domingo, 13 de mayo de 2012

6833.- NATALIA FORTUNY


NATALIA FORTUNY
Nació en Buenos Aires en 1977.
Publicó los libros La construcción (Gog y Magog, 2010) y Hueso (Ediciones En Danza, 2007) y las plaquetas Peregrina (Color Pastel, 2007), La chispa (Terrible Poesía, 2006) y Las crías (Crudo Ediciones, 2005).

Hay poemas suyos en las antologías Poesía Manuscrita 2 (2009), Última poesía argentina (Ediciones En Danza, 2008) y Felicidades también (18 poetas) (2005).



el día que tiraron la casa abajo
de al lado
mirábamos desde la terraza
parados en banquitos no sabíamos
íbamos a saberlo pronto
que derribar
se parece a arar un campo
a remover y esperar la semilla
vimos paredes enteras
volver al polvo
con los ojos irritados
sobre las cáscaras de pintura
no ayudaba el invierno de la nieve
vimos todo de arriba
ese derrumbe
nos abrazaría más tarde.

(de La construcción, Gog y Magog, 2010)






espada del augurio

empezamos a subir las escaleras
son tres pisos, y el calor
las bolsas del supermercado y simón
hace un esfuerzo por levantar los pies
a la altura de sus rodillas
los escalones son tan altos y frescos en verano
dan ganas de acostarse ahí
almorzando lo que se traen las bolsas
así  dispuestos
trepando transpirados a mediodía
desde planta baja
sube ella también la vecina
nos acerca algo usado
algo querido
un regalo máquina del tiempo
oh niño para ti qué significa
ese liono de los thundercats con guante de garra
mueve brazos y piernas y en una de sus botas
dice telepix 1985.





la caída de la gitana

iba la gitana por díaz velez
con todos los feriantes
que habían levantado sus puestos del fin de semana
-este tocó calor y lluvia, otros
tocan de mucho frío-
entre los vendedores que arrastran sus bolsos
llenos de cosas que no vendieron
carros de bebé y bebés
mientras comentan acontecimientos y ganancias
disparados hacias las casas
llevaba la gitana su negocio: una silla-mesa plegable
y una pollera liviana de colores
al revés del rayo
primero escuché el sonido
de las rodillas en la vereda y después la vi volar
la silla fue más lejos con un chirrido
ella se levantó en santiamén
la vimos rebotar y componerse hermosa
ahí mismo
pensé en un poema de ted hughes sobre una maldición
en los dichos y los hechos del futuro.




hueso

soy vaquera
busco mi hueso.

cabalgo entusiasmada
aprieto mi rodilla
aprieto los dientes
y cuido mi peinado.

pregunto
el hueso de bebé
que me dieron
hace mucho
¿de dónde vino?

en el campo
llaman luz mala
a la diosa de los huesos

sus hechizos:
cornamentas, fémur, costillares.

eso sí es cabalgar
sobre la tierra azul
se ven estrellas
como las del cielo
pero enfermas.

para que se rían
lo llevo también
en la cabeza
hueso burlón
de negrita.

un perro
conoce el lugar
perfectamente
el sitio donde
descansan
sus huesos.

en cambio
mi madre se queja
por la falta
llora
en el baño
es su cucha
de azulejos.

¿pero quién los puso
contra la carne?

el hueso
es de uno
la parte fantasma
de pesadilla

sostiene
al corazón.

es algo parecido
a un hueso de aceituna
algo de adentro
un desecho
puede dar plantitas
por el ombligo.

entonces es algo
de sentir
y no ver nunca

un pensamiento
un amigo invisible.

a veces
el hueso se adelanta
-una garganta-

y no hay pincel
que lo encuentre.

por si acaso
lleva mis iniciales
como un collar

le puse mis polleras
mi número de serie
jugando
voy a explicarle todo.






checoslovaquia

¿qué es
checoslovaquia?

en un mapa
físico-político
más viejo
recorro los límites
de los colores.

la nombro
che-cos-lo-va-quia

pregunto
sobre si reyes
princesas o modelos.

hablo checo:
avantgarda artistický

todos llevamos un pequeño país
dentro nuestro.

para mí
checoslovaquia
viene mensualmente
en una revista de actualidad
yo soy niña.

en el correo
hay que pedirla adentro
en mostrador
no entra en la casilla
o se dobla.

sólo veo formas:
letras grande, más chicas
paisajes de montañas
gente abrigada.

¿qué hay este mes
en república checa?
guantes rojos
gorro de lana amarillo
calzas violetas
qué maravilla
en papel satinado.

república checa no se tira
como las otras
se guarda para recortar
situaciones.

para ilustrar
para siempre
los mundos
en lengua, inglés, plástica.

un mundo snob
de cielos azul europa
y vestimenta exigente.

lagos y nieve y abetos
y no
río paraná
siestas en la costa
contando las naranjas
que brillan podridas por el río
con la creciente.

no esos
preciosos camalotitos
de vitamina C.

un mundo
donde nadie usa delantal
un deleite
ni palabras.

mi mundo sordo mudo
mental
edén extraordinario.

mi copia fiel del original
checoslovaquia.






estudio en anatomía

ahora
no es nada
pero ¡entonces!

el blanco
del telgopor
una sábana
diminuta para la muerte

una sábana de dos placitas
tamaño animal
doméstico

la noche anterior
elegimos un sapo
uno gordo
que comía los bichos de la galería

venían en verano
los bichos enfermos de luz
mareados
los sapos verdes
llegaban un poco más tarde
se corría la voz
venían a cenar

esto no es por matar
es por la ciencia
¿lo entienden?

las niñas siempre
quieren ver sangre
aunque asuste un poco

el formol llenó el aire
durmió al sapo
crucificado en la blancura
con alfileres

y a nosotras
un poco

íbamos fascinadas
cristo batracio
rey de los anfibios
jesús nuestro de jugar
cada día

respiraba
con el vientre abierto
la sangre negra
rarísimo de espesa

fuimos aprendiendo
mejor que en los libros

vimos el corazón
latir desde adentro
sus huesitos de cangrejo
y en las tripas
insectos enteros

después matarlo
fue una tontería

la naturaleza
se ofrecía
distante y pálida

nosotras dormimos bien
esa noche
y las siguientes.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada