jueves, 31 de mayo de 2012

6940.- MARIO ORTIZ


Mario Ortiz nació en Bahía Blanca en 1965. Trabaja en la docencia y en la investigación. Sus libros se llaman Cuadernos de lengua y literatura. El volumen III fue publicado en la Cooperativa Editora "El Calamar", Bahía Blanca, 2003.
A pesar de su inmensa desgracia, Luis Carapella se sintió feliz cuando se publicó el libro.




YO LUIS CARAPELLA Cuadernos de Lengua y Literatura - Volumen III

(fragmentos)




Hipótesis: la matemática no es una ciencia exacta y universal in abstracto, sino uno de los capítulos de la política financiera.
Demostración: Luis Carapella trabajó durante miles de años en una distribuidora y colocadora de vidrios en Bahía Blanca, hasta que un día lo despidieron. Los dueños de la fábrica, a través de inextricables vericuetos, evitaron pagarle la indemnización correspondiente, y entonces, a la par que plantea una causa judicicial, comienza a encadenarse a un árbol frente a la fábrica o ante el juzgado como forma de reclamar. Su viejo Renault Gordini lleno de calcomanías, la barba kilométrica que se dejó crecer y sus frecuentes apariciones en los medios, lamentablemente hicieron de él un personaje pintoresco.
Aunque tiene sentencia favorable, al día de hoy no cobró ni un peso.
Corolario: 2+2 = 3



1

siguiendo la costumbre del lenguaje escandido
Carapella acompasó los períodos de su vida
con el pie musical que se aprende en la escuela,
alternando los ritmos de trabajo y descanso,
comas entre proposiciones imperativas frente a la máquina,
los suspensivos del lenguaje amoroso
la corrección en rojo que señala un peligro
y hace repetir al verbo una y otra vez a lo largo de los
[renglones

pero su mujer dijo suficiente,
esto es un juego inutil,
y Carap.ella comienza a experimentar severas alteraciones
gramaticales al sentirse con un signo evidentemente descolocado

pudo volver a hilar la trama de su vida
reponiendo los conectores perdidos,
los días nuevamente separados de la noche,
entre paréntesis las cuestiones todavía oscuras.

pero cuando el orden del discurso terminaba de ajustarse irrumpen las grandes mayúsculas
en un telegrama colacionado que lo corren al margen,
los dueños de la vidriera le pusieron un nuevo punto final
y carapella empieza a encadenarse como protesta por un orden injusto,
el hipérbaton que altera las causa y los efectos
en una cierta estabilidad oracional,
el balance de entradas y salidas

los eslabones no podían contener tanto desborde
y como si desde su árbol fuese más bien una antena
que la imagen de Prometeo,
carapella se dio a transmitir señales,
a confundir voces de distintos tiempos gramaticales
que lo reclamaban a una posición activa,
y este transmisor-receptor emitía la secuencia exacta
de una primera persona que debilitaba sus lazos de concordancia
la interferencia de palabras y números,
cantidades multiplicándose a ritmo de interés,
una profusión de +, x, y % ponían ruidos de tormenta
por la descarga numérica de la deuda

yo luis carapella
se repite y remarca el pronombre
mientras camina mostrando
sus períodos alternos de ambulación y sujeción
el yo sujeto
el yo objeto
el yo que se desplaza a otro cuerpo
el yo que se escribe
el yo del que escribe




2

yo permanezco
estoy aquí no me confundan
con un paseo nocturno
aunque sea menos que un cartel
diga un cartel papa 3 x 1
picada el kg 20,50
al decir vino tetra oferta
menos que un cartel porque ni eso
cuando no hay para nada
ni qué para nada
en el mundo de la nada
avanza hasta por la calle la nada
por los caños la nada
por los cables la nada
por los sueños
y como si nada en el mundo

permanezco y no
me confundan a mí que yo /
para qué hablar
cuando sin/etc.

que yo no:
a mí me han
esto es así
a mí mean los perros pero
yo estoy cuando todos duermen
Ud. sabe Cano
gracias por el oído
no es poco un oído
no es poco un oído
que venga, una oreja
ha venido Cano y Ud es una oreja
a mí me han y ud sabe Cano, que es una oreja
yo estaba ahí & ahora afuera cano madre oído
que x estar era allí en bueno pero no /
ahora aquí donde estar junto al árbol que
ya otra rama ser casi menos cano

cano
cano
cano
un oído vino hasta el árbol


5

y la causa está parada
la causa la tienen parada
no hay causa
sin causa
o arranca y para
un rato, para y arranca
y otro rato así motor de heladera
congelada y
cuando para yo mencadeno
ahora aquí yo para un derrite
cano sabe cano
oído para la causa
primavera en los oídos
motor que empieza
avanza
y otra vez al cadenazo




6

bicicleta atada al árbol
cartel atado al árbol
Krónos atado al árbol
viene la primavera y no me crecen hojas:
sino barba, larga, extensa
barba larga extensa
bar ba
barbarbarbarlar
gabar
balar
gabar
balar
balar
balar
toda la noche
cordero atado al árbol
toda la noche balando
cordero pascual atado al árbol
cordero y bicicleta y cartel atados al árbol
y Krónos sacando la primavera de las hojas
de las nudos del árbol

13

carapella ando
carapella seré
pliqueo de eslabones
yo el perdido entre el hombre y la oveja
haber trabajado en el vidrio
para después asustar a los niños/
escuchan ruidos a la noche
y no es la chancha hijo
-hay que dormirse


21

600 x mes
aportes
ley
----------------------
total neto

+ bonific. p/hs. extras

por paso de estación >> acrecentamiento de antigüedad
quiero decir: >>>>>>>>> (+,+)

& sobre todo que
& sobre todo
& sobre &
&&&&&&&&&

= $ 40.000 exactamente
(antes de la devaluación)


el oro es un metal que se dilata con el calor
la deuda engorda a base de una dieta de ceros
la ley pasa del total neto al dueño del total
del quiero decir al acrecentamiento
del metal al vidrio
se incendia la copa
se incendia la


24

me dijo el abogado de la empresa de vidrios:
vea, don luis
una empresa de vidrios es una empresa de vidrios
como su nombre lo indica
pero a veces no es una empresa de vidrios
como su nombre no lo indica

me explico:
usted sabe que las sociedades se responsabilizan muy limitadamente
o bien son anónimas
y entonces una empresa de vidrios de pronto se vuelve transparente
cambia de lugar
de forma
de nombre
es la materia fungible misma de los bienes de uso

y me vuelvo a explicar:
la razón de capital
no es la razón capital: es el uso para ser más precisos
Y retengo estos dos puntos importantes:
es el uso que se hace de la razón:

por eso cambiamos de nombre (de razón social)
y listo
se acabaron todos los problemas

usted, don luis, pruebe lo mismo
aquí
en este momento
se va a llamar Ernesto
o Enrique
o Pepito
o …
y listo
hombre nuevo vida nueva
y quedamos a mano


y yo le dije:
40.000 - 40.000 - 40.000
40.000
40.000

40.000

40.000

40.000

y además cadenas


...y otra vez cadenas







Virginia

La ciudad del verano se vacía en invierno.
Si tuviera que pensarla en una imagen
diría que es un viejo que se ha encogido de reuma
o una niña jugando con la ropa gigante de su madre
y monta un teatrino en el momento ufano de la escena mayor
niña primma-donna de la ópera imaginaria
lady Macbeth con capelina como sombrero de mariachi

Vine a dar clase de Lengua y Literatura en la Escuela Media
porque no conseguían profesor.
Me dieron un departamento en un edificio completamente vacío,
el ascensor funcionaría solamente para mí
si no fuese porque prefiero la escalera para subir al 5° piso

Durante el invierno no importa verdaderamente
que el sol salga y se ponga en el mar como dice la propaganda
pero hoy levanto la vista de unos ejercicios de concordancia
hacia la ventana que quedó abierta
y veo a Lucianita con su abuelo sentados en la rambla
envueltos en una frazada violeta mirando el atardecer

dos líneas rojas: el verbo señala a un sujeto explícito
el mar violeta se funde con la frazada
otro ejercicio de concordancia
se ve poco
alcanzo a señalar un sujeto elidido
una penumbra morada comienza a invadir las cosas
cuando prendo la luz
la niña y su abuelo ya no están

El libro de las formas que se hunden (Cuadernos de lengua y literatura. Volumen IV), Ediciones Gog y Magog, Buenos Aires, 2010



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada