jueves, 13 de septiembre de 2012

7818.- ORESTE PLATH


Apolo 11

Oreste Plath
César Octavio Müller Leiva, conocido por su seudónimo Oreste Plath (Nació en Santiago, CHILE 13 de agosto de 1907 – Falleció el 24 de julio de 1996), fue un escritor y folclorista chileno. Estudió en el Liceo José Victorino Lastarria.

Obras

Dentro de sus obras están:
Poemario, en colaboración con Jacobo Danke (1929)
Grafismo animalista en el hablar del pueblo chileno (1941)
Poetas y poesía de Chile (1941)
Grafismo animalista en el hablar del pueblo chileno (1941)
Museos y aspectos del folclor en el Brasil (1945)
Baraja de Chile (1946)
Juegos y diversiones de los chilenos (1946)
Luciérnaga: versos de poetas chilenos seleccionados para los niños (1946)
Folclor chileno. Aspectos populares infantiles (1946)
Fraseología folklórica chilena en la anatomía y patología del individuo (1950)
Santuario y tradición de Andacollo (1951)
Nuestro folclor, los insectos y otros artrópodos portadores de enfermedades (1956)
Tuberculosis, historia y folclor médico (1960)
Folclor chileno (1962)
Folclor alimentario (1966)
Folclor religioso chileno (1966)
Folclor y arte popular de Pica y Matilla (1970)
Aportes folclóricos sobre el tejido a telar en Chile (1970)
Arte popular y artesanías de Chile (1972)
Arte tradicional de Chiloé (1973)
Geografía del mito y la leyenda chilenos (1973)
Lenguaje de los pájaros chilenos: Avifauna folklórica (1976)
Folclor médico chileno: Antropología y salud (1981)
Folclor del carbón (1991)
Tradición de Ñuble (1993)
Olografías: Libro para ver y creer (1994)
El Santiago que se fue: Apuntes de la memoria (1997, póstumo)




Muchacha
Libro "Poemario". Imprenta y Editorial Chile, 
Valparaíso, Chile.1929 s/n/pa

mi deseo aúlla como una jaula de lobos ante ti
muñeca de carne olorosa

aprieto el obturador de mis ojos y te guardo en 
la kodak de mi retina triturándome el deseo

mis brazos caen como mugrones y mis espaldas son
de presidiario ante ti

muchacha que pasas amarrando las miradas de los 
transeúntes que forma un nudo ciego

punzándoles el botón de tus pechos estás en la
red de los que te clavan

estrangulas cuando tus pies hacen palotes en las calles
y los ojos se cierran cansados de correr tras el
arco de tus cejas

yo sé las cuatro letras de nombre muchacha flor
y cómo mueren los redobles del tamboril de tus días

muchacha hecho guiño me ciño a tu vientre como una
faja y los cinco sentidos se hacen rojos ante ti





SUEÑO EN TIERRA DEL CAPITÁN CRISTÓBAL
Libro "Poemario". Imprenta y Editorial Chile, 
Valparaíso, Chile. 1929 s/n/p


.............. abrazada a la tierra como las anclas a la arena
sobre un montón de hojas

.............. arriba temporal de brillos
incendio en la copa de los eucaliptos

por la ventana de los troncos el mar

vapores

.............. veleros

las chatas desatando nudos de inquietud

.............. el acordeón de la cara se le pliega
y vienen rodando del valle brazadas de aventuras marineras
naufragios rubricados por miríadas de gaviotas

.............. el tripulante parándose
se mira tendido bajos eucaliptos
cansado como un niño de leer el abecedario

sueños

.............. vaivén

la voz del capitán Cristóbal ordenando amarrar



RUMOR
Libro Poemario. Imprenta y Editorial Chile, 
Valparaíso, Chile.1929 s/n/p
Diario El Trabajo, San Felipe, Chile, 11 de enero de 1934

.............. miel cálida como las palabras del sembrador 
artífice arquitecto divino hecha de carne para mi carne

.............. fragante a madre fragante a hija
infinita ternura de gracia infinita de amor

.............. se abrazaba como las hojas del árbol
comprendiendo mi tronco de alevosía de perversión de macicez

.............. me habla y está tan lejana y tan cerca
que sus brazos mueren entre mis brazos de raíz

sus labios inverosímiles que no sabían besar
hoy lo saben
pero son gotas consejeras rocío savia que fructifica

me dice todo pero no le escucho nada
no me dice nada pero lo escucho todo
.............. puerta de cementerio

pálido anémico huyendo del negro montón
voy deshojando este trébol de cuatro hojas





ROSALÍA
Libro "Poemario". Imprenta y Editorial Chile, 
Valparaíso, Chile, 1929 s/n/p


noviembre rueda madurando las mejillas
y el cazador de lunas solo en la sombra 
pesándole las horas como un mar de arena
estrangula los itinerarios

Rosalía

llegas como las olas besando suavemente la playa
temblando como las estrellas

.............. en las ancas de las nubes cabalgan los sátiros
película

el flechador de las lindas

Rosalía





RECEPCIÓN DE UN MINUTO
Libro "Poemario". Imprenta y Editorial Chile, 
Valparaíso, Chile, 1929 s/n/p
Libro "Poetas de la Academia (1885-2000)" Antología. Libro II de la Biblioteca del Bicentenario Antología. Editorial Andrés Bello, Santiago Chile, octubre 2000. pp. 213- 214.

en la plaza

alegría de los patios grises
solo como una luz sentada en el cerro

el recuerdo viaja en expreso

detrás de las montañas más allá de los nublados cae
como un aerolito en el galpón donde su padre trabaja
el bronce

ella con sus trenzas negras como túneles chicote
el calendario el hombre y la ciudad

anillándose el pensamiento a su vientre que estallará
como las risas de las muchachas como las granadas maduras





BAILARINA DEL AIRE
Publicado, al parecer en La Prensa" Lima, Perú

.............. La brisa corta los montes
y en la noche suelta su manada de caballos blancos
en la bahía donde nace el viento
.............. Estrellas enloquecidas
golpean la barquilla de su silencio.
.............. Silencio lleno de libélulas
En navegación por los mares helados
-Estás dormida como una mariposa en el viento-
Porque eres la libertad misma vives en el espacio
.............. Bailarina del aire.
Capitana de ínsulas extrañas,
Flor de un país de mujeres que enceguecieron
Para encender de colores
Los ojos en los pájaros de las bestias.
Prisionera del aire, tú estás en la noche
Haciéndose el silencio eres
El mundo oyendo venir los pájaros




VIGILIA DE LILAS Y ARENAS
Publicado, al parecer en La Prensa" Lima Perú


El retorno de frases tras sombras de las cosas que fueron.
Inútil llanto de cansancio blanco cae sobre el territorio
de ausencias.
En ardorosa lluvia de cruces de niebla,
en cavatinas de juegos de ciegos
su riqueza de infancia se destiñe en instantes de alba.
Los pájaros se asustan de su extendido canto. 
Música de violines azules a través de la muerte.
En la hora que crece desolada en silencio de profundidad
sobre la falda de la niña más triste
existe aroma de la gracia.
En ofrenda de bruma la desesperanza
le estrecha sus manos
y le habla a su interior de reposo con húmedos colores





MUJER Nº 1
Diario La Prensa. Lima, Perú 9 de octubre de 1938


¿Qué perfume nace de tus cabellos?
la soledad se aviva a tu lado.

¿Qué hay dentro de ti?
que luce como esas mañanas vestidas de colegiala.

¿Algún lamparero alucinado algún guardagujas del tiempo extraviado ha dejado tus años entretenidos?
como las flores acuáticas reposan las horas en el agua de la laguna

¿Quién distribuyo la risa en tu carne?
Que es como las estrellas cuando bajan por el río.

¿Quién colocó las dos luces en tus pechos?
que despliegan la alegría del encarcelado

¿Qué día de júbilo se dibujo la línea de tu cintura?
Que fiesta de suavidades hay en el valle.

En el campo está abierto por las colinas azules de tus piernas.
Misterioso blanco se confunde al fondo, en una rosa de silencio
Por tus muslos una mariposa hace signos, como por el campo nuevo.





MORENA
Publicado, se desconoce el medio


Mensaje de claras caricias
diario íntimo de un millón de estrellas.
Hoy estoy cobarde con una agonía.
Atisbo la derrota que será dura
pero tú grano dulce del racimo
de mis inquietudes

Me gritas
con tu voz sonora marítima
reteniendo las del viejo Nilssen
¡LAS JARCIAS! ¡LAS JARCIAS!
mientras la tempestad cortaba sus eslabones

Voz tonificante
roca viva
donde se estrella el balandro
de mis debilidades.
Para consuelo de estas playas
cementerio de calderas
de almas marineras y
de cruces que borra la ola
Morena aupadora de mi cariño
gaviota expedicionaria de mi ruta de espumas
siento el uñeteo sobre las cenizas de mi esquife.





JOSEFINA BAKER
Publicado, se desconoce el medio

Nació en el extremo una estrella negra
en los nuevos pesebres del siglo XX
Los Music Hall y los Follies Bergere

Viejos pastores de librea y monóculo
Reyes del cobre y del estaño
En aeroplano trajeron sus presentes

Desde el hidroavión de su cuerpo
De hélices de violines dijo su parábola
CHARLESTON
DINANISMO universal muscular

En París, Viena, Berlín millones de apóstoles
Cenaron con grito del Congo y del Hawai
Entre silbos de xilófonos
Del leader de la Jazz Band Paul Witheman

La T. S. H. el Film y la United Press
Hacen, saborear por los cinco Continentes
El bombón de cobalto de su cuerpo

La hacedora Josefina Baker
El bibelot del trópico
llegó a la América en trasatlántico
con el escándalo en las extremidades
Cantando la INTERNACIONAL, del movimiento






PRISIÓN DE UN SEMBLANTE
Libro Ancla de Espejos. Poemas. Imprenta La Importadora,
Quillota., Chile 1936 pág. 7

¿A través de qué muralla
me viene tu voz?
Bajo el yugo de todas las miradas
Por este camino aromoso
Que alumbra como un cirio
En esta tarde terciopelo,
Hurgo en la red de los recuerdos
Una historia: tu historia 
Suave, dulce y lejana como la infancia;
Y devoto me acerco al confesionario
De tus labios.
Alma rubia de abeja en audrilla,
De espiga aventada en un suave ballet
Caes al pozo de mis días
Como caen los azahares a l estanque
Un incendio de alegrías de niños,
Con sus locas risas te quema los pies.


DISTANCIA
Libro "Ancla de Espejos" Poemas. Imprenta La Importadora, 
Quillota, Chile, 1936 pág. 9

Alborozo de alas
agitación de los peces en el acuario
balandro de mástiles de cascabeles.
Para el mosaico de tu cuerpo
-agua de azahares-
un manojo de claveles
y un puño de guindas
para tu boca,
porque mañana habrá
en la línea del infinito,
en el litoral del cuenco
un cambiador de las monedas de la distancia
por el tiempo.
La luna nauta pastora de mi barca
con su collado de estrellas
pondrá una arista en el mar
color nocturno.
El viento peinará las cabelleras de alambre
y piños de libélulas peregrinarán al pezón
de los cerros



JAHAIRO
Revista Mástil, Pan de Azúcar, Uruguay, año 1929
Revista Brújula, Buenos Aires, Argentina, Nº 12, 25 de julio de 1931, p. 17
Libro "Ancla de Espejos" Poemas. Imprenta La Importadora, 
Quillota, Chile 1936 p. 11
Diario La Unión, Valparaíso, Chile, 16 de julio de 1936.


En esta herradura de dunas
ha botado su ancla la melancolía
las redes se han llenado
de pescados de plata.
Como ir a decírtelo
si estás tan lejos…
Si estás allá donde el mar
no canta su canción de olas.
Jahairo, las voces de estos niños
a los anillos de tu ausencia se
abrazan.
y te reclaman como un sepulcro
su abandono.
Jahairo:
Pájaros marinos
me traen tu mensaje de emigración
en la esquela de sus alas.




LA NIÑA DEL LAGO
Revista Letras. Santiago de Chile. Año 1930 p. 11.
Libro "La Poesía Chilena Moderna". Antología. Rubén Azócar. Ediciones Pacífico del Sur. Año 1931. pp. 328-329. 
Libro "Ancla de Espejos" Poemas. Imprenta La Importadora, Quillota, Chile, 1936 pp. 13-14.
Libro "Poetas de la Academia (1885-2000)" Antología. Libro II de la Biblioteca del Bicentenario Antología. Editorial Andrés Bello, Santiago Chile, p. 213.


La niña del lago con su taller de jazmín, huye como un niño visto en un espejo convexo.
Las estaciones deletrean sus pasos.
Y una deja encinta la fruta y los trigales.
La niña del lago con su talle de jazmín, huye con su rubieza de espiga.
Para no dejar un recuerdo pálido en el bosque de las rosas.
Los ríos bajo la noche, al verla pasar retienen las barcas de las estrellas.
Y en la madrugada, de las orillas emergen hechas golondrinas.
Las mujeres de redondos senos la esclavizan con sus canciones.
Tulipán bajo la lluvia.
Y los hombres la besan en los ojos. Y al mirar al cielo ven columpiarse a la luna buscando
las estrellas.
Y al ver las estrellas golondrinas
su dolor es humo negro y el mundo eternamente de noche



Jamina
Revista "Gong". Año II, Nº 4 marzo, 1930, Valparaíso, Chile, p. 1
Libro "La Poesía Chilena Moderna". Antología. Rubén Azócar. 
Ediciones Pacífico del Sur. p. 327. 
Libro "Ancla de Espejos" Poemas. Imprenta La Importadora, Quillota, Chile 1936, pp. 17-18

El manto de sus cabellos perfumando su cuerpo,
sus ojos aromando el dolor.
Mujer que canta sobre la arena
aprietas el cilicio más amargo.
Eres en mi vida lo que es un trompo dormido
sobre la palma de un niño.
El tiempo no ha de extraviarte
en sus esquinas decoradas

Por que así como la tierra es más olorosa
cuando los árboles lucen sus alhajas.
Tu trizarás las arquitecturas del tedio
con tu muerto cantar, con las lejanas melodías
del violín de tu risa.
Y por que a través de los vidrios de mi vida
te he de presentir como una canción de alas,
Como una mano que me viene acariciando desde la infancia.





CANCIÓN DE ALAY EN ALTA MAR
Revista "Gong" Año II Nº 6, junio 1930, Valparaíso, Chile. p. 5
Libro Ancla de Espejos. Poemas. Imprenta La Importadora, Quillota. Chile 1936 p. 19-20
Revista "Social", Lima, Perú, Año VII, Nº 154 [Podría ser el año 1938 o 1939]


Pasajera de ojos azules, algo me dice
que tu viaje es sin límite.
Tus ojos victoriosos desprenden las fechas 
que se van como las rosas.

Los puertos al resplandor de tus lámparas
dejan sus palabras esquivas

Orillados de crepúsculos marinos
Olvidado de mí mismo, son mis gestos volcándose
en signos como bandera de domingo.

Tus palabras de canción de noviazgo
delgadas como la cuerda del instrumento,
que aún no se ha afinado
Vienen jugando como el amanecer sobre los lirios, 
Tañendo mi alegría de viajero, lo mismo que
crece la primavera





KONDA
Revista "Gong" año II Nº 9 septiembre 1930, Valparaíso, Chile, p. 6.
Libro Ancla de Espejos. Poemas. Imprenta La Importadora, Quillota. Chile 1936 p. 25-26.


Canto cruzado de golondrinas,
Confundidos con los humos en la niebla.

Suave como los colores,
más alegre que el azul de prusia.
En la laguna del espacio
es tu voz huérfana y triste.

Bajo el aire las banderas,
exhumas la fragancia de las flores 
que en cesto del olor, fueron
para la madre muerta

Sombra de danza,
rezo de las madrugadas

En mi archipiélago extranjero,
estás despertando las bengalas
de su dormido sueño
de naranjo y de miel




LÁMPARA EN TU ROSTRO
Revista "Gong", año II Nº 12, marzo 1931, Valparaíso, Chile, p. 8.


Florida en sílabas de júbilo se prolonga tu nombre,
como una estrella silbando en los caminos.
Alegría de los andenes, gracia de las campanas, 
sonrisas de niño, toda la leyenda que deshojó el tiempo.
Ahora quisiera sentirte contar esas hojas muertas de este árbol, 
subrayando el tiempo
Ahora que te busco, 
son tus rastros perdidos en la arena.
Así, como duermen las ventanas de esta casa, 
caen las sombras sobre la alhaja de tu nombre 
y dentro de esta tristeza de pinos
hay un despertar de sediento, oscuro subterráneo.
Esquivas, distanciadas reviven todas las palabras 
en una sostenida integridad arrimada a mí.
Y en esta amnistía del recuerdo 
hay una puerilidad infantil que muerde mi tristeza. 
En este juego del silencio asoma tu perfil
gratificando mi cansancio del sabor 
que se enreda en los trópicos.
Lámpara en la alta noche.
Novia de amores licenciados, 
-carrera de peces-
Viajera, liviana como un magazine,
estás luciendo hoy tus páginas de colores, 
como cuando me entregabas todo el lustre de tus ojos







CORONAS EN EL ESPACIO
Revista Minarete. Arte, Literatura, Crítica. Librería Salvat, Santiago de Chile, mayo 1930, p. 4
Revista Brújula, Buenos Aires, Argentina, Nº 12, 25 de julio de 1931, p. 17
Libro "Ancla de Espejos" Poemas. Imprenta La Importadora, Quillota, Chile 1936 p. 21-22


Juego mi nombre y el tuyo
en la isla tropical, en que
jugaron mis amantes.

De tu voz cansada de años
guardo una antología
que el tiempo aromoso relee.

Si los relojes giraran tan de prisa
como éste de cuerda, de tu hermana,
recién habrías muerto.

Pero, que luego envejeceríamos…
Por la vía del espacio
un pájaro va dibujando coronas




Estrella Trasandina
Libro "Ancla de Espejos" Poemas. Imprenta La Importadora, Quillota, Chile 1936, pp. 23-24.

El precipitado de mil tardes
sobre tu cuerpo desnudo
dormido en la flor de tus senos,
pastora de mis besos.
En un carnaval de hélices
voletean mariposas ardientes
sobre el jardín infinito de tu risa.
Tus gestos en la sombra
se envejecen como las historias sin tiempo.
Y soy fotógrafo arbitrario
de las palabras que te digo de noche.
Frente a tu mar de luces
contengo el velero de las ausencias.






VOCES BLANCAS
Revista Cuyo, San Rafael de Mendoza, Argentina, Nº 9 s/d ¿1932?
Libro "Ancla de Espejos" Poemas. Imprenta La Importadora, Quillota, Chile 1936, pp. 27-28.


¿Quién puede hacer tangible el sueño silencioso,
enfervorecido y permanente?
Todas tus palabras de color de metal se abrazan a
los muchos rostros que han venido en el tiempo y son
los que dan este recreo luminoso de sombras sumergidas.
Niñas anárquicas y fugitivas de calor los caminos.
Como en el mar resucitan las rutas.
Con la inmovilidad de los ecos extraviados, está retenida
la veta en lo más hondo de su suelo.
Y personajes de fábula caminan por el fondo de las lagunas
En fiestas de risas






CAMPANA Y FLOR DE LAS MAREAS
Revista Cuyo, San Rafael de Mendoza, Argentina, 
mayo- junio 1932, p. 102.
Libro "Ancla de Espejos" Poemas. Imprenta La Importadora, Quillota, Chile 1936, pp. 29-30

Voz de calor y aliento que prepara las rosas
salida hacia la noche en madura entonación de muerte.
Delgadas sombras cortan palabras en dulces cintas,
el mismo viento-flor de olas-que inflaman el aroma
de los jardines en el agua, que apresura las campanas
y la vacilación de las mareas.
En fugares pájaros de lágrimas
se arrodilla a la sirena que agoniza en le alba.
azul armonía en el aire, brizna de lento viaje,
cabellera angustiada en la niebla.
Esencia de música atardecida,
habitantes de arena triste, poblada de veloces
pañuelos de luto.
En dolor de lirios de nieve y de mariposas raudas
como crecen las muchachas
Trizado el idioma de sus ojos
se fue en vuelo de palomas perdidas.
Se ahuyento en sueños de niños
Liviano, delgado como un sonido.


http://www.letras.s5.com/op021004.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada