanco país desmantelado
con orugas doradas libando las calles
Oh Olaf! ¿qué pasa con esos territorios que pasa con las consonantes?
Con tus círculos de pescar en el hielo
con tus perfectos perimetrales círculos
calados con artesonada morería en el delgado
infinitamente duro material
quebradizo 
especular?
Me enseñaste la mejor manera de lograrlos
-La mejor manera en Odessa Helsinki y alrededores , si señor
de encerrar en círculos
en brillantes círculos
la terminología del pez
su precariedad temeraria
que reluce allí.
enjoyado como un vocablo justo
naranjado a fuerza de consonancias expresivas.

Te jactabas
( vikingo carente de rubores superfluos)
escupiendo a un lado 
un brillante krill de gelatina 
-Dinamita- decías mojando el pan en la lata de sardinas
-O un taladro Stilson o un pico
uno de esos picos neumáticos
pero eso te hará enfermar decías
-Parestesia -decías
-Claudina… - murmurabas también cuando 
te bebías todo el vodka anárquico de luz
con el codiciado dedo de muerto flotando aun antes de disolverse
El aguardiente del Volgota hirviente como una plaga
El áspero kirim de los Pasos del Vaden
Que es eso Olaf ? te vas a lamentar ahora?
Bajo las brumas del alcohol ahora?
ahora que la nieve ha esmaltado sus conejos
que el viento nos trae las melodías de los reyes
ahora que las truchas han alcanzado la parte baja
que los renos escriben sus blandos símbolos erráticos
antes de la competencia quinquenal de huskys?
No quedo atrás ya la ciudad?
los conciertos de clavicordio?
Los pesados cortinados de pedrería ?
El caviar enfriándose en fuentes de hielo
espolvoreadas con cocaína o factor antigripal ?

¿No quedó atrás Claudina o como se llame
poniéndose el gorro y los mitones de piel 
negros
en una furiosa 
tormenta blanca?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada