lunes, 22 de octubre de 2012

MARCELA SARACHO (8159)


Marcela Saracho. Nació en Mar del Plata, Provincia de Buenos Aires en 1964.
Co-fundadora en 2004 del grupo de poesía El Diente en el Ojo y Cinco Perros Negros.

Es becada por el Fondo Nacional de las Artes para Creación de Poesía en 1989 y para participar en los talleres Análisis y Creación de Poesía en 2007.

En 2005 co-organiza el I Festival Internacional de Poesía en Bariloche.

Dentro del hospital zonal Ramón Carrillo de la misma ciudad, co-organiza en 2005 la instalación del Poema Mural “Dar la Voz” con textos del poeta Juan Gelman elaborado por Editorial Limón y Obreros de FaSinPat de Neuquén y co-funda la biblioteca Énfasis en el Papiro Dorado en 2009.

En 2004 es becada por Espacio Hudson - Fundación Antorchas para participar de sus talleres de Análisis y Producción de poesía contemporáneos realizados en la Patagonia.

Sus libros Soledad y otras Equivocaciones (1987) y Desalojo (2007) son seleccionados por el Fondo Editorial Rionegrino para su edición.

En 1988, Animales, locura, peste; es editado como mención en Premios y menciones por Fundación Banco Pcia. y Subsec. de Cultura de Neuquén.

Integra Poesía/ Río Negro I Antología Crítica editado por el Fondo Editorial Rionegrino en 2007.

Desde 1984 vive en Bariloche.







Qué costumbre
Ésta,
De querer pasar
Por agujeritos,
Por mirillas,
Pequeños territorios,
Donde
No entra
Ni la última mosca,
Ni el hombre
Más sabio.







Debiera toser
escupir
vomitar
o extraviar los ojos.
Debiera derrotar
la impotencia,
el grito que no sale
a causa
de mis escombros
y mis viudas
poco inteligentes.








Construyo
para el futuro
monumentales tumbas
a los murciélagos.
Ellos
Entienden la noche.






PUENTE

Me pierdo en tu oleada
sin tiempo de regreso,
mi valor animal
se agita con tus dedos
mientras voy y vengo
de espuma.
Desprendida del rayo
entonces
te dedico
mis pequeños huesos.


PARTE II

Porque sí,
porque nada importa
y en tu pelo es otoño.
El insiste
que adentro
o después
de la muerte
hay un manto
o una madre que espera.
Y a pesar de aquello,
y de esto
tan estropeado,
al nombrarte
se vuelve obligatorio
retener los huesos,
calmarlos
con detalles
menos ciertos,
menos parcos
que tu boca.
Tendremos
que pagar
un precio.
estamos hechos
de sangre,
de metáfora y destiempo,
de claveles rotos.
demasiado rotos.
Hace bien
saber que estás
en algún
lugar del mundo.
nunca fuimos
de otros.
En qué fase
o posición de la noche
te arrepentirás de esto,
que nombre
me pondrás entonces.







aromas

Debería volver
a la centolla dorada
al íntimo festival en los huesos

Ahora yo encendería a la vez todas las mechas
de mi perfume
el alto corazón de tres bocas
que cayeron blancas
como nieves secas
sin viento

Pero me disipo entre las horas
mojada por frases raras
con una ceguera de topo femenino

Ahora me relato
me burlo

Ahora
voy al descenso,
mis alas delta
rozan la tierra seca
como aquella nieve, las puntas de mis alas
de vampira delta
rozan la tierra seca donde me apoyaba, tierra
perdida

mis alas de vampira delta
rozan el armamento policial
rozan el baño de toxicomanía
donde encierran a Marcos
rozan el calado de mis medias
de mis piernas obreras

las puntas
de mi ala de vampira suave
negra
plana
rozan el peso del cuerpo
rozan bandadas de alelíes
disparadas oblicuas en la medida de la noche
rozan los vaticanos de la mente

No llegan ahí
donde mi cuerpo es un incienso eterno
aromando el aire de la fabulación
aromando la cama vacía de Diego
aromando la ropa que ya no usará Nicolás
aromando la cocina comedor de Sergio
aromando esas cosas
de manera veloz
invisible
y recta
como una bala.







equilibrio por peso

He pensado sentarme
frente al portón
de tu casa
y preferí detenerme
en el lado opuesto a tu calle
en el que nada de vos
sería
hipotéticamente visible
y yo podría
comprobar a mi antojo
el equilibrio
por el peso
de la falta
de tu cuerpo

estoy parada
en la vereda
de atrás de tu casa
hasta donde llega
desde el corazón
o el centro de la cuadra
algo de vos, el aroma
de tus cenas , el ritmo
de tus tambores y ordenados viajan
hacia el norte
como sobre alfombras
voladoras
tus pares
de zapatos

tal vez la ausencia existe
para demostrar
aquello
que no lo está
y la vida ahora
tal vez sea solo eso, puro
equilibrio, puro destruir
para comprender

no querías que yo fuera así
como una democracia de alta intensidad
ni que mi cuerpo se debatiera contra el tuyo
como cianuros y oros química
indisolublemente atraídos,
no querías que yo fuera excesiva
en los detalles
y olvidara
las magnificencias
pero ya ves
es el exceso el que prefiero
otra vez
y acá
equilibrando el sentido
de la falta
de tu cuerpo

he pensado sentarme en el frente de tu casa
a esperar que entres o salgas
para mirarte caminar algunos metros
sin decir nada
y preferí 
venir a esto
atrás
a la calle opuesta
a escuchar qué dice
la zona convexa a tu cama

he pensado
escribir con aerosol
el portón de tu casa
he planeado cada detalle
la hora, el modus
operandum, he pensado
enviarte flores sin tarjeta
para que puedas leer
en el blanco
que no te guardo rencor, no te guardo
amor, no hago nada respecto al tema
de vos guardo el libro que me prestaste
el dvd
que me prestaste
y que alguna vez
me gustaría
devolverte

camino por los alrededores de tu casa
sabiendo que no volveré a golpear
el portón que te separa o te une a mi
el mismo que clausuré por fuera
esa noche

no moriré
por vos
tampoco viviré, por vos
estoy en plena elaboración
de mis deseos
más saturados, más
viscerales, mis fantasías
mas turgentes, esas que me desregulan
o me alivian
de la calma

la ausencia es como mis ojos o mi amor
necesita peso
para equilibrar su sinsentido
mi amor no es el de Sylvia Plath
sé, que te inventé en mi mente
y que algunas partículas
de tus días conmigo
te hacen bastante parecido a eso,
mi amor no es
un amor idealista, platónico
amor mio, mi amor
no es amor

he pensado mudarme a tu barrio
para cruzarte en el todo suelto
o la que sería
para saber que estás
antes o después que yo
esperando a que te atiendan
con tu número en la mano, antes
o después que yo
pero cerca mio
visible y nada
pudiendo contra eso

pero vine acá
al revés de tu calle
a sentir qué me dice tu falta
y a saber qué es
lo que yo
le respondo.

                                                          





"MI BOCA PERTENECE AL PELIGRO"

Mi boca pertenece al peligro/ exiliada de labios , lengua.
Una llama cuadrada/ perdigones de ausencia donde hacer  girasoles con lo que de mí va quedando.



Las tasas me producen vacío
Lo que existe me produce vacío

El mundo lo perturba a ser hueco de intacto/ pero él/ desprestigiado por las pecé
O los semáforos
Se niega/ se recrea/ completo de sí mismo 
Se reproduce en su tortuga de alas marinas

Las musas lo bañan en piel de almendra / lo perfuman
Le dan de beber flores desnudas/ lo mecen
Con estambres peregrinos

En su sustancia/ lleno de sí
Toca al poeta/ percibe sus párpados de mascarón a la deriva/ lo invita
A la morada que ambos conocen


II 

Siglos esperé su respuesta/ no sabía yo que interrogaba a la nada
Creo que por eso no hubo hacia mí / su ala/ rosando mi mejilla

Activo
siempre desea/ desea concretar su sino de cuerpo/ desea
Propagar su estirpe /
derramar sus sueños sobre el hecho de poeta

¿Qué sería de mí sin él?


III

¿A dónde migrar espadas/desvelo/ el corazón que llora agujas
irrepetiblemente?

¿A qué amor acudiríamos sin él?
¿Quién nos develaría la falta de fe de las aves amarillas? 
¿Quién nos protegería de lo lleno?


IV


El vacío pesa/ acontece equilibrios para que yo no esté siempre equivocada/ pero se
Que si me absorbo en su carne/  caigo/ desvestida de mi lenguaje/ atraída
Púbica/ inmolada de sed/ tragada de habla


 V

Mi hijo
La sangre del pez que ayer no amé
Mi ojo marino
La costurera
Mi pierna lesbiana
La doctora
Mi obsesión por el suicidio

¿Tienen vacío?    


                                                                                                                
  
TANGO               

aunque repte manos de víctima
se usar plumas voluntarias
llevo mi zona perra con cierto orgullo
cenicienta se frustro de mi  cargo sus sueños y sus zapatos de vidrio
y dio un portazo bienvenido

vertebrada
gemí silencio en la gruta de mis abismos
me aferre al estomago
¿imaginar dioses hilados?
¿sentir que me ama el techo?

la casa me hipnotiza –para esclava-
fregona con corazonadas de abuela cítrica o reumática
me placen por la aorta y el omoplato
desorar desmedir
ahora el contrahecho contragrado son mi porro selecto
nací parada
si
luego de memoria me llevo la abundancia
morí de imagen/ de idiota clara
busque espejos con quien repartir soledad
pero otra vez estaba el mundo y preguntaba por mi
colita de rana
no sano nada                                     

poco elegida 

buscaba mi piel/ para ser en ella volumen existido
buscaba sus líquidos/ para ser menstruada
estoy medio loca/ salada
gracias al cielo/  a lo que le toca

la noche pinto de ausencia
ella quiere tener un color, algo
que la elija, un sabor para su sed negada
hoy escribo un poema
para no acontecer la trama
que me fortunan
escribo 
para serme mía
con mi riñón / ensimismada
facturas a pagar
recelo
burla en el estrógeno desatado
con  amor imposeido
altivo
vulnerada
escribo.

en la leche que me dio mi madre
había cuantiosas personas


en el espacio perdí un poema
la jirafa de parís se llamaba
era un hermoso poema
no por la música
hallazgos de lenguaje
elipsis o metáfora
era hermoso porque con el me sumergí en infancia y volví 
a mi cuerpo recién salvada.





DELINEADOR

pinto una curva negra al borde del ojo
estimo que así la visión aumenta. 




CUMBRE

hoy lo supe:
mi alma no tiene forma serpiente.




RETRATO

Un cuerpo donde ser otra/ lejos
fuera de mí sola
un cielo debatido en origen llaga
fruto:  desierta/ 
                       frágil al anuncio

Unidad no conozco
conmigo van otras de mí
(observan la lucidez
en lo que no es un trapo rejilla)
las tantas metabólicas/ reincidentes no saben pan
 traen del mar una razón humilde: 
oler visiones
Colectivos de agua me llevan al presente
Paraíso en llamas consume mujeres menstruadas a tiempo

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡fuegoooooooooo!!!!!!!!!!! un artista de la pedagogía me toca!

caí de la escena a los seis años
planetaria y magnífica sonreí a la noche y lamí su carcaza

No se si ir hasta el camello que dobla espadas a la luz de la muerte.





LA LLUVIA MOJABA MI CAMPERA DE CUERO NEGRO SIN BOTONES


Este hielo de agua verde sucede en mediodía
se interna en mis ideas como un nombre
en línea horizontal plagia las mas obsesivas
asesta mi pensamiento

placa tectónica de mi mente
entra y sale de ella sin gotear plumas/ calamidades

¡extremaunción para mí!  la mojada de su imagen
¡la atravesada mental por un viento primate!





GOBERNALLE I

Por la vida voy
no asesino mi sed
ni tejo guanacos detrás de la memoria
concebida en todas las cosas
peces inmediatos transitan a mi lado (por eso necesito mas espacio del que ocupa mi cuerpo) 

emano sustancias inimaginadas
enfrento líquidos estrógenos
camino por el silencio como por mi misma
soy mi tripulante/ mi barca/ marinera y capitana

me falta el mar.




KM 9,500

Vestida viajo de deseo
el apoyo del pie es mi manifiesto

todo lo abarca mi debilidencia
todo lo ve mi ceguera
ayer/debí parir una paloma
sus garras de aire
su cuello celeste 

ella estaba en tiempo
mas no fue posible

ayer 
no tuve cuerpo.






GAJOS DE AGUA


Muchas veces pienso en quemar todos los poemas que escribí. "Ver arder mis visiones", decía uno.

Encontrar el hueco.

El colectivo en el que viajo es un hueco donde atravesar la mañana.
¿Necesito este frío despiadado para encontrar mi piel?

Si puedo ser la separada de su parte, por instinto voy a oler a hembra.
Escribir la palabra pluma me alivia la contractura de dios.
Antes de ser verde, fui negra, la esclavitud era mi amnesia poética.
Cierro los ojos de dolor, por doler lo no tenido, pero dolor dura fechas existidas, fechas pensadas, hijos de agua.

Orgullosa del ojo que me saque, lo empaste en silencio y lo eche a rodar.
Para vincularme con lo mundo, genero tactos. Me sirve esta piel, ella es la certeza del poema.  
Mi piel es el poema. Con el toco gajos de agua, espirales dorsales.
Manzanas cuelgan de mis manos. 






BRUMA EN HUALA

Mutismo en los peces del presente
su boca abierta adherida a la pared de agua
no atiende al llamado del aire

este estado es de arena suspendida ante el cuerpo
simulada entre el ojo y la luz que me refleja
avanzo a pie
cruzo el mediodía

del cielo no cae fuego
(no ánimas
no dragones)

paralela al cenit
gestada en la lámpara de oriente
me expando en la bruma del camino
soy el agua
del aire
del otoño.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada