miércoles, 24 de octubre de 2012

ALEJANDRA LEONOR PARRA [8207]



Mi foto



Alejandra Leonor Parra, Argentina, nació el 11 de mayo de 1967 en La Plata. Vive en City Bell.
Estudió la carrera de Educación Musical en la Facultad de Bellas Artes y ejerció como docente en la Provincia de Buenos Aires y Río Negro. 

Actualmente estudia con la poeta Paulina Vinderman ; Profesorado en Educación Especial, Letras y Literatura. También realiza el taller coordinado por Juan Gelman de la UNSAM (Univ. Nacional de San Martín) y colabora con el Taller de APOA en el Hospital Moyano.

Ha obtenido una serie de reconocimientos por sus poemas entre los que figura el tercer Premio del Concurso Letras de Oro 2008, Honorarte (a cargo de Silvia Sturla) contando como jurado a Leopoldo Castilla, Alicia Dujovne Ortíz, Leonardo Martínez y Daniel Paredes por su serie “Trabajo Insano”. 

También ha sido finalista del Concurso 72° Aniversario de la Peña de Bellas Artes con “Rescate” y del Concurso Interamericano de Poesía 2008 Espacio Avon con “La casa”. 

“Ángel Caído”, un poemario que presentó al 9no Concurso Nacional de Poesía y cuento, Ediciones Baobab, obtiene el Primer premio :la edición gratuita de 500 ejemplares de su libro: “Caídos”.


Publicó: Caídos y Haciendo cuentas.




Me crece un poema para irme
y no sé cómo podarlo
Por cada rama que corto, salen diez palabras nuevas

Es enero

Tan lejos de la tierra
                                   Y el poema que no escucha
                                   ¿No volveremos más?
                                  
                                   ¿Y las semillas?






Indefensa se va
derritiendo al sol
la virtud del cordero

El malvón mira al jazmín que mira a la rosa que mira
al laurel
Se pegan en una sombra
para salvar el mundo






Tengo un cielo humilde
Nunca el sol,
luna tal vez

Lo miro con voz de animal enfermo
Le doy agua en mis manos

pero no crece






Verano
El dolor saca dedos verdes
Me hace señas

En otoño caerán sus semillas
sobre mi sexo
y le daré hijos






Pensé en arrojarme

pero nada corría
bajo el puente de la vida






Haciendo cuentas:
Me falta el hijo
los acordes de ayer
Me falta la cena del viento
aquel castillo en la costa
Me faltan las rodillas
de este cuerpo arqueado
Me faltan los recuerdos del te fuiste

el vestido que usar para volverte

Haciendo cuentas:
sobro





La casa

Comiendo las migas del día
apoyada en el mantel a cuadros
converso con mi sombra, mis cristales,
las letras del anagrama.

Desde la ventana cuelga la vida
del gato negro
su mueca.

Nadie ve, pero él sabe
que la casa no está vacía
saturada de espectros
carcomida de invierno.

Mi cadáver y yo
tomamos té con la muerte
jugamos truco por un alma
que nos besa la boca
mientras se roba el as de espada.




Rescate

Trituro el sol
devoro enero,
perforo los paraguas de la noche.
Mastico los talones del mar
enhebro pupilas, adoquines, muelles.
Me pongo al hombro aquel humo de Nonino
desmayando lilas,
bajo la lluvia de Van Gogh


Acopio en mi morral las sortijas de estos siglos
y descalzo mi piel demorada
esperando frente a tanta nieve,
ver sangrar la herida.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada