viernes, 24 de agosto de 2012

7544.- NAHUEL SANTANA


                                 
Nahuel Santana (Navarro, provincia de Buenos Aires, 1950) Poeta, traductor y periodista cultural. Especialista en literatura galaicoportuguesa. Asimismo, ha realizado estudios de árabe, italiano, mapuche o mapudungun, guaraní y queshwa.   Ha publicado una veintena de libros de poesía, entre ellos: Canto navarro VI (2002); Personas y personajes (2007); Significaciones y circunstancias (2008); Etnopoemas (2009); Cantando desde la gente (2010); Contemplación y vivencias (2011). Su obra ha sido distinguida en el país e internacionalmente y traducida al portugués, italiano, inglés y sueco. Colabora con revistas y diarios del país y el extranjero.







SIGNIFICACIONES XXIII

Olvido
             es la distancia
                                       que pone la mirada,
             lo que apenas recuerdo
                                       y crepita en el tiempo.

Lo innombrado es olvido.
El hueco del espacio
                      de lo que no escuchamos.

El olvido es memoria
                                      que ya nadie recuerda
que rozaron las hojas
                                  de un otoño perenne
y rasgaron las yemas
                                      aventando cenizas
                                      de un aroma perdido.

Nadie intenta
                         Siquiera,
Aprehender lo vivido,
Descifrar el mensaje;
                                      ni hay mensaje
                                                                  siquiera.                                        





SIGNIFICACIONES II        

El viajero
                siente que el camino
se desdobla por dentro.
Los recuerdos
                         avanzan
sobre cada fragmento de los hechos
cada detalle
                      imperceptible entonces,
cobra un sentido nuevo.

Acosado de dudas
el camino
se torna huellas hondas en el ripio;
y el ripio son palabras,
segmentos de sentido
que en un viento de caos
responde con preguntas.

El camino
                  por dentro
no avanza ni regresa
tan sólo se agazapa;
y el hombre lo aprisiona
hasta que se devoran.
   



                                         

SCRIPTURA

En la escritura
el tiempo se transcurre.
Desliza sobre el filo del instante
su carne de silencio
y de palabra.

La significación
traspasa inmaterial
la marca de la tinta,
hasta que estalla.
Y en la mirada
el hombre no repara
el universo
que al deslizar
tenue su pulso plasma.

         

                                                  
PANGARÉ

a don  Pedro Aurelio Santana,
mi abuelo.
Caudillo de la memoria.

Un zaino pangaré.
Sinécdoque semoviente,
se convoca:
                      el acerado filo del fuego
                                           de su boca,
el relámpago claro
                                 de sus ijares tensos
y el golpe seco
de toda la llanura en su galope.

El trueno se domina,
                                    encabritado;
hasta que dócil
siente que lo completa
                       la sombra que devora                 
                                             su porfía,
el cuerpo
                 que imanta más el freno
                                     que la mano
                                     y el trenzado de tientos.
Ordena con la voz,
                                 hecha silencio,
el dominio elocuente
                                     en lo gestual del torso
                                                                   en el impulso     
que omite rebelarse a su misterio.
Santísima Dualidad
                                   en comunión y alianza.
        



                                                                         
                                                                                    
PERCEPCIÓN

I

Algo hay detrás del sueño
tal vez un rostro
una voz de madera
que dialoga en el fuego
y sobrevive.


II

Sin límite ni borde
una textura
en que la luz es forma
y el infinito
un punto.


III

En lo sutil no hay trama
tan sólo un brillo
que atrapa el movimiento
cuando la dimensión
reposa.


IV

Lo que de pronto irrumpe
es la memoria
lo que al vibrar el aire
no impide que el futuro
esté presente.








PAMPA I

Al extremo del hombre
una línea:

y un límite     más otro     y otro…
hasta la noche.





PAMPA II

La parábola modela el espacio
comba el llano
y se hunde con el día.

Más allá,
se sigue repitiendo el horizonte…
hasta que la serpiente
devore su cabeza.

                                                             




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada