sábado, 15 de septiembre de 2012

7832.- JULIO CARRASCO


Julio Carrasco: (CHILE) Nació en 1969 y es ingeniero civil mecánico. Como músico forma parte del grupo Los Muebles y además es integrante de Casagrande, colectivo que ha realizado diversas acciones de arte, como los bombardeos de poemas a La Moneda, Dubrovnik y Guernica. Libros: El libro de los tiburones (1995), Sumatra (2005) y Despedidas Antárticas (2006).




      BALA PERDIDA

de dónde sacas la sopa mamá
      que me das todos los días
      acaso la vas a buscar con un balde
      a un gran embalse
      dime si es verdad que existe ese mar 
      de sopa en algún recóndito lugar del mundo
      acaso todas las mamás van a ese mar 
      con sus baldes para traer la sopa
      con que alimentar a los niños
      responde mamá
      es por eso que la sopa no acabará nunca
      es un mar peligroso donde ululan los fideos
      gigantes y las papas son como icebergs
      o es un lago de aguas quietas
      o un plato inmenso lleno de sopa.






MORIRÉ EN SINGAPUR, COMO UN PERRO

Anteayer me encontré un caramelo en el Parque
Forestal. Lo recogí por curioso, en realidad 
no me gustan los dulces. Para mi sorpresa, en 
el papel en que venía envuelto estaba escrito 
mi nombre, y el siguiente mensaje:

            "Morirás en Singapur, como un perro".






MI PLEGARIA

Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, 
creed que lo recibiréis, y os vendrá. 
(San Marcos 11/24)

Enlil, Krishna, Atomo de Hidrógeno
o como te llames
te imploro desde el tercer planeta
a ti, padre de Abraham
que hiciste aparecer el primer arcoiris
y tardas en traernos el último
a ti que nos legaste los huesos de los dinosaurios
para que supiéramos que los borraste de la faz de la tierra
Agradecido por todo lo que me has dado
aprieto la frente contra el suelo
y te ruego
Me faltaron muchas cosas
sabía que era parte del plan y no te molesté
jamás escuchaste de mí queja alguna
si maldije mi suerte un par de veces
fue por un descuido que seguramente tú habías planeado
Ahora quiero que me escuches
y que hagas un pequeño derroche de misericordia
A lo mejor es un honor que no merezco
en ese caso lo entenderé
tú sabes que no te reprocho nada 
pero por si está entre mis posibilidades
te suplico
de rodillas y con la frente en el suelo:

quiero que el meteorito caiga sobre mi cabeza

¡Osiris, Odín, Quetzalcoatl
o como te llames!
Te recuerdo que jamás te pedí favor alguno
Si esto se concreta
mi agradecimiento te perseguirá como un lobo
a través del firmamento.





LOS DETERGENTES LIQUIDOS

          Los detergentes líquidos imitan
          el color y el aroma del zumo de limón
          Más de una vez estuve 
          tentado a beberlos siendo niño
          Entre azulejos cubiertos de óxido
          los miraba deslizarse de un recipiente a otro   
        
          La televisión resplandecía 
          desde el living a oscuras
          delineando mi propio reflejo
          en esos frascos de plástico

          Un jugo verde intenso
          como la fiebre

          pero un niño no podría saberlo






Ella disertaba sobre la inexistencia del amor
hablando de amor, sin embargo, para explicarse

Nadie está libre de morder el polvo (digo ahora), aún sabiendo que lo que nos encerró en el pasado fue la jaula que construimos para otra persona

Se detuvo y dijo: esto es agradable

Pero no te hagas ilusiones (pensé yo adivinando el final de la frase)
Pero el amor no existe (terminó ella, confirmándolo)

Tal vez nosotros tampoco (dije con un hilo de voz, hablando por primera vez desde nuestro primer beso, quince minutos antes)

Podemos fingir que amamos si es para engañarnos a nosotros mismos y pasarlo bien un rato

No, fingir no es amar (dijo ella)
Entonces es lo contrario (dije comenzando a fingir)

Y dijo:
No me vas a confundir, el dolor me dejó insensible (la segunda frase es un invento mío)

Y dije:
El amor te dejó insensible
Es una manera de decirlo (respondió)

Enseguida pensé, recordando el dolor que he provocado:
Cada quien es responsable de lo que siente. Es un pensamiento egoísta, pero hecho de la misma sustancia que los sentimientos de aquellas mujeres a las que herí. También veo ahora que cuando me tocó sufrir lo hice jugando. Las lágrimas los celos todo una comedia. Qué sorpresa, estoy pensando como ella

Casi digo:
Eres demasiado joven para hablar así
(Habría sido un error imperdonable)

Vete ya (dijo después de un beso largo)

Me iré (le dije), pero antes quiero que sepas que eres una gran besadora
(Sus labios se curvaron)

¿Te veré nuevamente? (estaba auto convenciéndome de que la iba a echar de menos)
Quién sabe (mintió ella entrecerrando sus ojos verde claro a través de los cuales puede verse el infierno)





MI DESPEDIDA

Me fueron a cobrar
Pagué tres lucas en el bar
Son tres lucas que no volverán
Como tú
Tres lucas que pasarán furtivas por las manos de un obrero
     y morirán de inanición en el bolsillo de un banquero
Me asusta el cielo así:     
Tres lucas menos y sin ti.

Las cosas más importantes se rompen en el aire

(esto dije a una joven que hacía una mueca de espanto
al ver cómo un vaso de cerveza caía de mis manos)

No debe preocuparnos aquello que para hacerse añicos
necesita llegar al suelo.

Las cosas realmente frágiles

Las pompas de jabón, los edificios de naipes, la ceniza
a punto de desprenderse del cigarro de una
joven que gesticula en una fiesta

(casi digo los corazones)

Se rompen en el aire.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada