martes, 10 de julio de 2012

7238.- LILIAN ESCOBAR


María Lilian Escobar nació el 2 de junio de 1961 en la ciudad de Buenos Aires.
Participó en diversos eventos experimentales como integrante del grupo Paralengua desde 1991 hasta 1998.
Grabó el poema fonético "Maleficios" para la primera revista ora argentina, La Gotera.
Publicó poemas visuales en la revistas Xul (Argentina), Dimensão (Brasil), Graffitti (Uruguay) y Jorge Perednik para la revista Texturas (España).
Participó en una instalación en la muestra "a : e, iou" en el Centro Cultural Recoleta (1996).
Intervino con una instalación y poemas visuales en las Primeras Jornadas de Poesía Experimental realizadas en el Centro Cultural Recoleta (1996). Participó ese mismo año en las Jornadas Rioplatenses de Poesía Experimental (Montevideo, Uruguay); en la V Bienal Internacional de Poesía Visual/Experimental (México) y en la V Muestra Euro-Americana de Poesía Visual, realizada en la Ciudad de Bento Goncalvez, R. S. (Brasil).
Coordina actualmente, junto a Roberto Cignoni, un taller de Poesía en el Centro Cultural Ricardo Rojas.
Ha publicado De cisne y eclipse (ed. El Caldero, 2000).



Canción nocturna

(a Paul Celan)

Hermano
donde pervive la morada
del sonido de la horca
hacia ese sitio cayó
la palabra inmortal
de estiércol erguido como una piedra

abismo de oro disipado de putas y
perdidos en crucifixión
cuánta saliva en la ventana
rodeando la escala angélica
y la tierra en sus volcanes
Ojo de siete estrellas
como silencio de palomas
golpea el corazón: los pobres
no pasarán

un exilio se alza
con los perros en las abadías
de pueblos peregrinos ligados en tu bitácora
mandrágora que habita el aliento de un náufrago
y el rayo
las manos la mesa
vigilia de miseria en Cracovia







(a Nelly Sachs)

De jardines
mi-tu
embajada
ni el Cielo, ni el viento
tan sólo las heridas del espíritu
en la huida final
de alguna mariposa oscura

aquel aliento de sodoma
en la puerta ancestral y sagrada
para todo éxodo en las celdillas
de incontables letras

y Nínive germina en nuestra pupila
el pentagrama de los gusanos
invernales sobre el carnero
con el rostro perdido de los vientos
esta piedra bailarina concibe la lejanía pagana

resurrección del párpado en silencio
con la simiente del instante
que fecunda en lo inaudito
la única oración feliz
hacia la infinita noche









(a Jorge S. Perednik)

estoy royendo este hueso
así
aún en la hora de mi muerte
todavía
espero un ángel
con una llave para éste
su abismo

cuando cae
la vida en la ventana
unos breves tañidos alargan la tarde
las comisuras del viento
encuentran la perfección originaria
aquella Ciudad sin ruido
donde alguna voz lunar amanece
y toda sombra cambia imagen y sentido









(a Emeterio Cerro)

pezones de hielo como ángeles
dibujan
una sonrisa que despide
muriente y mansa como un fósil
los pétalos de lechos acallados

corriendo como un tranvía
a la deriva de médanos
y las moscas ahí:






(a Paul Celan)

una moneda de plata flamea
en tu boca extranjera
emigra el gusano sobre las tumbas del tiempo
abedul
cesuras en el cuello de la anunciación
algún árbol
sólo uno
cesuras en ciernes
cesuras en las sienes del reino de los mudos
inermes bordadores en la mesa de recuerdos
cruzando los vaivenes del Danubio Azul      del Río Oka
hacia el final del verano

en su adagio terroso
alientos segados hablan
cambio de aliento
corroído por lo insoñado sobre las sílabas del cráneo
el fueguino martillo de una bendición petrificada
estigma de aire en un lenguaje vertical
angosta garganta hacia arriba

-urgente-






(a Juan L. Ortiz)

brisas textuales
son el dolor de la madera
plegaria de nuevo y nunca
y otra vez
plegaria
corazón

plegaria y abandono
semilla ingrata que te ofrezco
no hay más
sólo esta única ofrenda
de río encadenado al océano
que tiembla y se deja llevar
debajo del ceibo
canción profética de la Tierra
plegaria y corazón
pérdida y plegaria









                                                   Nahuatl 5


                                             nocam auic-n-iauh
                                             ye nocom
                                                               coquiemetl coxtlaute
                                             canapa n- iauh icuilotic
                                             mo chiua



                                             mi agónica  boca  en su vagabundear
                                             ocre
                                             como pájaro bienamado
                                             tiene ausente lo escrito
                                                 soplo-luciérnaga
                                               como día de fiesta                      
                                                                                  (Poema aborigen)







Nahuatl 7

yoyacatl
yahualoa, onoc auializtli
ihiotl
AZCAPUCALLI
nitla - tzorquitia


campanillas
extendiéndose alrededor de alguien
con suave olor

espuma sobre Tierra fértil
donde brotan alas de pájaro
he ahí todo

(Poema aborigen)







Nahuatl 8

atlaltacoliztli
aquiyuailhutlani
aquiau


nocamac
cana nite- tlalia
cecemomani
Chiucnahuapan
atonauiztli nitic yetinemi




inocentemente
encantado fuera de sí
escondrijo del Sol en mi paladar
como si guardara una persona
en alguna parte
esparcirse
sobre nueve aguas
río imaginario
que los muertos debían atravesar

(Poema aborigen)


 
 

                                               Nahuatl 10


                                               IXTEOTL
                                               AYACAN
                                               T-iez
                                                         ATLAHUALCO
                                               ATLE ONCA
                                                     TEQUANI            




                                              niña de los ojos
                                              en ninguna parte, en ningún lugar
                                              tú serás
                                              final de agua o de lluvias
                                              nada hay
                                              Devorador de gente

(Poema aborigen- Nahuatl)



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada