domingo, 25 de noviembre de 2012

ADRIANA AGRELO [8546]




ADRIANA AGRELO
Nació en Buenos Aires en septiembre de 1954.

Licenciada en Letras (U.B.A.), asistió a varios talleres literarios, como los de Antonio Di Benedetto, Silvia Álvarez, Mayte Alvarado, Gloria Pampillo y Silvia Schmid. Ha coordinado varios talleres de escritura e impartido clases de literatura como docente de enseñanza para adultos.

Sus textos han sido antologados, entre otros, en los libros Desde el cuarto A (Ediciones Taller Fe de Erratas, 1986),  Redes de cuentos (Grupo Editor Moriana, 2000), así como publicados en diversos sitios en Internet. En el año 2008 publicó su primer libro de poemas Como gota en el agua, Ediciones El taller del poeta.

En el año 2000 funda la Asociación CREARTEDUCA (Creatividad, Arte y Educación).

Diseñó y editó la revista mensual Moriana, en colaboración con los escritores del taller de Silvia Schmid y colaboró con sus textos en los números de la revista Morimbia, del mismo taller, que se editó hasta el año 2007.

Desde el año 2004 trabaja en la Biblioteca del Congreso de la Nación, donde realizó hasta el año 2008 actividades de promoción de la lectura y talleres de capacitación docente en el programa "Cultura en Movimiento", así como también participó del programa "La provincia en estado de lectura" dependiente del Instituto Cultural de la Pcia. de Buenos Aires. Paralelamente continúa dictando talleres de escritura y lectura en la Biblioteca del Congreso.





Rulos en la cabeza

Rulos en la cabeza
pensamientos ensortijados 
dejame lacia 
para que se deslicen 
y no den vueltas inútiles
que fluyan verticales
de arriba hacia abajo 
en caida vertiginosa

no más vueltas
ni laberintos que los pierdan
quitame el aspecto salvaje
hazme elegante y seria
dejame lacia
para que nadie sospeche 
que el viento patagónico 
juega en mi cabeza
cada mañana
que sea yo esta nueva mujer
de rulos agazapados, 
escondidos 
tras una cortina brillante
que mi pelo sea lluvia de abril 
y no sudestada

por lo demás mi alma 
seguirá escondida en espiral 
enrulando sentimientos 
pero dejame lacia 
para aquietar los latidos 
y que nadie sospeche 
que es juego, disfraz
apariencia 
lisa y llana






El vuelo

La primera pluma, la sorprendió
pequeña y suave
sintió el impulso de arrancarla
                                    no se atrevió
en el espeso bosque de su pubis
                                       temblorosa y azul
podría ser el anuncio de grandes aventuras






De viajes y partidas

Una luna que está menguando
se cuelga de mi ventana
el viento aúlla una monótona canción
                                estoy de paso canta
                                siempre en fuga
mis raíces se amotinan 
quiero partir
danzar
aullar
antes que el otoño
me deshoje
que el viento arremoline
los restos
que el invierno
me detenga






El viaje

El viaje, un recorrido interno, un desafío, una búsqueda. 
Encuentro íntimo conmigo misma. 
Soledad encendida. Alguien deja una luz temblando 
en su ventana. Una puerta entreabierta que espera mi cuerpo en el umbral. 
Una silla para el descanso. Un atajo. Piedritas para no perder el camino. Itinerarios.
Fantasmas que descorren su velo de niebla y borran su rastro de sombra. Transformaciones. Encuentros. 
Mapas para el regreso.Vértigo de volver. 
Otra es la que regresa. Atrás deja secuelas, huellas, descubrimientos. 
El viaje, como barrilete en el viento, sin destino, ondeando libre.






Poema - Versión I

¿qué nos hace reir?
¿nos une
 nos enciende?

sólo tu voz perfuma la memoria
y hace estallar en mí
tu risa
         su textura



Poema - versión II

espadas encienden
el día y me atraviesan
entre libros  papeles
restos de cigarrillos
y diarios que destilan
malas noticias
la máquina titila el poema
y son tus palabras
copas de vino
en plena madrugada
tus palabras
desnudándose en mí
embriagándome





Homenaje

porque eramos jóvenes
y creíamos en la revolución
porque hoy hay un mural que te recuerda
y dice revolución
y dice memoria
y en letras desteñidas
ni olvido
ni perdón
por eso
porque ya no lo somos
pero hay un mural y una figura que te recuerda
fuerte y altivo, pintado en trazos negros
sobre blanca pared
con tu brazo en alto, puño cerrado
y la boca que grita
hasta la victoria siempre
y gente que no te conoce
sólo esa figura pintada
en la pared
se emociona y llora
ni olvido
ni perdón
gritan
hasta la victoria siempre
y me pregunto
qué queda de vos
de tu sonrisa
de tu canto
de tus sueños
en tan breves trazos de pincel
sobre una pared





Buscando las maneras

Como un viaje
me arrancás de raíz
y me hacés cabalgar distancias
geografías paisajes rostros
como un viaje
sin equipaje
sin libreto
me subo a otros escenarios
y represento mi mejor papel
como un viaje
hacia adentro
hacia mi centro
recorriéndome
atravesando puertas
abriendo espacios
como un viaje
que derrama nostalgias
y reparte postales
souvenires
como un viaje
que me refleja de espaldas al espejo
en medio del camino
sola
la vela oscilando en la ventana
en medio de la noche
el cartel de bienvenida 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada