martes, 3 de julio de 2012

7192.- JAVIER GALARZA


Javier Galarza nació en 1968 en Buenos Aires, ARGENTINA. Dirigió la revista Vestite y andate. Publicó Pequeña guía para sobrevivir en las ciudades, con arte de Gastón Pérsico; El silencio continente en el 2008 y Reversión (Anome libros, Belo Horizonte) en el 2010. Es profesor de la Fundación Centro Psicoanalítico Argentino, donde ha dado cursos sobre Holderlin y Rilke, entre otros. Coordina grupos de investigación literaria. Fue editado en Brasil y es coautor de la obra argentino- noruega Cuerpos Posibles, presentada en el 2010 en ambos países. Ha publicado notas en diferentes medios y trabaja actualmente en la compilación de su Poesía Reunida.


(Los poemas pertenecen al libro "Reversión", 
Anome livros, Tropofonia Editorial, 2010)




PIDO

por esta noche sólo por esta noche
cierra con dulzura los ojos de mis muertos
apaga los ecos de los silencios y las voces

inyecta medidas de luna en una sustancia
que me permita vagar narcotizado

tu mirada
entrecierra los abismos para dejarme dormir

cúrame
hazme con tu cuerpo
una casita sin pastillas




LEJOS

infancia
un ensueño de bicicletas dormidas.
algo lejano y detenido
como una siesta de perros.
los árboles gigantescos derribados por la
tormenta.
— todo ese miedo incomprensible—
el ruido de un tren a lo lejos.
el aljibe la abuela y el nogal.
allí
donde el mundo aún quedaba lejos
tan
                                                     lejos
tan
       tan
                                                     lejos             
 tan
       tan
             tan
                                                    lejos





DISTANCIA CUERPOS LUZ

estas sombras adheridas a nuestras pieles
de caricias sin medida en distancias cuerpos luz

¿dan medida de nuestro desamparo?

pasada la primavera con su ensueño de promesas
y la celebración de los cuerpos del estío...

¿aún estarás aquí cuando llegue el otoño?

y cuando ya nada cobije
y las sombras caigan sobre casa

qué contendrás
qué abarcarás

de este cuerpo que se duele
en los inviernos

y te tiembla porque sí










GESTUALIDAD

necesito algo del orden de tu mímica:
esos gestos que te visten y desvisten.
tus juegos, tus mentiras.
si, creo que necesito eso:
deslumbrarme en la ostentación de
tus carencias.
algo del orden de los ademanes
y palabrerías que te velan.
buscar la verdad allí: donde no estás.
para aprender a no saberte intuyendo
que permanecerás por siempre en
lo no dicho.
en la dimensión inasible de las insinuaciones.
así: como apenas susurrada.
bella evasiva inmaculada confusa y
resguardada en tu secreto.










(UN SUSURRO EN LA MANSIÓN DEL SILENCIO)

guarecer un secreto. guardarlo y resguardarlo. mantenerlo
como un susurro en la mansión del silencio.

abrevar allí donde resiste lo no dicho, lo impronunciable.
resguardar también al equívoco como posibilidad.

ese espacio nos interpela desde lo que se retira.
está allí y no. es la pregunta. tal vez la poesía misma.

ese resto de misterio.

cuando eso que se retira nos da un nombre.
eso mismo que se va nos funda. nos dice.

al partir.









DIVISIÓN DE BIENES

intentaré no hacer ruido con mis zapatos
cuando el sentido del mundo se cierre sobre mí

dormida como el invierno
estás viajando lejos

qué palabras voy a inventar para llamarte?

sobre nuestra extranjería el cosmos
extenderá su incertidumbre:
un movimiento entre astros que colapsan

entre las cartas aún cerradas
todo susurra amor y perdón

aún así nada nos enseña la distancia y el olvido

(¿qué palabras voy a inventar para llamarte entonces?)
(¿qué palabras voy a intentar?)











MONÓLOGO DE EURIDICE

quisiera encantarme una vez más en las melodías
de tu condenada lira
pero todo lo que digo y hago me excede está más allá
no deja de no decirme no cesa de no escribirme
a cada instante
nada hay que me circunscriba
nada        
                que me limite o delimite
apenas
algo de buen dolor, perdición y magia de antaño

cómo sostendré entre mis brazos las dimensiones
de esta sombra que soy
                         que fui
                         que fuimos
                         todo esto que aún tiembla
entre nosotros convocando al mito y la leyenda?






RETORNO A CASA

(Variación sobre un tema de Hölderlin)


descargar las valijas hacia esta extrañeza:
                 la de volver

porque cada lugar abandonado nunca vuelve a ser el mismo
porque toda partida es para siempre

porque en cada retorno todo está en su lugar
mas aún así algo cambia imperceptible

¿qué débil muerte brilla allí,
en eso que es sugerencia y detenimiento, quietud:

un par de zapatos
una muda de ropa interior junto a una valija?

tras la hora del rocío, apenas la alegría de los perros
ante el retorno del viajero

ventanas húmedas permeables al anuncio de tormentas
el Todo es la dicción pura de una interioridad

retornar siempre a ese lugar donde no se cesa de no partir
siempre nunca volver siempre nunca no cesar de no volver






ARQUITECTA

cómo duele
esta impensada calma
esta perfecta geometría
esta arquitectura
esta precisión
con la que lentamente
construyes
un mundo sin mí









LA GUARDIA EN ELSINOR

who art thou that usurp st this time of nigth
william shakespeare, hamlet, acto I,  escena I, línea 44


redoblaremos la guardia en la explanada?
debemos redoblar
                      la guardia del castillo
ahora que la sombra de un espectro
recorre estos lugares?
esta es una hora incierta y la tragedia
podría cernirse
sobre nuestro reino.
daremos crédito a lo que ven nuestros ojos?
habla. aparecido.
                           (padre)
que tu palabra alumbre la trama y los secretos.
vamos. las preguntas nos agobian en el terraplén.
         a qué oscuro designio obedece tu presencia?
somos peones de un juego cuyas reglas desconocemos
 y nuestro reino es todo el mundo.
    habla con tu boca de sepulcros
              con tu furia insepulta
porque nuestro amigo está triste y sólo tú tienes las
respuestas
qué ha profanado tu descanso?
por qué este destino de vigías en la noche?
ser fugas de luz en la sustancia herida de
los sueños?
qué infamia te impide morir, tal vez dormir?
                   será la materia de los sueños
                   la sombra eterna de una duda?
habla ahora si el resto es silencio.

  el cielo no ha estado tan oscuro antes del alba
y nuestra filosofía no hubiera podido soñar esto.
        velamos porque esta noche es larga
       y tiene la fragilidad de las promesas.
vamos. habla.
                     nos perdemos sin palabras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada