domingo, 2 de septiembre de 2012

JIMENA ARNOLFI [7.665]


Jimena Arnolfi 

Jimena Arnolfi nació en Buenos Aires, Argentina, en 1986. Tiene un blog que se llama Quimera (www.enquimera.blogspot.com). "Todo hace ruido" es su primer libro publicado. 



Poemas de "Todo hace ruido"
Jimena Arnolfi, Editorial Pánico el Pánico



No se sabe qué sentir

Podemos ser de verdad
si la luz es poca.
Vas a abrir la puerta
y voy a confesar cosas.
Soy una paciente con dolor fantasma,
puedo sentir mi parte amputada
aunque el miembro no esté.
 


Militancia

Estoy a favor de cualquier cosa
que me haga pasar la noche.
La actitud que tomemos será crucial
para sobrellevar este clima de fin de época.


Factótum

Un jugador
no puede frenar la caída,
tan sólo decide su giro:
la pieza encaja o se pierde.
Siento el cuerpo incómodo.
Si hablamos de finales felices
la línea horizontal siempre se completa.


El viaje circular


Me arremangué
para trabajar la tierra húmeda.
Algunas plantas dieron flores
y otras no pasaron el invierno.
Yo no estoy diseñada
a la medida de mi valor.


Verde

Nadie lo dice pero existe
una trama invisible
que junta todas las veces que amaste
como tallitos en un bosque.



Ideas buenas y desesperadas

Miro por la ventana,
los pájaros se juntan
para volver a sus hogares cuando cae la noche,
el corazón me tira los ojos para adentro.
Creí que sería capaz de dormir
pero hay un problema en todo esto.



El fondo del pozo

¿Cuántas fiestas
y cuántas desgracias
están sucediendo al mismo tiempo?
No hay testigo posible.
Necesito un manifiesto político
para cada vez que suspendo el riesgo
para cada vez que despierto.


Dejar


Una chica de cara al viento
se tira por un tobogán.
Después vuelve al hogar
donde las cosas se rompe.




CEREMONIA

La primera vez contra la mesada
tu amor como un envase retornable
sexo, coloquialidad
y política coyuntural
como un trauma de la carne.
Preguntaste por qué no me podía relajar,
nada del amor me deja tranquila.



INTERRUPCIÓN

En la radio
suena una canción hermosa:
es lo único que hay
antes de que haya algo.



LAS MAÑANAS EN EL MONTE 

La casa es de madera
y fue tomada por las hormigas,
hay bichos muertos boca arriba.

Las hormigas se montan
sobre cada uno de los cadáveres,
los más chicos se comen a los más grandes
como en una revolución.

En las tribus caníbales
se comen al enemigo por orden del brujo
para adquirir fuerza y poderes.

Limpio los cuerpos en silencio,
hay que dejar el pesimismo
para días mejores.




.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada