viernes, 22 de junio de 2012

7134.- YOENIA GALLARDO RODRÍGUEZ

 

YOENIA GALLARDO RODRÍGUEZ
Holguín. Cuba. 4/12/ 1978. Poeta y narradora. Licenciada en Ciencias Humanísticas. Egresada del VI curso del Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso. La Habana, 2005. Premio León de León, poesía, 2004. Premio Ángel Augier, cuento, 2004. Premio Ecos del Río, cuento, 2007 y 2009. Premio Juan Marinello, cuento, 2008.  Premio Primitivo Arco, cuento, 2009. Mención Décima Mural, Velasco, 2003. Mención Premio El árbol que Silba y Cantal, 2004.




 Canción de amor a un poeta

A Rafael

Tu mano, otra vez tu mano,
desnuda, trivial, experta.
De rosas tu voz desierta.
Tu voz, tus ojos, tu mano.
Tu mano, siempre tu mano
que prende lirios al viento,
estrellas al firmamento,
cantares   luces    colores.
Tibio manojo de flores
tu mano, sutil tormento.
Tu voz, de nuevo tu voz,
proverbial, dulce, secreta.
Ingenua canción discreta.
Tu mano, tu piel, tu voz.
Tu voz, otra vez tu voz.
Hiriente sueño lejano.
Murmullo dulce y profano
que roza mi languidez.
Mar, espuma, desnudez
tu voz, tus ojos, tu mano.







Alguien llama
      
               y sentí que la muerte era una flecha
              que no se sabe quién dispara.
                                                   Octavio Paz.

Alguien llama.
          No lo veo.
Alguien predica mi muerte
y se ufana de la suerte.
¿Verdugo?
              ¿Soldado?
                       ¿Reo?
¿Quizás un ídolo ateo
que comulga y hace un pacto
y con un giro inexacto
vuelve el rostro?
             ¿Quién se esconde?
(Es mi voz la que responde)
Alguien llama –Ipso facto.






Desesperanza 

Como Penélope quise 
bordar la tela más ruda,
pero sumida en la duda
sin reparos la  deshice.
Cual clérigo que predice
el futuro sin aliento
creí escuchar en el viento
tu respiración quebrada
temerosa          entrecortada,
mas no vendrás 
            lo presiento.







Con vaivén de péndulo 

                                                                  A Brian Jesús y Andy Jesús

Soy como una bandera con sed de lejanías.
   Siento acudir los vientos, y me toca vivirlos...
                                            Rainer María Rilke

Al ritmo de las banderas se va mi corazón
con el claroscuro de la tarde
levito sobre la ciudad
la diviso desde arriba
trazo sus esquinas
calco la rectitud de sus calles.

El  viento cenizo 
por donde cruzan todas las insignias
como manojos multicolores
abriendo paso a los fantasmas que me habitan.





Escucha 

Escucha 
                Ven
Tararea
este dolor junto a mí.
Apresúrate 
                   Ven 
             Sí.
Regresa pronto, no sea
que se oculte la marea
 bajo tus pies. (Osadía
                de llamarte) 
                    Seré orgía               
si me escuchas.
        ¿Quién me absuelve? 
¿Satanás?
    ¿Dios?
           ¿Cristo?
               Vuelve
que te espero todavía. 






Me espanta 

Me espanta la soledad,
la lluvia, la desmemoria.
Me asusta ser una noria
circundante. 
     La lealtad.
La palabra libertad.
Lo de ayer y lo de hoy.
El camino en el que voy
arrastrando esta cadena.
Tan pesada. Mi condena
es ignorar lo que soy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada