lunes, 26 de noviembre de 2012

ALEJANDRA BENZ [8583]





ALEJANDRA BENZ.   Esperanza, Santa Fe, ARGENTINA 1982
Vive y trabaja en Rosario. 
Es psicóloga por la UNR. Publicó poemas en Danke, GUAU! y ediciones de Ivan Rosado. Participó en lecturas de poesía en diferentes espacios de Rosario. En 2012 publicó su primer libro de poesía Torta Alemana, Colección Brillo de Poesía Joven, Ediciones Iván Rosado.





Como todas mis estupideces

me duele la panza
de hambre
o de ganas de escribir
que te quiero contar un montón de cosas
otra vez estuve así
diez días en la cama mirando la tele
te dije de la olla que es para los negros
que hay un video en donde estoy yo
malla azul y blanca como si fuera
la bandera de Japón, tengo el pelo corto
soy feliz
la cumbia se escuchaba después
el asado en las mesas de cemento
caliente, que te dejan granitos
en las piernas
y yo digo ¡pidamos una pizza!
hay muchos autos adelante
vos mirás por la ventana
this is not america, dice Bowie
juego con el chicle entre los dientes
los momentos de callarse, de silenciarse
son iguales todos
y yo los quiero llenar con ruidos
con angustia
haciéndome la dormida
parpadeando rápido
amor, comamos en la cama 
que estoy mirando tele
los trenes de new york se ensamblan en brasil
me encantaría que te importe eso
como todas mis estupideces
que no puedas vivir sin escuchar
cómo me sueno los dedos






Llueve sobre Sacco y Vanzetti

Sobre la tierra del imperio
con un sepulcro injusto y maldecido,
hombrecitos demiurgos.

Llueve sobre Sacco y Vanzetti
en el estanque de mi patio
con colas de caballo y orejas de elefante.

Qué pena su muerte durante el invierno,
qué alegre absolución la primavera
con un perdón que como todos
llega tarde.







En un cuaderno del ‘68

Lo que no alcanza
y lo que es demasiado.
En el medio estás vos.

Si pudiera
rebotaría en tus párpados.

Nuestra distancia es la de los años,
inevitable.

Estos brazos que te rodean

son de remar contra la corriente.






Rubia

Pelo largo y lacio
a fuerza de cremas
el espejo es el mismo
para todos
y a veces el reflejo
eso es lo que asusta.
Camina rápido apretada
hace que piensa
dice que la miran
cree que se enoja
a mí no me la vas a contar
1, 2, 3, 4
50 abdominales
después a jugar al voley
la cancha tiene el pasto seco
manchones de tierra
hecha talco
nos encanta descuidarnos!
a los pies de los árboles
crece orejita de ratón
pero no es elegante
el que está en el jockey sí!
verde tanto refleja el sol
la pileta, olla con coditos
ahí no hay piojos
porque no hay piojosos
la pista de salto
3 negadas y afuera
el calor del breech en diciembre
de la camisa y las demandas
en el sushi club sacudo el toallón
lleno de pelos de la perra
desde la puerta de un modelo ´94
saltaste bien!
pero te faltaron las espuelas
no las voy a usar nunca
nunca las voy a usar
aunque te quede la remera
esa negra, ajustada
con las calzas y las botas encima
que no se estiran en 30 km
no se estiran
y sofocan y aprietan. 
Yo hubiese sido como vos
ahora soy otra
cuando elegimos siempre
algo queda de lado
todo pérdida
pero de la posta
nunca voy a usar espuelas
nunca voy a ser rubia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada