domingo, 22 de julio de 2012

7317.- PEDRO BLAS JULIO ROMERO




Pedro Blas Julio Romero nació en Cartagena en 1949. Vive en Getsemaní, barrio emblemático de las luchas sociales, al que llama "solemne desorden untado de vida". Al lado de su producción literaria, dirige un taller de poesía, presenta un espacio en una emisora cultural universitaria y hace parte de un programa enciclopédico investigativo acerca del latin jazz y la música afroantillana. A comienzos de los años sesenta sostuvo un intercambio epistolar con los poetas nadaístas y vivió con intensidad la revolución juvenil de esa época. Con el libro "Rumbos" obtuvo el premio nacional de poesía Jorge Artel en 1993. 

"Cartas del soldado desconocido" (1971), "Poemas de Calle Lomba" (1988), "Obra poética" (2009), " que incluye "Rumbos", conforman este volumen. Componen una creación crítica frente al orden social, reinvindicativa de las libertades individuales y poblada de referentes populares. Su estética neobarroca y su entramado africano y amerindio dan cuenta de una memoria de resistencia en el microcosmos de Getsemaní, al equiparar este barrio-arrabal de Cartagena con el continente americano. El delito de su héroe es ser negro, costeño, hijo natural, proceder de un barrio pobre y, sobre todo, haber soñado un cuerpo.

Cielo Patricia Puello Sarabia y Wilfredo Esteban Vega Bedoya, prologuistas, presentan así la esencia de esta poética: "aquí en este barrio de América están las voces africanas, las voces nativas americanas que conservan un acervo, unas formas de organización del mundo que niegan la dominación y la extinción del otro: la resistencia es cultural".





EN MI PORTEÑA CIUDAD CARTAGENA

Yo nunca he tenido oficio de poeta
Odio mi niñez de mecer campanas
Odio el béisbol
Odio

Cartagena- expresas ordenes Cartagena negros no entran –

- gemir de baleados perdiéndose en zaguanes

Cartagena- - expresas ordenes Cartagena negros no entran –


Ladrones del erario
- desangrándote
- sea tu dolor Cartagena coagulado de iniquidad

entretanto nosotros casi palúdicos nuestros inflamantes arrojados
causando risa
de todas maneras ¡rosas! como decía Ismael ”Maelo” Rivera
de tu lado de todas maneras
de tu lado en el rencor
hasta lograr amoroso manantial de pelvis noctámbula tuya
recuperada...Pedro Blas

Bibiana Vélez la pintora Bibiana Vélez
me dice que dios es mujer
Dios como manjar de tetas pezones de bronce;
entonces he aquí el enigma,
por lo cual el universo es de redondeces
y toda fruta sea altar sexual;
así toda Fronda a toda vulva èl sobre árboles cobija
por ello llega a tornarse tan suculenta la fruta bomba ,mi delicia “papaya” frutal,
Dios bautizando las cantidades de vulvas colgantes,
igual que a dulces peras los buri de atrás de mujeres de ciudades puertos del océano pacifico,
mujeres boca de marañón, melones en tetas
erogenandolas Bibiana Vélez a pinceladas de énfasis horizontal
Siempre ellas amadoras entre propios pezones de igual voluminosas de a caricias sobre sus faldas con sus rayas cortas de color
Así van deslizadoras sobre sus propios macizos cuerpos de canoas de nalgas de negras,
una Bibiana Vélez pencilando combinadas áreas uniformes.
manzanas siendo toda pesarosa grupa en féminas.
Entendiendo como aquel mango levantado
también es aquel perfecto redondel de su atrás de toda tornilla hembra.
Cuando toda uva en racimo llegan a ser todos los clítoris.
Dos lunas nalgas las de una mulata de mi ghetto
cual reina sideral que
hasta le dicen la “langosta”,
y aquí la mezcla de suaves tonalidades pintora Bibiana Vélez
la sabe acariciar desde pinceladas suyas por entre bemba glútea de aquellas;
cuando sobre sus preciosas lumínicas ancas
suelen los curas de parroquia de mi barrio tirarse a Leticia mi mujer asceta
mi langosta Leticia de arañares,
nuestro sabroson terruño de infierno sensual mi mujer Leticia entre palmeras;
Aunque yo a mis cartageneras
aquellas de un esferoidal nalgueado
yo les descubro con frecuencia en la Checoslovaka Praga, y en Suecia adorándoles yo esas nalgas de piel de leche. Porque fuè necesario llegar hasta ése país con el fìn de comprobar lo siempre expresado por Jorge Amado. Y viene a ser de esta forma como voy descubriendo a esa mujeres blancas, bien blancas blanquísimas, en la misma medida de habérselo enviado en forma epistolar desde un poema Durrel a Miller,las de Praga con nalgas de negras
como nuestras hembras cartageneras, las de mujeres de estas brasas. Hasta cuando se me ocurre por insinuarle yo a ése cantor Héctor Casanova el cubano cantor de la orquesta de Jhony Pacheco, le voy en ruego, que por favor le dedique la canción el “faisán” a las dulces nalgas de las hembras, pero a las hembras de éste archipiélago almibarado de música de carnes, las de aquí, las de mi porteña Cartagena;
y a las finales cumpliéndome aquello aquel negrazo, Para venir a jalarse éste la más bárbara melodía libidinosa sobre las nalgas de las cartageneras blancas y aquellas van trapecistas sobre hilo dental de flauta de Jhony Pacheco,ellas
las piel de leche y de un atrás redondeado Bantù,
Ustedes las de nalgas pérfidas yendo sumisas
siempre con nosotros aplacadores de aquel empinado
Por ofrendarles en rutilante de rubí y diamantino afrancesado beso negro;
nosotros casi saliéndosenos el corazón,
nosotros bien de dientes mamones adentro de vuestro amor cual caliente canoa.
Glúteos en ofrenda tributada; Siendo suave aquel subido empinamiento entre fuellajes.
Y toda creación de dios creación esferoidal es
Dios de nalgas hermosas debe ser, que ya la pintora Bibiana Vélez me lo ha revelado








ISMAEL “MAELO” RIVERA

además no puede haber angustia alguna “Maelo”
al llegar a ser tu mismo siendo otro sagrado muerto que devino orixa
avisador de tu nuevo ritmo

Ismael zalamero chivo
Chivo bandolero ¡Yimboró! Por eso nunca te tienen en casa
en la medida de andar todos nosotros junto a ti “Maelo”
por gozarte callejón adentro
nunca en casa
chivo boticario
gracias a ti supimos
rasgarle al universo las ingratitudes,
ahora hallándonos gracias a ti
sabedores de entera historia de bomba y plena
donde tu sólo “Maelo” te atizas
con tu sangre de amor a mulatas
y otra vez con tu ahora vas comedor “Maelo”
a cogerte
tu sólo a mordiscos ése sombrero
chivo batacumbele “Maelo”

Mi barco vapor carguero llega preciso a Filipinas
después voy a estar contigo otra vez
en iglesia sanfelipe del portovelo de Panamá
al igual como en aquel Manilas tu procesión “Maelo”
la de tu Nazareno negro
y los filipinos te coreaban el no querer tu ya nunca más
lo de piedra en el camino;

por eso te hemos continuado fieles “Maelo”
por seguirte hasta pintarnos contigo
la cara y el alma de azul,
sabroso Tito Vélez en aquella trompeta

Así vas por el cielo
por cantar una dulce canción
viajando entre nubes de azul

Tu alma se llama orixa,
a partir de lo mismo he mantenido que también tiene pimienta
tiene caña mi loco;
Entonces un número en la bolita fui a jugarlo en sábado
pero combinarlo no supe y me llega la muerte sin una prenda empeñada poderla sacar.





Luna negra abajo adentro de la selva

Te adoro cuando sos pedazo de arrullo
a ti negra hija de esclavos de las minas de
mármol de carrara
de las minas de bronce
Te adoro cuando sos manual de la noche entre la hierba 
o al otro día cuando tus manos envuelven la col
A ti luna negra de mármol de carrara

Sonríes tu dentadura blanca de luna albayalde
de selva húmeda oscura
selva oscura de día

Negra de bronces y miel caminando abierta
No me pierdo nada de ti
Risueño pájaro del alba
En este puerto te vendieron
Es el bar más cercano a la selva del Darién

En este puerto panameño donde negocian sangre y niños
tú eres luna negra abajo dentro de la selva.






Amor sideral

No hay como tú oh luna
Has tenido que soportar tanto afeminado lucero fisgón
Espiándote las caricias con tu amada tierra

A su propio aposento visitarás hoy al sol
legítimos hijos tuyos las aguas han sido
Todas las aguas siempre a ti de tributos ofrecen
A esa cópula con amado padre sol
Aguas ofrendan calma chicha
como decimos los marineros
ellas han otorgado arrullo de calmas
Quietud de brisa sin habla
a ese coito
Ella cabalgando sobre el sol
a su gusto

Se hace comer por los costados
va girando ella sobre su falo de lavas
porque al sol un día esta lo asalta en todo su centro
le ha caído encima
sobre su precioso hierro caliente
Se entierna de él
¡¡¡Tu tiempo amada luna!!!
Este apareamiento cubre de amor los cielos
A bebértele anaranjado semen total
Sólo él lamerá tu cara que no conocemos
Debido a que has inventado tu propia noche

Mientras amada tierra será nocturna
amando tu cúbito dorsal
Únicamente noche a solas de amor de los tres

¡¡Ah tribadismo erogenante!!
Nadie volverá a decirte a ti oh luna
nunca van a decirte: Desolada mujer






Niuda, hembra suicidándose envuelta en fuego

A la hija de Ulalita le enrostraron la contumelia
de que su madre toda la vida
no pasaba de ser tan sólo una patinadora famélica de
la Calle de la Media Luna

Los porteños aldeanos somos así
morbosos disfrutando de
la afrenta escarnecedora al otro

Tan parecidos a la orquídea de Tailandia
como la monja Sdanof Presbítera comisaria de la literatura
Que se siente soberana y se hermosea
desde su carnicera dote Matarife iluminada ella
viviendo del alimento de la carroña ajena
Monja coprofágica inescrupulosa
engalanada deglutiendo el estiércol del prójimo
feliz la misma saboreadora de la podredumbre del otro
Los porteños aldeanos somos así
Si alguien surca saludándonos
no le contestamos
apenas soltamos una risita estúpida

Aquí donde la fascinante, la encantadora, preciosa negra Niuda
tuvo que inmolarse
Cuando la inmundicia de gentes no le permitieron continuar estudiando
Al permanecer restregándole
en pleno rostro
que su madre era una famélica puta de la Calle de la Media Luna.

Los porteños aldeanos somos así.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada