lunes, 15 de octubre de 2012

EVA ORTIZ (8048)


Eva Ortiz, nació el 5 de febrero de 1961, en San salvador, Poeta y Psicóloga, ha participado en varios talleres y grupos literarios, entre ellos XIBALBÁ, ASTAC, QUILIGUA. Su Poesía ha sido publicada en varias revistas y periódicos; en las antología: Piedras en el Huracán, recopilación de poesía de la generación de la guerra, editada por la Dirección de de Publicaciones e Impresos de CONCULTURA, Ministerio de Educación. Mujeres en la Salvadoreña Literatura, publicada por la Red de Mujeres Escritoras. y Palabras de la Siempre Mujer, Fundación María Escalón de Núñez, coordinado por la Escritora Claudia Hérodier.

Una selección de su poesía por Zoe Anglesey en la antología: Poesía de mujeres Centroamericanas por la paz, publicada en EEUU en 1987. En 1994, la Universidad de Michigan la publicó en la Antología Poesía de Resistencia El Salvador –Sudáfrica.

Ha formado parte del Jurado Calificador para varios certámenes de poesía en varias ocasiones UNESCO, CASA DE LAS CULTURA etc.

Desde antes de conocer las letras, dice Eva, “ya escribía poesía, atrapando metáforas en trazos gráficos, perpendiculares, rectos oblicuos…





LO QUE SE QUEDA

Lo que se queda
es la estación de llegada,
es como el aletear de un pájaro
que ha dejado de emigrar,
Hojarascas que recuerdan
pasado otoños,
incendios que incendiaron
su fogata bajo tres centímetros
de piel.

Lo que se queda
se llama por su nombre
y no miente,
porque le ha cocido
el vestido a la vida
y descorrido sus cierres
cuando le sofoca la asfixia.

Lo que se queda
ha recorrido laberintos,
las calles nocturnas del asfalto
que se quedaron tatuadas
en el alma.





AUTORRETRATO

Soy de todas las mujeres de mi casa
la que no ha firmado testamento.

La que escapó de casa
sin salir de blanco.

La que sembró belladonas
cuando comenzó a sentir dolor.

Que quebró las horas,
que al cielo le soltó un hijo
y desanudo escapularios
en un arrebato de poesía.





ESPERAMOS EL SÉPTIMO DÍA

Esperamos al séptimo día,
¿Quién sabe?
Y se cumpla de nuevo
no la luz,
sino la nueva forma
de interpretar la oscuridad.





TÚNEL

Esta noche entre mis manos es negra,
la única luz en ella es mi mirada

Mi cuerpo es su fiebre
busca las estrellas.






LOS QUE NUNCA SE FUERON

Dónde estarán
dicen que van pasando
dónde estarán
dicen que los ven de frente
dónde estarán
dicen que estallan en sonrisas
dónde estarán
dicen que alumbran las noches.

Son ellos…

                                       ellos,
porque tenemos en las manos
aún frescos sus nombres







CURIOSO LETRERO

“En una Calle de San Salvador, 1989”

Esta noche
No se alquilan los sueños
están en subasta.







IDEAS EXTRAÑAS

He venido de otras edades
talvez
de un color de sol distinto,
y a fuerza de no poder destruir
los silogismos
me he quedado 

¿Qué manos,
qué cuerpo,
qué rostro
fui ayer?

¿Por qué no puedo
descifrar las claves?

Me sé dueña de sonidos
acompañada
de presencias impalpables.







PUEDE SER POSIBLE
Un día de estos
voy asistir a la muerte,
Para sacarle la vida
de las entrañas







EVA

Eva
quiere sembrar de manzanos
toda la tierra
¡cuidado!
Las semillas de su mano
se está esparciendo
y sopla el viento.





POR EL AMOR

Que el amor sea oxigeno
sangre
plaquetas
neuronas
que el amor sea vida
pulmones funcionando
corazón latiendo

Que el amor invente
nuevos días
y nuevas noches
Que genere calor
Que mitigue fríos.

Que ayude a mi amigo
que el amor sea oxigeno.




AL BORDE DE LA MANZANA

¿Cómo escapar de esta metáfora
sin dejar de lado las orquídeas
que temblorosas
sobreviven en mis manos?

¿Cómo volver
a donde irrumpí el camino
donde solté tus manos
y me quedé de negro vestida

¿Cómo correr
llegar
caminar hasta ti
sin que este sea mi fin?

*

¡A mi, déjenme!
con los locos o los niños
no confundan mi voz
entres sus gritos
no me vistan de fiesta
cuando hay cenizas
en las manos
barro en los rostros
aullidos por las noches
en que gimotea la luna
¡A mi, déjenme!
así, descalza
sin más miedo que la risa
sin más pretensiones
que el sentirme humana
y llévense todo lo demás....
porque me estorba


*

Esta criatura extraña
quiere anclar su barca
en las riberas de tu piel.
Quiere 
verte reflejado el rostro 
en su espejo de mano
sedarte con palabras
los insomnios, 
tocarte las comisuras
de los labios
hasta dibujarte en ellos
una sonrisa

Quiere
echar tranca a tu puerta,
y quedarse
habitando tus espacios
con su lápiz y papel.

*

La poeta nocturna
se ha quedado guardada
tratando de atrapar
luciérnagas con sus cabellos
y simular su propia noche
sus propias estrellas

Se recoje
en su luna menguante
en su tenue sábana
de azules recuerdos
versa por sus amigos
los vivas y los muertas
y el sueño llega
y la hace alzar el vuelo
entre sonidos de grillos
que la alejan de la alambrada

*

Los nombres 
nos vuelven 
seres únicos
nos dan rostros
gestos
son nuestra identidad
sin ellos
nos absorvería el silencio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada